Rotación de tres: ¿Líderes de realidad o de ficción?

Por lo general en las primeras semanas de temporada surge uno o varios equipos considerados de abajo que le roban el tiro a los favoritos con buenas arrancadas. A veces se trata de un espejismo y esos equipos se caen por su propio peso; en otras, se hacen realidad en el presente las expectativas que se tenían para el futuro.

Seattle, Tampa Bay y San Diego son líderes en sus respectivas divisiones. ¿Cuáles son líderes genuinos y cuáles son puras fantasías? Nuestra rotación de expertos opina.

Realidad o ficción: Veremos a los Seattle Mariners en la postemporada de 2019

Enrique Rojas: Ficción. Es verdad que Seattle Mariners, que ganaron 13 de sus primeros 15 partidos, es la sorpresa más agradable de las primeras dos semanas de la temporada, pero también lo es que apenas han jugado menos del 10% de su calendario. La temporada de las ligas mayores es la más larga y demandante de todos los deportes profesionales, lo que provoca que se reduzcan las oportunidades de dar sorpresas a los clubes con menos profundidad en su nómina activa y de respaldo.

Jorge Morejón: Ficción. Esto no es una carrera de 100 metros, sino un largo y agotador maratón. Más temprano que tarde las aguas tomarán su nivel y los Astros dominarán el Oeste de la Liga Americana. Seattle extenderá un año más su racha sin aparecer en playoffs desde el 2001.

Hiram Martínez: 1. Ficción. Los Mariners tuvieron un comienzo monumental y demostraron que van a ser un equipo competitivo a pesar de la total renovación que hizo de su roster. Pero por ahí vienen los Houston Astros, y las posibilidades de entrar por la puerta de los wild cards es complicada, por la cantidad de candidatos. La gerencia debe estar complacida con lo que ha hecho esta versión, pero luce que ellos son los primeros en admitir que no será este año que los M's regresen a la postemporada.

Realidad o ficción: El futuro ha llegado para los San Diego Padres

Rojas: Realidad. Los Padres tienen un grupo lo suficientemente bueno como para pensar que están cerca de competir, aunque eso no necesariamente significa que ganarán algo este mismo año sin hacer movimientos adicionales. Básicamente, San Diego está a dos pitchers abridores de hacer bulla en la División Oeste y aspirar a un puesto comodín. Adquirir o no esos dos lanzadores podría ser la diferencia el resto del camino, pero un equipo con tantos jóvenes talentosos alrededor de Manny Machado, una súper estrella aún muy joven, puede considerar que el futuro es ahora.

Morejón: Ficción. Al igual que en el caso de los Marineros, a los Padres les resta demasiado camino por delante y ese pitcheo inexperto, que tan buen comienzo ha tenido, se quedará sin gasolina.

Martínez: 2. Realidad. Los Padres son los Bravos y los Astros de 2019. El futuro de esta organización no es solo Fernando Tatis Jr., Eric Lauer y Luis Urías, es también McKenzie Gore, Cal Quantrill, Michel Baez, Adrián Morejón y un grupo de promesas que convirtieron a los Padres en la mejor finca del béisbol. Al igual que los Houston y Atlanta, San Diego ha combinado contrataciones estratégicas de agencia libre con puro desarrollo y eso debe mantenerlos en la cima por muchos años.

Realidad o ficción: Los Tampa Bay Rays están listos para quedarse con el Este de la Liga Americana.

Rojas: Realidad. Los Rays juegan en un sector que por mucho tiempo ha pertenecido a Boston Red Sox y New York Yankees, pero en las Grandes Ligas no hay monarquías, sino gobiernos democráticos y los Rays son genuinos aspirantes a un puesto en la postemporada. Tampa ganó 90 partidos en el 2018 y para el 2019 agregó al lanzador agente libre Charlie Morton y el jardinero cubano Yandy Díaz. Es verdad que Boston y Nueva York siguen siendo los grandes favoritos, pero Tampa Bay aspiraba a una plaza Wild Card desde antes de que arrancaran los entrenamientos primaverales y con cada problema de los dos primeros, aumentan las probabilidades de los Rays de lograr algo más que un comodín.

Morejón: Realidad. Mientras los Yankees son el New York General Hospital y los Medias Rojas viven la resaca del título del 2018, los Rays podrían protagonizar una escapada en la primera parte de la temporada lo suficientemente amplia para hacerse inalcanzables por sus rivales.

Martínez: Ficción. Boston no es tan malo con sus primeros 16 partidos y al menos parte del equipo que los Yankees tiene en la lista de lesionados debe regresar en algún momento, seguramente a tiempo para enderezarse. Ahora, si todo sigue como está ahora, los Rays tiene para llegar a octubre.