¿Será Stanton y Judge el dúo más prolífico de todos los tiempos?

play
Giancarlo Stanton: 'Quiero hacer mejor a los Yankees' (1:33)

El slugger cree que los 'Bombarderos' ya tenían un buen equipo antes de su llegada y confía en sus habilidades para aportarles, en pos de un nuevo título de Serie Mundial. (1:33)

Cuando se cuadra un gran cambio en las Grandes Ligas, las mentes de todos se inundan con un millón de preguntas. El megacambio hecho el sábado, que envió a Giancarlo Stanton de los Marlins de Miami a los Yankees de Nueva York levantó cerca de 295 millones de ellas.

He aquí un par de ellas: ¿Cómo será la descripción del narrador radial de los Yankees John Sterling para los cuadrangulares de Stanton? ¿Deben los Marlins, como franquicia, ser cambiados a Triple A por, digamos, los Gwinnett Stripers y ser renombrados como los Minnows? ¿Siguen siendo tan 'adorables' los Yankees como lo fueron en la pasada temporada? ¿Qué pensaría Bowie Kuhn, en 1976, sobre todo esto, dado el hecho que esto se trata de un equipo comprando a un jugador estelar de otro equipo?

Hay mucho tiempo para responder estas y muchas otras preguntas, porque la posibilidad es que, Stanton va a estar en Nueva York por un tiempo bien largo. El dueño Hal Steinbrenner quizás quiera sacarle algún tipo de seguro a su estadio porque al tener a Stanton jugando junto a Aaron Judge, podría ocurrir mucho daño al área de los jardines del Yankee Stadium en los siguientes años. De acuerdo a ESPN Datos, la pasada temporada, Judge y Stanton se combinaron para lograr 47 pelotas bateadas con una velocidad de salida de 115 mph o más. El resto del béisbol se combinó para lograr 39 cohetes como esos.

El espectáculo que esperábamos en el Festival de Cuadrangulares en Miami durante el receso del Juego de Estrellas 2017 se llevará a cabo cada noche para los Yankees. La forma obvia de verlo es esta: Los Yankees, quienes tuvieron a Judge con 52 jonrones para liderar la LA, añadieron a Stanton, quien lideró la LN con 59. Ahora mismo, parecería que el record de cuadrangualares de todos los tiempos para un equipo -- 264 por los Marineros de Seattle de 1997-está en serio peligro, quizás anualmente. Nueva York líderó las mayores con 241 vuelacercas la pasada temporada, la 16ª mayor cantidad para un equipo en la historia del béisbol.

Sin embargo, el equipo que llegó en el puesto 17 en esa lista de todos los tiempos podría ser el más importante: los Yankees de 1961. Ese equipo conectó 240 bambinazos, 115 de ellos solamente entre Roger Maris (61) y Mickey Mantle (54). Ese es el record para una pareja de compañeros en una temporada y la única vez que dos jugadores del mismo equipo sobrepasaron los 50 jonrones en la misma campaña. Ese es el tipo de expectativa que enfrentarán Stanton y Judge, juntos, en el escenario más intenso del béisbol. Ya sea que les guste o no los Yankees, esto promete ser una diversión sin fin. Si algo, los Yankees serán el único equipo en todo el béisbol que podría tener una ofensiva así de poderosa.

La dupla Stanton-Judge se encuentra entre las mejores compañías por su potencial de batazos largos:

Si Stanton y Judge hubiesen conectado sus 111 jonrones en el 2017 para los Yankees, habría sido la segunda mayor cantidad para una pareja en la historia del béisbol y apenas la quinta en sobrepasar el centenar de batazos. Stanton y su ahora ex compañero en los Marlins Marcell Ozuna se combinaron para pegar 96 cuadrangulares la pasada temporada, igualando con Ken Griffey Jr. y Jay Buhner de los Marineros en 1997 con la séptima mejor cantidad en general. OK, ahora que sabemos quiénes son los primeros cinco y el No. 7, les daremos también el No. 6: Griffey y Alex Rodríguez se combinaron para 98 jonrones para los Marineros en 1998.

