Previa de temporada baja Este LN: ¿Podrá Washington firmar a Bryce Harper?

A Bryce Harper le queda un año de contrato con los Nacionales y luego golpeará la agencia libre a menos que Washington le haga una oferta que no pueda rechazar. Patrick Smith/Getty Images

Con la agencia libre a punto de desencadenarse en las Grandes Ligas, eso significa que la recién iniciada temporada baja acelerará su ritmo. ¿Cuáles son las grandes interrogantes que tienen que enfrentar los 30 equipos?

Nacionales de Washington: ¿Podrán firmar a Bryce Harper?

Récord 2017: 97-65
Probabilidades de llegar a Serie Mundial 2018: 7-1

Los Nacionales están en mejor posición en esta temporada baja que la mayoría de los equipos de las Mayores. Cuatro quintas partes de su rotación están ya aseguradas, incluyendo dos finalistas al Premio Cy Young (Max Scherzer y Stephen Strasburg). Las piezas más importantes del bullpen permanecen con ellos (Sean Doolitte, Ryan Madson). Con la excepción del jardín izquierdo, posición en la cual Adam Eaton muy probablemente asumirá roles tras regresar de su lesión en la rodilla a fin de reemplazar al agente libre Jayson Werth, la alineación que fue en piloto automático a otro título en el Este de la Liga Nacional está completamente intacta.

Entonces, ¿qué deberá hacer el Gerente General Mike Rizzo este invierno? Asegurar a Bryce Harper. O al menos intentarlo. Harper se convertiría en agente libre tras la conclusión de la temporada 2018. Dado el caso que: (a) está en su año de partida, (b) es cliente de Scott Boras y (c) está sentado literalmente en una pila de dinero, las probabilidades que Harper, de 25 años, acuerde una extensión contractual a largo plazo son casi nulas.

Aun así, Rizzo y los Nacionales debe intentarlo, y así lo harán. No por nada, Strasburg (también cliente de Boras) firmó una extensión por $175 millones en mayo de 2016, seis meses antes de convertirse en agente libre. Cualquier cosa es posible. -- Eddie Matz

Marlins de Miami: ¿A quién cambiarán?

Récord 2017: 77-85
Probabilidades de llegar a Serie Mundial 2018: 80-1

El nombre más relevante en Miami es, obviamente, Giancarlo Stanton. No obstante, los informes desde Florida dicen que los nuevos propietarios de los Marlins quieren disminuir su nómina desde los $115 millones hasta llegar a $90 millones, lo cual significa que Dee Gordon y Martín Prado están igualmente disponibles para ser negociados. Los tres ganarán un total de $49.3 millones en 2018. Eso es lo que ocurre cuando aún se le debe a Wei-Yin Chen $30 millones durante las próximas dos temporadas.

¿Se cambiará a Stanton? Su contrato ha sido materia de amplia discusión. Ganará $25, $26 y $26 millones durante las próximas tres temporadas, y tiene una cláusula de salida luego de 2020. También cuenta con protección total para vetar canjes, por ende, si desea regresar a California (Stanton es oriundo del área de Los Ángeles), eso limita los posibles negociantes con los Marlins. Sin la cláusula de rescisión, el contrato de Stanton le garantiza $295 millones hasta 2027. Significa que cualquier cambio que involucre a Stanton será difícil: Dado el tamaño de su contrato y la historia de lesiones de Stanton previa a 2017, los Marlins no pueden esperar que un equipo decida asumir la totalidad de ese contrato y entregarles una tonelada de prospectos a cambio.

No hay certeza tampoco con respecto a los planes que tienen Bruce Sherman y Derek Jeter para los Marlins en el futuro inmediato. Si desean realmente poner todo de cabeza y empezar de cero, tendrán que considerar negociar a Marcell Ozuna, quien acaba de terminar una temporada monstruosa y tiene dos años antes de declararse agente libre. Si están tratando de ganar partidos con una nómina de $90 millones sin Stanton presente, pues, buena suerte. -- David Schoenfield

Bravos de Atlanta: ¿Quiénes jugarán en las esquinas?

Récord 2017: 72-90
Probabilidades de llegar a Serie Mundial 2018: 50-1

Los Bravos necesitan pasar toda la temporada baja husmeando el mercado en busca de jugadores de las esquinas.

Pero, primero y principal, necesitan decidir quién será la persona a cargo de la oficina desocupada por John Coppolella, el ex gerente general quien renunció el mes pasado tras una investigación conducida por Major League Baseball con respecto a los movimientos de Atlanta en el mercado internacional. Sin importar quién sea el sustituto de Coppolella tras la conclusión de una situación aún en desarrollo (El gerente general de los Reales, Dayton Moore, el asistente del gerente general de los Nacionales, Doug Harris, y el ejecutivo de los Azulejos, Ben Cherington, han sido mencionados todos como candidatos, hay mucha labor aún pendiente.

