Elías Díaz intenta explicar felicidad tras rescate de su madre

BRADENTON, Fla. -- Para Elías Díaz fue difícil explicar exactamente lo que pasó por su mente cuando se enteró que su madre había secuestrada.

El catcher de los Piratas de Pittsburgh ciertamente recuerda cómo se sintió cuando fue rescatada.

“Nadie realmente está preparado para algo así”, dijo Díaz el domingo a través de un intérprete. “Fue una situación muy complicada con la cual lidiar, pero cuando supe que la habían encontrado, puedo contar que la felicidad que sentí fue abrumadora.

“Nunca he sentido la clase de felicidad que sentí en el momento en el que ´me dieron la noticia de que mi mamá había sido rescatada”, agregó.

Los Piratas le dieron permiso a Díaz de reportarse después del inicio del campamento de primavera y al llegar, el pelotero de 27 años estaba listo para hablar sobre la pesadilla que su madre, Ana Isabel Soto, vivió en Venezuela.

Soto fue rescatada el 11 de febrero, tres días después de haber sido secuestrada.

“Gracias a Dios, ya está mucho mejor. Está bien y eso es lo importante. Eso es lo que interesa y estamos contentos”, señaló Díaz.

Díaz relató que su mamá estaba afuera de su casa con una amiga cuando fue privada de su libertad y señaló que espera que varios miembros de su familia puedan salir de Venezuela.

“El objetivo es sacarlos de Venezuela. Es un proceso complicado, pero es nuestro objetivo”, dijo.

Díaz, quien jugó 64 partidos con Pittsburgh el año pasado al batear para .223 con 19 carreras remolcadas y 18 anotadas, afirmó estar contento de volver al diamante.

“Me siento como un hombre nuevo. Siento que mi mamá volvió a nacer y yo también”, sentenció Díaz.