Latinos de la Semana LA: Canó pasa la página de la sanción y vuelve por sus fueros

play
Robinson Canó comenzó la fiesta de los Marineros (0:22)

El camarero conectó cuadrangular de tres carreras en la quinta entrada para abrir la pizarra ante los Rangers. (0:22)

Con o sin esteroides, el dominicano Robinson Canó es un gran bateador.

El jugador de los Marineros de Seattle dejó atrás el oscuro capítulo de su suspensión por consumo de sustancias prohibidas y ha vuelto por sus fueros con el madero.

En la semana del domingo 16 al sábado 22 de diciembre, Canó disparó 11 hits en 21 turnos, para average de .524, con tres carreras anotadas y siete impulsadas.

Como extrabases, el veterano intermedista sumó cinco dobletes y un jonrón, para slugging de .905.

Gran semana también tuvieron los hermanos Yuli y Lourdes Gurriel Jr..

El mayor de ellos, de los campeones Houston Astros, conectó 11 cohetes en 25 oportunidades, para average de .440, con seis anotadas y ocho remolcadas.

Entre sus hits ligó tres biangulares y par de cuadrangulares, para slugging de .800.

Por su parte, el menor de los Gurriel, que juega para los Azulejos de Toronto, se fue de 24-9 (.375), con tres anotadas y seis empujadas.

Sacó tres pelotas del parque en turnos consecutivos y su slugging en la semana fue de .750.

El viernes, ambos dispararon dos vuelacercas en sus respectivos juegos y fue la primera vez, según el Elias Sports Bureau, que dos hermanos en Grandes Ligas conectan dos jonrones en un mismo día.

Otro que sobresalió en los últimos siete días fue el venezolano Ehire Adrianza, de los Mellizos de Minnesota.

Adrianza bateó ocho hits en 21 veces, para average de .381, con siete anotadas y cuatro remolques.

Como extrabases pegó seis dobletes y su promedio de slugging fue de .667.

Su compañero de equipo, el dominicano Jorge Polanco, también le dio duro a la pelota, con nueve imparables en 24 ocasiones, para average de .375, con cuatro anotadas y seis impulsadas.

Entre sus hits ligó un par de dobles e igual cantidad de cuadrangulares, para slugging de .708.

Y su compatriota Willy Adames, de los Rays de Tampa Bay, tuvo una gran semana, al irse de 26-9 (.346), con cuatro anotadas y seis remolcadas.

Un biangular y par de bambinazos fueron sus extrabases en la semana, con un promedio de slugging de .615.

Frío, frío

Los Yankees de Nueva York enfrentan una disyuntiva con el dominicano Gary Sanchez, ahora que ya aseguraron un boleto a la postemporada.

Deficiente en extremo a la defensa, Sánchez ha tenido en el 2018 un monumental retroceso a la ofensiva, independientemente de su innegable fuerza al bate.

Esta semana fue una prueba de ello, al irse en blanco en 15 turnos (.000), con siete ponches incluidos. ¿Deben los Yankees en los playoffs seguir apostando a él o deben prescindir de su bate, teniendo en cuenta la inmensa ofensiva que puede aportar el resto de la alineación, además de mejorar la defensa detrás del plato con Austin Romine?

Y otro que se ha enfriado preocupantemente ahora que resta una semana para el inicio de la postemporada es el también quisqueyano José Ramirez, de los Indios de Cleveland.

En los últimos siete días, Ramírez se fue de 17-1, para un anémico average de .059, con tres abanicados.

Para esta selección se tomaron las estadísticas desde el domingo 16 hasta el sábado 22 de septiembre.