José 'Cafecito' Martínez listo para ayudar a los Cardenales donde lo necesiten

El jardinero venezolano José 'Cafecito' Martínez fue una de las pocas sorpresas gratas de los Cardenales de San Luis en el 2017, que por segunda ocasión consecutiva quedaron fuera de la postemporada.

Nacido en La Guaira en 1988, fue firmado originalmente por los Orioles de Baltimore en el 2006, a la edad de 17 años y le tomó una década cumplir el sueño de jugar en Grandes Ligas.

Luego de un largo peregrinaje en las Menores con Baltimore, Medias Blancas de Chicago, Bravos de Atlanta, Reales de Kansas City y los Cardenales, 'Cafecito' Martínez recibió en el 2016 la ansiada llamada a las Mayores.

Tras dejar promedio de .438 en 16 turnos, se ganó un puesto en la primavera del 2017 para comenzar la campaña con el equipo principal de la organización.

Decidido a aprovechar al máximo la oportunidad, Martínez puso una línea ofensiva de .309/.379/.518, con 14 cuadrangulares y 46 carreras impulsadas en 106 partidos.

Defendió las praderas izquierda y derecha y la primera base. Daba lo mismo donde fuera, el caso era salir a jugar y demostrar que llegó para quedarse.

Ahora llega al campo de entrenamientos primaverales más seguro, pero sin dormirse en los laureles.

"El año pasado todo salió bien, gracias a Dios. Puse muchas cosas en su sitio y todo salió positivamente, así que este año vamos a tratar de hacer lo mismo", le contó a ESPN Digital en las instalaciones primaverales de los Pájaros Rojos en Júpiter, Florida.

"La clave es seguir trabajando duro. Yo no estoy para nada confiado en que ya tengo un puesto garantizado en el equipo. Hay que seguir aprendiendo y desarrollando muchas cosas".

"No tengo una meta en cuanto a números. Lo mío es salir cada vez que el equipo me necesite y tratar de poner mi granito de arena para ayudar a ganar juegos".

Martínez se siente optimista con la posibilidad de jugar por primera vez en una postemporada, algo que no consigue San Luis desde el 2015.

"Este equipo del 2018 es muy parecido al del pasado año, sólo que las cosas no nos salieron bien en el 2017, pero hay un gran deseo de todo el grupo de que empiece la temporada para salir a jugar nuestra pelota".

"También llegó (Marcell) Ozuna, que debe aportar mucho en el medio de la alineación. Enseguida que llegó se integró bien al grupo y trae muchos deseos de ganar".

"Y tenemos veteranos como Yadier Molina, Adam Wainwright, que nos dan el ejemplo a los más nuevos, a los que llevamos poco tiempo aquí".

"La división está fuerte, con los Cachorros. Han tenido muy buen equipo los últimos dos o tres años y saben jugar a la pelota. También están los Cerveceros, que han conseguido buenas piezas, pero creo que este va a ser un año muy interesante y nosotros estamos listos para dar pelea y avanzar a los playoffs", concluyó el venezolano.