Fuente: Indios acusan a Astros de filmarlos en serie divisional

play
Astros barren a los Indios y siguen camino a defender su corona (2:16)

Houston desató todo su poder para derrotar a los Indios 11-3 y avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana, donde espera por el ganador de Yankees y Medias Rojas. #PostemporadaESPN (2:16)

HOUSTON – Los Houston Astros están siendo actualmente investigados por Major League Baseball por acusaciones de tener un esquema para robar señales de los equipos contrarios, según un reporte del diario Metro Times de Boston.

El dirigente A.J. Hinch fue abordado al respecto tras la conclusión del juego del martes, una victoria 8-2 para los Boston Red Sox en el tercer partido de la Serie de Campeonato: “Estoy consciente de que está pasando algo, pero no me han dado más información. Estoy preocupado por el partido”.

El reportero Buster Olney de ESPN indicó durante el partido del martes que los Medias Rojas habían decidido usar un sistema de señales múltiples, incluso sin tener corredor en segunda base, por pensar que los Astros estaban robándoselas.

El robo de señales es algo muy común y una estrategia practicada por equipos como parte de la competencia en el terreno de béisbol. Es por ello que los equipos cambian sus señales con frecuencia durante un partido. En este caso, la alegación es en contra del robo de señales plantando a una persona específica o tomando fotografías, lo cual es ilegal.

En un partido de béisbol, los dirigentes y jugadores usan decenas de señales secretas para decidir las jugadas en el terreno o para dar información adicional beneficiosa para los peloteros, como la ubicación de lanzamientos, posicionamiento defensivo, si hacer swing o no a un pitcheo, en casos de robo de base o toque y corrido, etcétera.

El Metro Times reportó que oficiales de seguridad en Fenway Park removieron a un hombre que estaba ubicado junto al dugout de los Medias Rojas en el primer juego de la serie por estar ubicado en una zona no autorizada y sin llevar credencial.

Según el diario, dicho individuo estaba tomando fotografías del dugout de los Medias Rojas con una pequeña cámara y luego enviaba frecuentes mensajes de texto, aparentemente sin tener autorización para estar ubicado en esa zona junto a la cueva bostoniana. El hombre fue escoltado por oficiales de seguridad fuera de donde estaba ubicado, pero se le permitió permanecer en el parque después de la intervención de un miembro de la organización de los Astros.

Yahoo Sports reportó adicionalmente que a los Medias Rojas se les advirtió sobre acciones sospechosas de los Astros de ese mismo tipo durante la Serie Divisional contra los Indios de Cleveland. En dicho reporte, se mostró una fotografía de un hombre llamado Kyle McLaughlin tomando fotos del dugout de los Indios en su derrota 11-3 ante los Astros en el tercer y último partido de la serie en Progressive Field.

McLaughlin, que fue también removido del estadio en Cleveland, es supuestamente el mismo hombre que fue escoltado por agentes de seguridad durante el primer juego en Fenway Park que reportó originalmente el Metro Times. Adicionalmente, Yahoo Sports publicó una serie de fotos de McLaughlin obtenidas de redes sociales, donde posaba junto a miembros de la alta gerencia de los Astros, incluido el dueño del equipo Jim Crane, las cuales fueron todas borradas después que se publicó el informe.

Esta no es la primera vez en que un equipo es acusado de tener un esquema para robar señales, en septiembre del año pasado, los Medias Rojas fueron multados por la Oficina del Comisionado después que los Yankees de Nueva York acusaron al equipo de usar un reloj digital Apple para intentar robar señales.

Tampoco es la primera vez que hay aprensiones de que los Astros han estado creando esquemas elaborados para robar señas, con Yahoo indicando que miembros de los Atléticos de Oakland y de los Dodgers de Los Ángeles también tuvieron sospechas similares, las cuales supestamente reportaron a Major League Baseball, aunque no ha habido ninguna corroboración.

Un portavoz de la Oficina del Comisionado de Grandes Ligas confirmó que el incidente fue reportado y que lo estaban investigando pero se negó a ofrecer detalles adicionales. Al pedírsele reacción a los Medias Rojas, un oficial de prensa dijo que eso era un asunto que le competía exclusivamente a la Oficina del Comisionado.

Los Medias Rojas cuentan con una ventaja de 2-1 sobre los Astros en la Serie de Campeonato, con dos partidos más restantes a jugarse en Minute Maid Park el miércoles 17 y jueves, 18 de octubre. La serie se trasladaría de nuevo a Fenway Park si los Astros ganan al menos uno de los dos partidos restantes en Houston.