LeBron James: Le debo a mis compañeros terminar la campaña en Cleveland

play
Jonathon Simmons lidera remontada de Magic sobre Cavs (1:53)

El alero anotó 22 de sus 34 puntos en el tercer cuarto, para fijar una marca personal. (1:53)

ORLANDO -- Luego de otra desalentadora derrota de los Cleveland Cavaliers, ahora por 116-98 a manos de un Orlando Magic que está empatado con la peor marca en la Conferencia del Este, LeBron James indicó que no anulará su cláusula de no-cambio de cara al límite de canjes el jueves a las 3 p.m.

“Estoy aquí a largo plazo”, dijo James. Estoy aquí ahora, para esta temporada, para intentar encontrar la forma de competir. No podría dejar de confiar en mis compañeros de esa forma. No podría hacer algo así. Simplemente no podría.

“Dejamos demasiado en cada juego; nos preparamos. Ganemos, perdamos o empatemos, al final del día, todos somos hermanos y lo entendemos. Le debo a mis compañeros terminar la temporada sin importar cómo concluya. Nunca anularía mi cláusula de no-cambio”, agregó.

Ya sea que la declaración de James sea la de un capitán que se hundirá con el barco o la de un jugador de cartas que se mantiene inmóvil hasta que su suerte cambia es algo que está por verse.

Cleveland anotó 43 puntos en el primer cuarto del duelo ante Orlando y tuvo ventaja de hasta 21 unidades antes de colapsar en la segunda mitad, en la que fueron vencidos 41-22 en el tercer cuarto y 24-9 en el último.

De acuerdo a Elias Sports Bureau, es apenas la tercera vez en las últimas 10 campañas que un equipo registró un cuarto de 40 puntos y otro con menos de 10 unidades en el mismo juego. La derrota por 18 puntos fue la más amplia en la Era del Reloj de Tiro (desde la temporada 1954-55) por un equipo que tuvo ventaja de 15 puntos al descanso ante otro que estaba al menos 20 juegos por debajo de mara de .500.

“Fue un nuevo punto bajo esta noche”, dijo un jugador de los Cavs a ESPN.

James terminó como líder de los Cavaliers en puntos (25), rebotes (10) y agregó cinco asistencas con seis robos de balón, pero no registró rebotes ni asistencias en los 14 minutos que jugó en el segundo medio.

La última vez que James se fue en blanco en la segunda mitad de un juego fue en marzo 19 de 2016 ante el Miami Heat, cuando jugó ocho minutos.

James no fue el único que vio disminuida su producción conforme avanzó el juego. El trío de Isaiah Thomas, Derrick Rose y JR Smith se combinó para cero de 17 (cero de siete en tiros de tres) luego de primer cuarto.