Con la excepción de la primera base, los Bravos podrían usar ciertas mejorías en el resto de las posiciones en las esquinas. El novato Johan Camargo fue una sorpresa agradable en la tercera base, pero se perfila más como utility del cuadro, dejando a Atlanta como posible contendor por los servicios de agentes libres de alto nivel tales como Mike Moustakas y Todd Frazier.

Los puestos en las esquinas de los jardines también son grandes interrogantes en Atlanta. Ronald Acuna, quien ascendió vertiginosamente tres niveles la pasada temporada y es actualmente el quinto mejor prospecto del béisbol, podría escoltar al jardinero central Ender Inciarte bien a la izquierda o la derecha en el Día Inaugural. A menos que los Bravos piensen pagar un salario que ronde las decenas de millones de dólares a un jugador del banco, necesitarán dejar ir al patrullero izquierdo Matt Kemp o al jardinero derecho Nick Markakis antes de ello. Kemp ha tenido dificultades manteniéndose saludable y en forma la temporada pasada, y eso se muestra: Su cifra de menos-17 en carreras salvadas es el peor entre todos los jardineros izquierdos. Encontrar un equipo que esté dispuesto a asumir así sea una parte del salario inflado de Kemp (que ganará $43.5 millones durante los próximos dos años) no será fácil. En otras palabras, cuando se trata del contrato de Kemp, los Bravos parecen haber quedado arrinconados. -- Matz

Mets de Nueva York: ¿Cómo hacer que la rotación abridora pueda cumplir con sus expectativas del pasado?

Récord 2017: 70-92
Probabilidades que lleguen a Serie Mundial 2018: 20-1

El primer punto en la lista de cosas pendientes para Sandy Alderson y Mickey Callaway esta temporada baja es entender cómo la rotación abridora de los Mets puede regresar a nivel de élite. Los pitchers de los Mets terminaron con efectividad de 5.14 en 2017, muy cerca del 5.19 mostrado por los abridores de aquel equipo que perdió 120 juegos en 1962.

Desde la perspectiva macro, eso significa entender cómo reducir los promedios de carreras limpias permitidas (una defensiva ubicada en el último puesto en carreras atribuidas a la defensiva no ayuda en esto), reducir las lesiones y restaurar la confianza.

En nivel micro, entre las cosas a hacer están el disminuir la cifra de cuadrangulares tolerados por Jacob deGrom, la cual ha subido de forma vertiginosa, entender como Matt Harvey puede brillar con una recta a 92 millas por hora y recobrar su control, que parece haberse perdido después de habérsele practicado cirugía torácica, lo cual llevó a un promedio por su parte de casi cinco boletos otorgados por cada 9 innings, y asegurarse que Noah Syndergaard madure en su toma de decisiones (lo que quiere decir, que no rechace someterse a resonancias magnéticas). También ayudaría que Steven Matz mantenga la salud para así llegar a su primera temporada de 25 aperturas.

Los Mets dispusieron de mucho dinero y ahora contarán con caras nuevas en puestos clave. Pero, a fin que los Mets jueguen béisbol que valga la pena a finales de temporada, resolver los problemas en su pitcheo deberá ser su principal prioridad. -- Mark Simon

Filis de Filadelfia: ¿Buscarán pitcheo en el mercado?

Récord 2017: 66-96
Probabilidades que llegue a Serie Mundial 2018: 80-1

Los Filis tienen razón de sentirse alentados tras haber tenido marca de 16-13 en las postrimerías de la temporada y así evitar la vergüenza de las 100 derrotas. El primera base novato Rhys Hoskins conectó 18 jonrones en 50 partidos, y forma parte, junto a Odúbel Herrera, Aaron Altherr, Nick Williams, el prospecto segunda base Scott Kingery y otros que le brindan a los Filis un núcleo prometedor de jóvenes peloteros de posición.

Sin embargo, eso no significará mucho si los Filis no resuelven sus problemas con el pitcheo. Los lanzadores abridores en Filadelfia están en el puesto 21 en las Mayores en efectividad, y los 10 abridores con nombres distintos a Aaron Nola tienen efectividad combinada de 5.10 y WHIP de 1.44. Jerad Eickhoff dio un paso atrás en 2017, y Nick Pivetta, Ben Lively, Jake Thompson, Mark Leiter Jr, deben demostrar que son más que hombres dignos de estar en los puestos finales de la rotación.

Antes de haber sido ascendido a la gerencia, el exmánager Pete Mackanin dijo que el equipo requiere de un "estabilizador" veterano en los primeros puestos de la rotación. Sin embargo, el presidente de operaciones de béisbol Andy MacPhail indicó que probablemente los Filis no estarán optando por los más cotizados dentro del mercado de agencia libre este invierno. Probablemente, esto signifique que no buscarán a Jake Arrieta, sin embargo, Lance Lynn y Alex Cobb están presentes como opciones a precios más razonables. ¿Tratarán los Filis de ir a ese nivel? No pueden darse el lujo de quedarse tranquilos si quieren dar un paso adelante en el Este de la Liga Nacional en 2018. -- Jerry Crasnick