<
>

Rockets no pierden la confianza a pesar de su racha perdedora

play
Thunder propinan a Rockets su tercera derrota consecutiva (2:09)

Doble-doble de Russell Westbrook y Oklahoma llegó a 19 triunfos en la temporada. (2:09)

HOUSTON – El porcentaje de victorias de los Houston Rockets ha disminuido de manera significativa durante la última semana, pero su confianza sigue intacta.

La preocupación principal de los Rockets tras su tercer derrota consecutiva, la cual llegó inmediatamente después de una racha de 14 victorias al hilo, es recuperar a sus jugadores lesionados.

“Estaremos bien. Eso es todo. Eso es lo que es”, dijo el escolta James Harden tras caer ante el Oklahoma City Thunder por 112-107 el lunes por la noche.

“Algunos jugadores están disputando demasiados minutos, nuestra defensa no está siendo consistente, y no estamos encestando tantos tiros como los que necesitamos. Vamos a estar bien. Esto es parte de ello. Solamente debemos perseverar. Es una temporada larga”.

Chris Paul se ha perdido los últimos dos partidos por una contractura en su aductor izquierdo, y los Rockets esperan que él pueda disputar uno de los dos compromisos venideros en dos días contra los Boston Celtics y Washington Wizards.

Luc Mbah a Moute, un suplente clave, se ha visto marginado desde el 13 de diciembre por un hombro derecho dislocado y se podría perder otras dos semanas. El pivot Clint Capela regresó este lunes tras perderse tres de los cuatro partidos anteriores por una molestia en el talón izquierdo.

Houston ha perdido apenas uno de los 16 encuentros en los que contó con Paul, cuya vuelta tras un mes entero de inactividad debido a una lesión en su rodilla izquierda encendió la extensa racha ganadora de los Rockets.

Los Rockets (25-7) han caído al segundo lugar de la Conferencia Oeste, un juego por detrás de los Golden State Warriors.

Su entrenador Mike D'Antoni declaró que “no tiene duda alguna” de que los Rockets volverán a ser un equipo de élite en un futuro cercano, aludiendo a lo mucho que

Houston ha extrañado a Paul, quien se retiró del partido de la semana pasada contra los Los Angeles Lakers en el último cuarto. Ahí comenzó la racha perdedora.

“No me cabe duda alguna”, dijo D’Antoni. “Nosotros evitamos que el rival anote seis o siete veces seguidas en el último cuarto y no pudimos anotar. Anotamos 19 [puntos] en el último cuarto porque James se sentó en la banca por cinco o seis minutos. Contamos con una solución para eso. No, no tengo duda alguna”.

Los Rockets en realidad consideraron a su actuación del lunes por la noche como un paso en la dirección indicada. Sus falencias defensivas siguen ahí -- Houston ha permitido 119.6 puntos cada 100 posesiones durante su racha perdedora, un aumento drástico para un equipo que hace poco contaba con una de las cinco defensas más eficaces.

Sin embargo, los Rockets creen que su esfuerzo se ha incrementado bastante durante sus dos juegos más recientes y que el trio estelar de Russell Westbrook, Paul George y Carmelo Anthony propulsaron a Oklahoma City a contar con un 54.4 por ciento de efectividad en tiros de campo.

“Un paso atrás de donde necesitamos estar”, dijo Harden, quien contó con 29 puntos, ocho rebotes y 14 asistencias. “Nosotros jugamos con más intensidad y competimos a un alto nivel. Otórgales el crédito que se merecen. Ellos encestaron tiros, especialmente sobre el final. Nosotros simplemente debemos mejorar y prepararnos para otro partido

“Debemos ser resistentes. Eso es lo único que uno puede decir. Hay que seguir dando pelea, jugar en equipo, y ya verás cómo las cosas cambiarán”.

Los Rockets vapuleaban a sus rivales con Paul como líder de la segunda ola de jugadores durante la racha ganadora. Ahora que Paul y Mbah a Moute no pueden jugar, la productividad de la banca se ha desplomado en Houston.

Los suplentes de los Rockets anotaron apenas ocho puntos entre todos este lunes. el base Briante Weber, quien está con un contrato de ida y vuelta, no anotó en 18 minutos de acción. Sin embargo, los Rockets no estaban devastados por perder un partido cerrado en Oklahoma City contra un rival que ha ganado 11 de 14, incluyendo cinco consecutivos.

"Paul George y Melo y Westbrook no son malos," dijo D'Antoni, sonriendo ante su declaración obvia.

“Cuando ellos juegan así de bien, nosotros debemos compensar por ello en otras facetas. Y esa otra manera está vestida de civil. No me parece que sea difícil de explicar”.