Charles Oakley llama 'acosador' a dueño de Knicks por incidente con aficionado

La ex estrella de los New York Knicks, Charles Oakley, llamó al dueño del equipo, James Dolan, un “acosador” por amenazar a los aficionados con prohibirles la entrada al Madison Square Garden (MSG).

Oakley dijo que Dolan se equivocó al responderle a un aficionado que le dijo que vendiera al equipo durante una derrota en el MSG.

Oakley sabe lo que es ser expulsado del Garden, no sólo por los árbitros. Sus críticas al equipo y a la directiva han afectado su relación con el club, la cual llegó a su punto más bajo en 2017, cuando el ex jugador fue arrestado tras un altercado con la seguridad del lugar, luego de que le dijeron que dejara su lugar en la arena, el cual estaba cerca del asiento de Dolan.

Oakley fue absuelto del cargo menor de agresión el año pasado.

“(Dolan) sólo intenta acosar a todos y eso no tiene sentido”, dijo Oakley a la agencia AP el lunes.

Oakley se molestó por la reacción de Dolan tras la derrota de New York el sábado y de que un aficionado le gritara “¡Vende al equipo!”.

“¿Realmente crees que debo vender al equipo?”, respondió Dolan en un video publicado por TMZ. El propietario le preguntó al aficionado si deseaba asistir a más juegos, luego le dijo “grosero” y agregó, “Disfruta viendo los juegos en TV”.

Dolan llamó a seguridad, aunque no está claro si el aficionado realmente tiene prohibida la entrada a los juegos de los Knicks.

“Nuestra política es y seguirá siendo que si eres irrespetuoso a quien sea en nuestras instalaciones, te pediremos no volver”, dijo laMadison Square Garden Company en un comunicado.

Oakley no aceptó la reacción de Dolan.

“Sólo se dedica a acosar a la gente porque tiene dinero y poder”, acusó el ex jugador.

Oakley, de 55 años, jugó con los Knicks de 1988 a 1998 y ayudó al equipo a llegar a las Finales de la NBA. Durante años asistió a algunos juegos con boletos comprados por él mismo, porque no era ya invitado a funciones oficiales de la franquicia, pero su relación con el club ya estaba descompuesta incluso antes del altercado de 2017, en el que golpeó a un guardia de seguridad en el rostro y empujó a otro antes de ser sacado a rastras de las gradas y esposado.

Dolan levantó la sanción a Barkley para asistir a juegos en el MSG poco después de una reunión con Oakley y el comisionado de la NBA, Adam Silver. Oakley dijo que nada se arregló en esa reunión.

Incluso, Oakley ha señalado que hay pocas razones para reconciliarse con Dolan.

¿Por qué querría reconciliarme con alguien que hizo que me sacaran arrastrando del Garden sin razón?”, cuestionó Oakley el lunes. “¿Por qué querría una relación con él? Le dije que no estaba contento con eso”.

Los Knicks tienen marca de 13-54, están en el último lugar de la Conferencia del Este y han sido uno de los peores equipos en la NBA los últimos 20 años.