Jorge Posada y su esposa Laura brindan ayuda a Puerto Rico tras el Huracán María

Jorge y Laura Posada ayudan a la reconstrucción de Puerto Rico tras el paso del Huracán María. Cortesía Jorge y Laura Posada

El Huracán María azotó Puerto Rico a finales de septiembre con una fuerza sin precedentes. La tormenta Categoría 5 quedó en la historia como la más fuerte en golpear a la isla en 85 años. Familias fueron desplazadas, negocios destruidos y hogares reducidos a añicos.

Desde el momento en el cual la tormenta tocó tierra, la leyenda del béisbol Jorge Posada y su esposa, Laura, han asumido la misión de ayudar a la recuperación de su patria.

“Supimos inmediatamente que teníamos que hacer algo”, afirmó Jorge, quien jugó durante 17 temporadas con los Yankees de Nueva York. La pareja inició un fondo para ayudar a Puerto Rico y ahora consideran el recaudar dinero para la isla como su empleo a tiempo completo.

Al momento de publicar esta nota, la Fundación de la Familia Posada para el apoyo a Puerto Rico tras el Huracán (Posadas’ Puerto Rico Hurricane Relief Foundation) ha recaudado más de $500,000 en efectivo y enseres, los cuales son distribuidos constantemente por toda la isla. Su mayor recaudación fue a finales de octubre, cuando pudieron llenar un avión de FedEx, donado generosamente por la compañía de encomiendas, a fin de entregar más de 162,000 libras de carga, la cual incluyó agua, alimentos y pañales.

“Jorge hizo el primer viaje a Puerto Rico. Se convirtió en nuestros ojos en el terreno. Pudo evaluar la situación y comunicar lo que realmente se necesitaba”, expresó Laura.

Sin embargo, agua y alimentos no eran las únicas necesidades. El padre de Laura, paciente diabético quien vive en San Juan y regularmente debe usar insulina, sirvió como otro llamado a la acción. Muchos residentes de la ínsula no podían recibir la atención médica necesaria, y los esposos Posada querían dar una mano.

“(Jorge y yo) transportamos 200 pacientes de Puerto Rico a Miami para su tratamiento. Queríamos asegurarnos que la gente que necesitaba diálisis, quimioterapia o sufren otras condiciones críticas pudieran recibir los cuidados necesarios”, agregó Laura.

Los Posada procedieron a donar $10,000 en equipos médicos al Baptist Hospital of Miami y mediante la sociedad están enviando productos médicos esenciales a Puerto Rico.

Igualmente, hicieron contacto con su red personal de contactos y consiguieron apoyo por parte de otros atletas profesionales y notables mediante una jornada benéfica celebrada en el Hunt & Fish Club en la ciudad de Nueva York en noviembre. El ex jardinero central de los Yankees, Bernabé Williams, el actual Bombardero del Bronx, CC Sabathia, y otros peloteros se encontraban entre los asistentes. Esa noche pudieron recaudar otros $200,000 mediante sus esfuerzos.

“Esperamos que la gente nos siga apoyando”, dijo Jorge. “La gente no puede olvidar que Puerto Rico se mantiene en estado de necesidad”.

De acuerdo al Gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, la reconstrucción de Puerto Rico costará $94 billones. Por eso los Posada siguen su cruzada.

A principios de diciembre, se asociaron con el Acqualina Resort & Spa, un hotel de lujo ubicado en Miami. La hostelería acordó donar muebles y electrodomésticos de 125 unidades que están en remodelación. Los ítems serán entregados en la isla y a aquellos en Miami que evacuaron Puerto Rico. Derek Jeter, ex compañero de equipo de Jorge y su fundación caritativa Turn 2 Foundation se comprometieron a supervisar la entrega de los productos a principios de 2018.

“Vamos a entregar refrigeradores, lavadoras, secadoras, camas, colchones y hasta cafeteras a aquellos que lo perdieron todo”, dijo Laura.

Ante la proximidad de las fiestas de Navidad, los Posada también tienen a los niños de Puerto Rico en mente. “Queremos entregar juguetes en el día de Reyes, el 6 de enero. Es una fiesta importante para los niños locales”, prosiguió Laura. Y mediante una asociación con el fabricante de juguetes Wicked Cool Toys, basado en Pensilvania, enviarán 30 paletas de regalos a la isla.

Todos los esfuerzos efectuados por la fundación de ayuda tras el huracán de los Posada son cubiertos en 100 por ciento por donativos. La pareja personalmente cubre todos los gastos administrativos y no reciben compensación por su trabajo.

“Allí nacimos y nos criamos”, indicó Jorge. “Le debemos esto a nuestra isla”.