Sindicato se alarma por merma de gasto de Marlins y Piratas

NUEVA YORK -- Alarmado porque los Marlins de Miami y los Piratas de Pittsburgh han reducido sus nóminas de salario, el sindicato de peloteros tomó el primer paso en intentar de forzar un cambio en el proceder de los equipos.

El sindicato informó que expresó su inquietud ante las Grandes Ligas de que los equipos no invierten lo que reciben en concepto de repartición de ingresos para tener rosters más competitivos. La oficina del comisionado respondió que no está preocupada de que se hayan cometido infracciones.

Ambos clubes se han sumido en reconstrucciones. Los Marlins se han desprendido de Giancarlo Stanton, el líder jonronero de la pasada temporada, Marcell Ozuna, Dee Gordon y Christian Yelich a cambio de prospectos desde que Derek Jeter quedó director ejecutivo del equipo con la compra del equipo en octubre por un consorcio. Y los Piratas transfirieron a sus principales referentes, el jardinero Andrew McCutchen y el lanzador Gerrit Cole.

El convenio laboral establece que ''cada club debe usar sus fondos por repartición de ingresos... en un empeño que mejore su rendimiento en el terreno'' y prohíbe gastar el dinero para cancelar deudas vinculadas a la adquisición de la franquicia y a deuda no relacionada con reforzar el desempeño en el terreno de juego.

''Hemos planteado nuestras inquietudes que se refieren a Miami y Pittsburgh con el comisionado, como es el protocolo bajo el convenio colectivo y sus cláusulas sobre repartición de ingresos'', dijo el portavoz del sindicato Greg Bouris en un comunicado divulgado el viernes. ''Quedamos a la espera de más diálogo, y ello dictará nuestros próximos pasos''.

Miami terminó con una cifra récord del club con una nómina de 117 millones en su roster de 40 jugadores el año pasado, quedando en el 20mo puesto entre los 30 equipos y en alza con respecto a los 81 millones en 2016. Pittsburgh quedó en 96 millones tras fijar un récord del club en gasto de 100 millones en 2016.

''No tenemos preocupaciones sobre el cumplimiento de los Piratas y Marlins sobre las cláusulas en el convenio laboral sobre el uso de lo recibido en la repartición de ingresos'', consignó MLB en una declaración escrita.

Según MLB, los Piratas ''han incrementado su nómina en forma constante los últimos años y al mismo tiempo recibiendo menos a la hora de la repartición de ingresos''. En cuanto a los Marlins, MLB señaló que ''los nuevos dueños compraron un equipo que sufrió fuertes pérdidas económicas en las dos temporadas previas, y que incluso con la repartición de ingresas y una significativa reducción de gastos, el equipo perderá dinero en 2018''.

El presidente de los Piratas, Frank Coonelly, defendió el gasto del equipo. ''Mientras nuestros montos por repartición de ingresos se han reducido durante siete temporadas consecutivos, nuestra nómina de Grandes Ligas se ha duplicado en el mismo periodo'', indicó en un comunicado.

Por su parte, el portavoz de los Marlins, Jason Latimer, declinó dar comentarios.