La comparación de Griffey-Rodríguez podría ser la que más aplique aquí debido a la edad. Evaluemos estas parejas poderosas y sus edades combinadas cuando llegaron al tope de esta lista:

Maris (26), Mantle (29): 55 años

Bonds (36), Aurilia (29): 65 años

Ruth (32), Gehrig (24): 56 años

Rodríguez (26), Palmeiro (37): 63 años

Rodríguez (25), Palmeiro (36): 61 años

Griffey (28), Rodríguez (22): 50 años

Stanton (27), Ozuna (26): 53 años

Griffey (27), Buhner (32): 59 años

En edad oficial del béisbol, Stanton tendrá 28 años la siguiente campaña y Judge 26. Esa es una edad combinada de 54 años que sugiere que ellos deberán estar en el pico de su producción al menos en los primeros años de su sociedad. Eso provoca bastante temor, pero consideren además esto: De acuerdo a los factores de estadios de tres años en el Manual 2018 de Bill James, el Yankee Stadium es el estadio más favorable para cuadrangulares en todo el béisbol y apenas el segundo detrás del Citizens Bank Park de Filadelfia como el mejor lugar para los toleteros derechos.

Será interesante ver como mejoran las proyecciones de Stanton cuando se tome en cuenta su traslado del segundo peor estadio para jonrones en el béisbol en Miami al mejor en Nueva York. De acuerdo a las proyecciones de Steamer publicadas en Fangraphs.com, Stanton ya se proyecta como el líder de jonrones en las mayores con 48 vuelacercas. Una proyección de 50 jonrones es, a falta de una mejor descripción, no es improbable.

De todos modos, hay un par de factores atenuantes que hay que tomar en cuenta. Lo primero es esas proyecciones: Stanton y Judge vienen de lo que muy bien podría considerarse que sea el mayor total de jonrones en su carrera. Esto es algo que hay que considerar: los 59 jonrones de Stanton lo colocaron empatado en el noveno puesto en la lista de todos los tiempos en una temporada, y los 52 de Judge lo ubican en el puesto 28 en esa lista, además de haber roto el record para un novato. Como mencioné, las predicciones de Stanton antes del cambio le daban 48 jonrones, y el mismo sistema le daba 37 a Judge. Seguro, son buenos totales, pero los ubica en la misma clase de Maris-Mantle.

Además, aunque ciertamente el cambio de escenario no debe afectar a Stanton, hay que tener en cuenta que 31 de sus 59 jonrones fueron en Marlins Park. Durante los seis años que Stanton consideró ese estadio como su casa, logró 122 jonrones ahí y 99 en la carretera. Quizás si hubiese estado en el Yankee Stadium todo ese tiempo, esos números serían 180 a 99. Pero es imposible saberlo. Podría ser algo tan simple como que, cuando Stanton conecta la pelota, no importa donde esté jugando. Esa pelota tampoco va a rozar la pared. De hecho, si miramos los lugares donde aterrizaron las pelotas bateadas por Stanton en el 2017 y los trasladamos al Yankee Stadium, no se ve ninguna que pudo haber sido ayudada por el estadio.

La nota final aquí: los 159 partidos que jugó Stanton en 2017 fueron la mayor cantidad en su carrera, mejorando su total por nueve juegos. He aquí los totales de partidos disputados en las cinco temporadas anteriores al 2017: 123, 116, 145, 74, 119. Ciertamente no se puede descartar la posibilidad de que la mala suerte de Stanton con las lesiones se equilibre en varias temporadas. No es como que le cueste mantenerse en forma.

Luego de considerar todos los factores aquí mencionados, es justo decir que nunca hemos visto algo como esto. En términos de poder natural, tamaño físico y fuerza, edad y lugar de juego, virtualmente ningún otro equipo tiene el tipo de potencial de cuadrangulares que los Yankees acaban de concentrar en dos jugadores y será de esa manera al menos por algunos años. No sería nada sorprendente que en una de estas temporada, el dúo Stanton-Judge se convierta en la dupla de cuadrangulares más prolífica en la historia del béisbol.