<
>

Ronald Acuña: El próximo gran jugador de los Bravos

LAKE BUENA VISTA, -- Basta con estar cinco minutos en el mismo espacio que Ronald Acuña para entender porque todos en la organización de los Bravos de Atlanta están tan emocionados con el adolescente venezolano.

"Es un chico emocionante. Muy talentoso", dijo el manager Brian Snitker.

"Ronald juega, luce y hasta camina como un jugador de Grandes Ligas", dijo el estelar jardinero venezolano Ender Inciarte.

"Se parece a mí por lo que hizo en las ligas menores. Jugó en todos los niveles muy rápido. El futuro de Ronald es bien grande", dijo el exjardinero curazoleño Andruw Jones, quien bateó 434 jonrones y ganó 10 Guantes de Oro en 17 temporadas en Grandes Ligas, mayormente con el uniforme de Atlanta, y ahora es asistente especial del gerente general Alex Anthopoulos.

Acuña, de 20 años, se encuentra en el campo de entrenamientos de Atlanta tratando de convencer a los Bravos que merece un puesto en la alineación titular que saldrá al campo en el partido inaugural el 29 de marzo contra los Filis de Filadelfia en el SunTrust Park.

Snitker, quien se encuentra en sus segundos entrenamientos como el dirigente de los Bravos, ha dicho desde el año pasado que Acuña tendrá una legitima oportunidad de integrar el roster del conjunto grande. El chico bateó de 13-3 con dos carreras impulsadas y una base robada, apareciendo en cuatro de los primeos cinco juegos de Atlanta en la pretemporada.

"Primero que todo le doy gracias a Dios por tenerme aquí, peleando un puesto, y esperando ganarlo", dijo Acuña a ESPN Digital en el Complejo Deportivo ESPN de Disney en el área de Orlando.

"Voy a dar lo mejor de mí hasta lograr que me den el puesto", agregó el jugador.

Cuando los Bravos firmaron a Acuña en el 2014, el chico de 16 años estaba lejos de ser un súper prospecto para las ligas mayores. En un mercado internacional que tuvo a 19 peloteros que recibieron bonos de al menos un millón de dólares -- incluyendo cinco que recibieron por encima de los $2,0 millones -- y 42 que superaron los $500,000 dólares, Acuña fue firmado por $100 mil dólares por el buscatalento venezolano Rolando Petit.

"Había muchos peloteros más desarrollados que Acuña, pero yo tenía la ventaja de que lo estaba viendo desde que tenía 14 años jugando en su pueblo, La Sabana, en el estado Vargas, y sabía de lo que podía ser capaz de hacer a largo plazo", dijo Petit, quien dejó a los Bravos en diciembre pasado, tras 27 años en la organización.

"En ese momento Acuña lucía un buen conjunto de habilidades, pero no estaba por encima del promedio en alguna área en particular", dijo un buscatalento de una organización de la Liga Americana. "Acuña no era muy alto y no tenía mucho poder, aunque era rápido y mostraba que podía jugar en e jardín central, y siempre mostró buenos instintos", agregó.

Con mucha frecuencia, algunos jovencitos que lucen grandiosos en prácticas mientras son evaluados para firmar, tienen problemas para adaptarse a la competencia una vez comienzan a jugar partidos reales. En el caso de Acuña fue todo lo contrario. Desde que oyó el grito de "playball", sacó a flote su verdadera casta.

Con 17 años de edad, Acuña pegó 22 extrabases y se robó 16 bases en 201 turnos en dos ligas de novatos contra jugadores más adultos; en el 2016 bateó .312 en 42 juegos en dos ligas, pero debido a una lesión en un dedo, los Bravos lo mandaron a jugar a la pelota invernal de Australia para que completara su cuota de trabajo.

Entonces en el 2017, vino el gran salto. El venezolano, que comenzó en Clase A fuerte y terminó en AAA, bateó 325 con 21 jonrones, 31 dobles, ocho triples y 44 bases robadas en 139 partidos en tres categorías en el 2017, cuando fue electo el Jugador Más Valioso de la Liga Otoñal de Arizona y fue declarado el prospecto #1 del béisbol para el 2018 por ESPN.com y Baseball America.

El reporte de los evaluadores indica que Acuña tiene velocidad de bate por encima del promedio, poder bruto excepcional en prácticas y juegos, piernas muy veloces, buen atleta con habilidades que se traducen en los jardines, guante lo suficientemente consistente y confiable para jugar en los tres jardines y un brazo fuerte cuando lanza a las bases.

"Ronald es lo que nosotros llamamos un ´gamer´", dijo Jonathan Cruz, el nuevo director de buscalatentos para Latinoamerica de los Bravos. "Así llamamos a los peloteros que juegan duro e intenso todo el tiempo. Acuña se transforma cuando entra al terreno", dijo Cruz.

Con 20 años de edad recién cumplidos y apenas tres jugando pelota profesional, Acuña se comporta como un veterano en el terreno. El chico luce tan seguro, que a veces es mal juzgado.

"De verdad que siempre que salgo al terreno confío en mi y sé de lo que soy capaz, pero siempre respeto el juego, a mis compañeros y a mis rivales", dijo Acuña.

"No creo que sea jactancioso. Es un niño de 20 años y está aprendiendo. El tiene un talento tan grande que a veces hace que las cosas difíciles luzcan fáciles de hacer", dijo Jones, quien también enfrentó algunos obstáculos cuando llegó a las Grandes Ligas con 19 años de edad.

"Por eso estoy aquí. Tengo tres años viendo a Acuña y hablando con él para transmitirle mis propias experiencias. Este juego es más mental que físico. En el futuro le pasarán cosas que le pasan pasan a los novatos, también los veteranos. Yo estoy aquí para ayudarlo, sobre las cosas buenas y las cosas malas", dijo Jones.

Los Bravos creen que Acuña tiene una gran oportunidad de ser el jardinero derecho de todos los días tan pronto como en la próxima temporada, junto a Inciarte y Nick Markais. Esa fue una de las razones para que el equipo cambiara al veterano jardinero Matt Kemp a los Dodgers de Los Angeles en diciembre.

No está exactamente claro si Atlanta prefiere que Acuña comience el verano en las ligas menores y llamarlo posteriormente, para limitar su tiempo en el roster y ganar un año más de control sobre el prospecto, o dejarlo jugar desde el primer día y mejorar sus posibilidades de competir el Novato del Año. Lo que si es seguro, es que Acuña tiene mucha gente que le apoya en la organización.

"En lo que se refiere a jugar pelota, está listo", dijo Jones, un cinco veces Todos Estrellas que ayudó a los Bravos a ganar 10 de los 14 títulos divisionales que conquistaron entre 1991 y 2005, una era que produjo cinco miembros del Salón de la Fama (el manager Bobby Cox, el antesalista Chipper Jones y los lanzadores Greg Maddux, Tom Glavine y John Smoltz) y varias súper estrellas, incluyendo Jones.

"Pienso que Acuña podría ser uno de los jugadores más importantes de los Bravos en los próximos años", agregó Jones.