<
>

Puerto Rico completa regreso que comenzó en septiembre

play
Un campeonato justo para una nación necesitada (2:27)

Los Criollos de Caguas de Puerto Rico brindaron una alegría mayor a 'La Isla del Encanto' tras conquistar, por segundo año consecutivo, el título de la Serie del Caribe. Marly Rivera y Enrique Rojas nos cuentan lo que hay detrás de los campeones. (2:27)

GUADALAJARA, México -- Los Criollos de Caguas de Puerto Rico anotaron ocho de sus nueve carreras en sus últimos dos turnos al bate para completar un extraordinario regreso y ganar la Serie del Caribe de béisbol por segundo año consecutivo.

Puerto Rico se repuso de estar abajo en el marcador tarde en los partidos en tres ocasiones, incluyendo en semifinales contra Venezuela, el miércoles, y luego contra su gran rival deportivo, República Dominicana, el jueves, para completar un regreso que comenzó en septiembre en casa y siguió en febrero en Guadalajara, México.

"Puerto Rico comenzó su remontada desde sept 21, y hoy seguimos en Guadalajara. Arriba @CriollosCaguas !!! 3 más!", escribió en su cuenta de Twitter (@HitBoricuaNet) Edwin Rodríguez, el primer puertorriqueño que dirigió un equipo de las Grandes Ligas y el capataz de la selección boricua que disputó la gran final en las últimas dos versiones del Clásico Mundial de Béisbol.

De esa manera, celebró Rodríguez la reacción de los Criollos y la tenacidad de los puertorriqueños ante las adversidades.

Un cuadrangular de tres carreras del receptor Jonathan Morales coronó un racimo de cinco carreras en la séptima entrada para que los Criollos de Caguas le dieran la vuelta a la pizarra para vencer 9-4 a las Águilas Cibaeñas dominicanas en el partido por el campeonato del clásico caribeño en el estadio Charros de Jalisco de la capital jalisciense.

República Dominicana anotó dos carreras en el primer episodio, con un doblete remolcador de Juan Carlos Pérez y ganaba 3-0 en el séptimo con un gran desempeño del zurdo cubano Raúl Valdes, pero los Criollos atacaron a Valdes y luego a los relevistas Ramón Ramírez y Wirfin Obispo para ganar el choque.

"El equipo milagroso" del dirigente Luis Matos se convirtió en el primero de la Isla del Encanto y apenas el tercero en 60 ediciones de la Serie del Caribe que gana el título en años consecutivos, igualando al Marianao de Cuba de 1957 y 1958 y a las propias Águilas de 1997 y 1998.

Con 27 partidos disputados en todo el invierno, Caguas es el monarca caribeño que menos encuentros necesitó para subir al podio, aunque en realidad ya era un milagro que haya podido tener la oportunidad de defender el cetro que conquistó en 2017 en Culiacán, México, cuando frenó una sequía de 17 años para los clubes puertorriqueños.

Entre la noche del martes 19 y el día del miércoles 20 de septiembre, el huracán María dejó a Puerto Rico devastado, con los sistemas de distribución de energía eléctrica y comunicaciones gravemente dañados, carreteras y puentes rotos, miles de personas desplazadas y una gran incertidumbre sobre el futuro cercano.

El huracán, además, causó daños a casi todas las instalaciones deportivas del país, incluyendo los estadios donde se juega el torneo de béisbol invernal. El parque Yldefonso Solás Morales de Caguas, la casa de los Criollos, fue uno de los más afectados.

Mientras la recuperación del país ha sido lenta y dolorosa, el béisbol, contra todos los pronósticos y recomendaciones, decidió maniobrar dentro de las dificultades para tratar de llevar un poco de alivio a los atribulados puertorriqueños.

La Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico Roberto Clemente (LBPRC) celebró un torneo invernal corto y gratuito entre cuatro equipos con la mayoría de los partidos en horas de la tarde a los fines de coronar un representante para participar en la Serie del Caribe, que cada mes de febrero enfrenta a los clubes campeones de los circuitos de Cuba, República Dominicana, Venezuela, México y Puerto Rico.

Los Criollos jugaron 18 juegos en la serie regular, igual que todos los otros, y barrieron en tres encuentros en la final a los Cangrejeros de Santurce. Terminaron con marca global de 4-2 en la Serie del Caribe.

El jardinero Anthony García fue electo el Jugador Más Valioso, tras batear .500 y liderar a todos los bateadores con tres jonrones y ocho carreras impulsadas. García (RF), Irving Falú (2B) y David Vidal (3B) integraron el equipo Todos Estrellas.

"Espero que hayan disfrutado este triunfo. Lo hicimos por ellos, todos los puertorriqueños, no solamente los aficionados de Caguas", dijo García.

"Yo sé que hemos pasado por una prueba muy grande estos últimos meses, estos últimos años y yo sé que esto es muy grande para Puerto Rico", dijo Morales, un prospecto de 23 años de los Atlanta Braves. "Solo quiero darle las gracias a Dios que es el único que nos da la fuerza todos los días para seguir luchando y obtener lo que uno quiere", agregó.

"Un mensaje a Puerto Rico: No importa la prueba que estemos pasando, nosotros somos más fuertes, cuando tenemos a Dios en nuestros corazones, podemos hacer más que lo que se supone que podemos", dijo Morales.

"Ganar dos campeonatos seguidos en la Serie del Caribe significa ganar cuatro campeonatos en dos años, algo que es bien difícil", dijo Matos, quien se unió al cubano Napoleón Reyes, como los únicos con coronas consecutivas en la Serie del Caribe.

"Es un premio personal y de todo Puerto Rico, pero yo se lo dejo a los peloteros que ellos son los que juegan. No se quitan, no se quitan, nunca se rinden. Este es un equipo especial, lleno de guerreros", dijo Matos.

"Esto es para Puerto Rico. Nunca nos quitamos porque estábamos jugando pensando en todos ellos", dijo Falú.

La Serie del Caribe del 2019 está programada para celebrarse en Barquisimeto, Venezuela, en febrero próximo. Los Criollos tratarán de convertirse en el primer equipo de la historia con tres títulos consecutivos.

"Espero que sí. Todo es posible cuando crees en Dios", dijo Morales.