<
>

Criollos y Luis Matos hicieron historia en Serie del Caribe

play
Luis Matos: 'Esto no es un logro mío, es un logro del equipo' (1:25)

El mánager de Puerto Rico hizo historia en la Serie de Caribe al sumar su segundo título consecutivo en la justa caribeña. (1:25)

GUADALAJARA -- La terminación siete y ocho de nuevo pagó dividendos...

Por tercera ocasión en la historia en años que terminan en siete y ocho un mismo equipo logra el bicampeonato en la Serie del Caribe, y por segunda, primera en la segunda etapa, un manager también lo hace.

Los Criollos de Caguas se convirtieron en el primer equipo boricua en la historia en ganar títulos consecutivos y lo hicieron después de Marianao, de Cuba, en 1957 y 1958 y Águilas Cibaeñas en 1997 y 1998.

El boricua Matos es apenas el segundo manager en la historia que gana en años consecutivos, después de que el cubano Napoleón Reyes lo hiciera con Marianao. Águilas tuvo a dos managers en sus títulos, Mike Quade y Tony Peña.

Dominicana cortó una cadena de 11 derrotas consecutivas que venía arrastrando desde 2015 y logró meterse a la Final por primera vez en cinco años bajo el formato actual, después de jugar el partido por el título en 2013 bajo un formato ''pasajero'' que se utilizó un año.

Junior Lake, de las Águilas Cibaeñas de República Dominicana, bateó el lunes el cuadrangular número mil en la historia de más de seis décadas de la serie.

En la inauguración, el comité organizador sorprendió al tener como invitado al ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton. El lanzamiento de la primera bola lo hizo el boxeador tapatío Saúl 'Canelo' Álvarez.

Lake conectó el histórico batazo a un lanzamiento de Yoalkys Cruz, de los Alazanes de Granma de Cuba, en la cuarta jornada en el Estadio de Beisbol Charros, un parque bastante favorable para los bateadores.

En los 13 partidos de la serie, se pegaron un total de 278 imparables, de los cuales 89 fueron extrabases --52 dobles, 6 triples y 27 jonrones-- Se dieron más extrabases que los hits que consiguió México en la serie, que fueron 38 en cuatro juegos. Cuba dio 48 partidos.

Venezuela terminó con .356 de bateo colectivo, con las mejores cifras en hits con 67 y dobles 18. Puerto Rico pegó 10 jonrones en total, la cifra más alta desde para un equipo boricua desde 1998.

Igualó la cifra de 10 de Escogido en 2013 en Hermosillo, que son las más altas para un equipo en una serie desde 2003.

Anthony García fue el Jugador Más Valioso al llevarse el cetro de jonrones con tres y carreras producidas con ocho, pero quedó segundo en promedio de bateo con .500.

El Equipo Ideal de la Serie del Caribe Jalisco 2018 quedó con Willians Astudillo, de Venezuela, como receptor y su compañero Balbino Fuenmayor como mejor primera base. Irving Falú, de Puerto Rico, como segunda base, David Vidal, de Puerto Rico, como tercera base y Abiatal Avelino, de Dominicana, como parador en corto.

En los jardines fueron nominados Anthony García, de Puerto Rico, en el prado derecho, el cubano Roel Santos como patrullero central y el dominicano Junior Lake como jardinero izquierdo.

El bateador designado fue el venezolano Luis Jiménez, el lanzador derecho Bryan Evans, de Dominicana, el relevista fue el mexicano Isidro Márquez Jr y el manager Lino Rivera, de Dominicana.

Todos los integrantes del Equipo Ideal fueron elegidos por la prensa especializada que cubrió la serie y el voto fue emitido hasta la cuarta entrada del partido por el título la noche del jueves.

El manager boricua Lino Rivera, de Dominicana se convirtió en el séptimo manager en dirigir a dos países diferentes en la Serie del Caribe y quedó cerca de ser el tercero en ganar una corona con un país distinto al de su nacimiento. El cubano Carlos Pascual y el mexicano Rubén Amaro siguen como los únicos la hacer con Venezuela.

Envuelto en polémica por el armado del equipo y el apoyo recibido, México fracasó al quedar fuera de las semifinales luego de avanzar a las semifinales y Final en cuatro años consecutivos, y también a la Final de 2013.

Los Tomateros de Culiacán terminaron con marca de 1-3 y tuvieron la peor actuación en casa de un equipo mexicano desde 1978, cuando ellos mismos terminaron con marca de 1-5 en el viejo formato jugando en Mazatlán.

Tres jugadores fueron exaltados al Pabellón de la Fama de la Serie del Caribe, el jardinero y primera base Cornelio García, el lanzador Jaime García y el jardinero Darryl Brinkley, todos ellos que jugaron para equipos mexicanos.