<
>

Draymond Green airado con respecto a las faltas técnicas y su 'diente costoso'

play
Tapón de Draymond Green 'paraliza' a Wesley Matthews (0:15)

Mavs vs. Warriors. Alertas NBA. (0:15)

OAKLAND, California - Luego que los Golden State Warriors vencieron a los Dallas Mavericks 121-103 en la tarde del jueves, el alero Draymond Green expresó su frustración con el tratamiento que ha recibido por parte de los árbitros.

"Sí, no sé qué hacer tras haber llegado a este punto", dijo. "Realmente no importa si yo estoy de acuerdo o no. No tengo poder en esta situación. Sí, no sé qué hacer tras haber llegado a este punto. Es lo que es".

El jugador designado en tres ocasiones como All-Star fue sancionado con su falta técnica número 14 de esta temporada (cifra más alta en la NBA) luego de cuatro minutos del inicio del segundo periodo. Green intentó encestar, encontrándose sobre el base suplente de los Mavericks Yogi Ferrell, y en su ímpetu, se encontró debajo de la cesta. El balón bajó y salió disparado del hombro derecho de Green, saliendo así de la cancha. El árbitro Tre Maddox inmediatamente le dio a los Warriors una advertencia con respecto a demorar el partido. Un asombrado Green estaba cerca de la mitad de la cancha con sus brazos estirados, explicándole al oficial que el balón había golpeado su hombro.

Antes de regresar a su posición defensiva, Green decidió no seguir prestándole atención. Por ende, Maddox le sentenció con la falta técnica.

"Cuando tratas de encestar y te encuentras justamente debajo del aro, probablemente el balón te va a pegar", dijo Green en su desahogo producido durante unas extensas declaraciones post partido. "Es igual que en la física. Mi cuerpo es un ente sólido. Nada va a atravesarme. Esto no es un juego de video. Quizás eso funcione en el juego de (NBA) 2K en el cual el balón deslizará por mi cuerpo, pero eso no ocurrirá en la vida real. Entonces, me va a golpear, y cuando lo haga, por causa de la gravedad o lo que sea... No soy científico, pero ustedes me entienden. Va a ir hacia el otro lado. Así funcionan las cosas en la vida real".

El gerente general de los Warriors Bob Myers se dirigió al equipo durante su práctica matutina, urgiendo a los jugadores a limitar sus montos de faltas técnicas y concentrarse en jugar al baloncesto. Colectivamente, los Warriors son el segundo equipo con mayor cantidad de faltas técnicas esta temporada con 39, una menos que el Oklahoma City Thunder.

Green terminó el partido con 12 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias y 2 bloqueos en 32 minutos; sin embargo, decidió asumir con humor su cifra de 4-17 en encestes de la noche.

"Quizás debí haber fallado en esa bandeja como lo hice con el resto, entonces no me habría golpeado el balón y no hubiese sido advertido por demorar el partido; no se me habría dicho que lancé un puño al aire y que por eso se me cantó una falta técnica", prosiguió Green. "Pues sí, no lo sé. Trataré de fallar más bandejas. Fallé muchísimas esta noche. Pues funcionó. No me impartieron otra falta técnica. Ese es mi objetivo. Fallar más bandejas, que el balón no me golpee y no lanzar el balón hacia el aire, porque aún estoy tratando de entender cómo golpeé el balón para mandarlo hacia el aire".

Previamente ese día, Green fue multado por $50,000 debido a haber utilizado lenguaje ofensivo e inapropiado al dirigirse a un árbitro durante la derrota por 125-105 ante el Thunder. La árbitra Lauren Holtkamp le impartió falta técnica en dicho cotejo luego que el alero siguiera hablándole acercándose demasiado a su rostro. Green se estaba quejando sobre una falta que no se cantó, la cual terminó con el alero sangrando por la extracción violenta de un diente producto de la acción.

"Esto del diente definitivamente es algo que no puedo controlar. Tuve que pagar $500 para que me lo arreglaran", afirmó. "Vean, mi seguro no cubrió $500 por dicha situación. Eso molesta mucho. Me multaron por $50,000 por haber recibido un golpe en mi dentadura. También es muy molesto. Entonces, me costó $50,500 el que me golpearan en los dientes. Grandioso. Asombroso. Ese es un diente muy costoso. Me hubiese puesto un diente falso por menos dinero".

Debido a la acumulación de faltas técnicas, Green ha recibido multas que totalizan $153,000 esta temporada. Ha sido sumamente vehemente con respecto a su rechazo hacia algunos árbitros en la liga, llegando al punto de afirmar a la Web The Athletic que la NBA debería contratar "un grupo totalmente nuevo" de réferis. Al preguntársele si lo ocurrido en la noche del martes es otro ejemplo de la creciente tensión entre árbitros y jugadores, Green fue fiel a su estilo.

"Probablemente, pero así son las cosas", respondió Green. "Realmente no me importa el tema de la comunicación entre jugadores y árbitros. En un tema más positivo, les digo que mi hijo caminó del estacionamiento a la sala infantil hoy, y esa es una caminata bastante larga. Empezó a llorar varias veces, y le dije: 'Anda, hombre. Tu dominas esto'. Y así lo hizo, lo cual fue asombroso. Entre el hecho de haber recibido una multa por $50,000 tras haber sido golpeado en los dientes y ser sancionado con una falta técnica por haber golpeado un balón hacia el aire, mi hijo ha caminado la mayor distancia de su vida, y eso es algo sumamente increíble".