<
>

James Harden explota de la bronca ante la actuación de los referís

play
Dos faltas consecutivas de James Harden negaron victoria de Houston (0:25)

Los Rockets ganaban por tres puntos con posesión de balón a falta de siete segundos para el final. Pero Harden cometió par de infracciones ofensivas que le dieron a los Celtics la posibilidad de voltear el marcador que terminaron ganando por un punto. (0:25)

BOSTON – James Harden, jugador estelar de los Houston Rockets, despotricó contra los dos árbitros que cobraron dos faltas ofensivas críticas en su contra durante los últimos 7.3 segundos de la derrota del jueves por la noche contra los Boston Celtics.

El tercer referí a cargo del partido, Mark Lindsay, se lesionó la espalda durante el precalentamiento previo al partido. Eso dejó a solo dos referís a cargo del choque entre dos de los mejores equipos de la liga.

“Bueno, primero que nada, yo me pregunto cómo puede ser que cuentes con apenas dos referís en un juego televisado nacionalmente. Esa es la primer pregunta”, dijo Harden, cuya falta ofensiva inicial permitió que Boston posteriormente tome la delantera por primera y única vez en el partido cuando quedaban 3.7 segundos por jugar. La segunda evitó que Houston intente un tiro agónico después de que Boston remontó una desventaja de 26 puntos para prevalecer por 99-98 en el TD Garden.

Jayson Tatum había acercado a Boston a un punto de distancia con su volcada cuando quedaban 7.3 segundos por jugar, y Harden generó su primera falta ofensiva cuando Marcus Smart cayó al piso para prevenir que él se libere al recibir el pase.

“Muchos agarrones, mucha lucha”, dijo Harden. “O sea, ¿cómo se supone que yo debo desmarcarme? Les pregunto, con dos brazos amarrados a mi cuerpo entero”.

Harden agregó: “Pero como ya dije anteriormente, simplemente es duro. No puedes contar con dos referís en un partido profesional. Hubieron muchas faltas no cobradas, y eso cambió la dinámica del partido”.

Los árbitros también generaron bronca constante de parte de la banca y la afición de Boston. Brad Stevens, entrenador de los Celtics, incurrió una falta técnica poco usual para él al mismo tiempo que Marcus Morris por protestar una falta cobrada contra Boston cuando ellos intentaban remontar.

Kyrie Irving dijo que los referís tenían un trabajo difícil en esa situación.

“Somos 10 atletas en la cancha al mismo tiempo. Mucho espacio. [Dos referís] van a marcar la diferencia”, dijo Irving, quien no podía acordarse sobre si alguna vez jugó con dos referís en su carrera.

“Para eso tenemos tres. Ambos equipos tuvieron que jugar bajo esas condiciones, y a veces eso los favoreció a ellos, a veces a nosotros. La mejor manera de combatirlo es ajustarse a ello, y yo pienso que ambos equipos hicieron un gran trabajo de ello.

“Obviamente, ambos equipos desean que algunas faltas hubieran sido cobradas de otra manera, pero el contar con apenas dos referís no cambió las cosas. Cuando los vi a ambos en la mitad de cancha [antes del partido] les pregunté ‘¿Acaso son solo ustedes dos esta noche?’ y ellos respondieron ‘Alguien se lesionó’, y yo les pregunté ‘Donde está el suplente?’ Era una pregunta legítima. Yo les pregunté dónde estaba el suplente ya que yo pensaba que usualmente habían cuatro referís. Uno como suplente o uno que esté viendo el partido desde el vestuario o algo así. No conozco la dinámica”.

“Pero una vez que el referí se lesionó, yo pregunté ‘¿Ambos de ustedes van a dirigir hoy? Bueno, nos ajustaremos a ello’. Y les dije a mis compañeros que se aprovechen de que solo habrían dos referís”.

Harden también elogió a Boston por ejecutar la remontada más extensa de la temporada.

“Ellos son un buen equipo. Ellos van a intentar remontar, especialmente de locales”, dijo Harden. “Nosotros simplemente no ejecutamos cuando teníamos que hacerlo”.

Sin embargo, Harden no podia ocultar su bronca: “Luego tú ves puntos de contraataque, balones perdidos, faltas no cobradas, lo que se te ocurra. Pero este es un partido de profesionales ante una audiencia nacional. No puede suceder”.

Cuando le volvieron a preguntar sobre las faltas ofensivas cobradas contra él, Harden respondió, “Cierto, sí, lo sé” y se marchó.

Jeff Goodman y Stefano Fusaro de ESPN contribuyeron a esta nota.