Hermanos Mesa ya son parte de los Marlins de Miami

play
Marlins de Miami presentan a los hermanos Mesa (1:21)

La franquicia de la Ciudad del Sol, se hace así de los servicios de los dos peloteros cubanos, considerados en el tope del listado de prospectos internacionales. (1:21)

Los hermanos cubanos Víctor Víctor Mesa y Víctor Mesa Junior ya son oficialmente parte de la organización de los Marlins de Miami .

Considerados dos de los principales prospectos del mercado internacional, los Mesa fueron presentados este lunes en el Marlins Park en una concurrida rueda de prensa encabezada por Derek Jeter, director ejecutivo de la franquicia.

"Hoy es un día grande para nuestra organización. Desde el principio dijimos que íbamos a buscar lo mejor del talento internacional y esto es lo que estamos haciendo hoy", dijo Jeter al presentar a los nuevos jugadores. "Esperamos ver a los hermanos lo más pronto posible en el máximo nivel".

Víctor Víctor, el mayor de los hermanos y que juega en el jardín central, de 22 años, recibió un bono de 5.25 millones de dólares, mientras que Víctor Junior, de 17 y también jardinero, firmó por un millón.

¿Cuánto tiempo tendrían que pasar estos muchachos en las Menores antes de debutar en el máximo nivel? Saberlo hoy es tan difícil como acertar los números del Mega Millions, con sus 1,600 millones de dólares de premio gordo.

"Para mí es un sueño estar cerca de las Grandes Ligas. "Me voy a los entrenamientos de la primavera con la ilusión de trabajar fuerte para tratar de estar jugando este mismo año en este grandioso parque'', explicó el mayor de los Mesa.

"Vamos a trabajar duro para no decepcionar a nadie", aseguró por su parte Víctor Jr. "Nosotros venimos con toda la seriedad del mundo para demostrarles a los Marlins y a todos que no se equivocaron con nosotros''.

Entre el público, en primera fila, estaba Víctor Mesa padre, legendario jugador de la pelota cubana y controversial figura donde quiera que se para.

Esta vez era un padre orgulloso de ver a sus hijos emprender el camino que él mismo no tuvo el valor en su momento de seguir.

"Yo sentía algo que me decía que mis hijos iban a estar bien aquí. Jeter y Mike Hill me dieron mucha confianza. Sólo pido que les den tiempo para que vean lo que ellos pueden hacer. Van a ser mejores que yo", dijo el que en sus tiempos de jugador era apodado como La Explosión Naranja.

Amor de padre aparte, eso está por verse.