Rojos barre por primera vez en 4 juegos a Cachorros desde 1983

play
Jesse Winker sale del banco para decirle que no a la pelota (0:24)

El bateador emergente conectó un cuadrangular de tres carreras para poner a los Rojos en ventaja 6-5 sobre los Cachorros. (0:24)

CINCINNATI -- El mánager de los Cachorros de Chicago, Joe Maddon, debe sentir que cada movimiento que hace en este momento es el equivocado, ya que su equipo fue barrido por los Rojos de Cincinnati tras una derrota de 8-6 el domingo, para ser superados 31-13 en los cuatro juegos.

Los Cachorros estuvieron arriba 5-0, pero al llamar al bullpen una vez más se fracasó cuando el relevista Pedro Strop permitió un jonrón de tres carreras a Jesse Winker en su primer lanzamiento, parte de un séptimo inning de siete carreras que convirtió un déficit de 6-1 en una ventaja de 8-6 para el equipo local. Según ESPN Stats & Information, la barrida de cuatro juegos fue la primera para los Rojos sobre los Cachorros desde abril de 1983.

''Es difícil de digerir'', dijo Strop luego de la cuarta derrota consecutiva de los Cachorros. ''Perdemos tres juegos y este que pensamos que deberíamos haber tenido (después de liderar 5-0). Simplemente lo abandonas. Es difícil de digerir''.

Strop dijo que no tenía control sobre su recta, ya que cinco bateadores seguidos llegaron a la base después de relevar al abridor Mike Montgomery con dos en base y sin out en el séptimo.

Esto se produjo un día después de que el relevista Brian Duensing permitiera a los corredores heredados anotar en otra victoria de los Rojos. Ha sido una tendencia inquietante para ellos este mes mientras juegan sin los mejores brazos del bullpen Carl Edwards Jr. (hombro) y Brandon Morrow (espalda).

Los relevistas de los Cachorros han permitido que más del 40 por ciento de los corredores heredados anoten en junio, después de permitir solo el 19 por ciento en mayo.

''A veces no funciona'', dijo Maddon. ''Denle crédito a los Rojos. Realmente hicieron buenos swings con el bate''.

Esa es la historia secundaria, ya que Cincinnati tiene una marca de 29-30 bajo el mando del manager interino Jim Riggleman, luego de comenzar la temporada 3-15. Los Rojos no son un típico equipo de reconstrucción en el último lugar, pero los Cachorros están construidos para octubre, y con otra serie de cuatro juegos en Los Ángeles, las cosas pueden deslizarse hacia el otro lado rápidamente.

''Duele'', dijo el jugador del cuadro, Javier Báez. ''Nos enojamos, pero al final del día eso no te hace mejor. Te saca todo, pero aún tienes que hacer ajustes''.

Algunos pueden criticar los movimientos del bullpen de Maddon, ya que algunos de sus relevistas pueden estar sobrecargados de trabajo, pero tanto Duensing como Strop estaban bien descansados antes de colapsar. Correcto o no, a quien sea que llame está recibiendo un duro golpe en este momento. Hay otros problemas, ya que los Cachorros tiene fugas en muchas facetas del juego, ya que su defensa, pitcheo abridor, ofensiva y, por supuesto, bullpen se quedaron cortos durante el fin de semana.

''Nos patearon el trasero en esta serie'', dijo Montgomery.

La noticia relajante para el equipo es que han pasado por esto antes. De hecho, casualmente, en cada uno de los últimos dos junios, los Cachorros han luchado poderosamente, solo para enderezar el barco después del receso del Juego de Estrellas, en camino a los títulos divisionales consecutivos.

''Vencimos a los Dodgers en dos de tres [la semana pasada] y somos el mejor equipo desde los Yankees de 1927'', dijo Maddon el domingo por la mañana antes de la última derrota. ''Entonces Cincinnati nos vence durante tres días y, de repente, es la ruina y la tristeza. No puedo vivir así''.

Los fanáticos de los Cachorros deben saber que están en una montaña rusa emocional que no terminará el lunes en Los Ángeles. Ahí es donde los Cachorros permitirán que la selección de segunda ronda 2012, Duane Underwood, haga su debut en Grandes Ligas, ya que el abridor Tyler Chatwood dejó al equipo el domingo para el nacimiento de su primer hijo. Es simplemente otro obstáculo para los Cachorros, que han seguido a los Cerveceros de Milwaukee en la tabla de posiciones durante la mayor parte de la primera mitad.

Mientras el equipo se preparaba para dejar Cincinnati, Maddon predicó la calma. Él y sus entrenadores vistieron overoles para el viaje a Los Ángeles. Una barrida de cuatro juegos por los Rojos --durante la cual los Cachorros permitieron seis o más carreras en cada encuentro en una barrida por primera vez desde 1970--, no cambia esa decisión.

''Esto fue planeado previamente'', dijo Maddon sobre vestir overoles. ''Todavía comes. Todavía duermes. Todavía acaricias a tu cachorro y sigues adelante''.