La muñeca brava y el coach argentino

Anna Chakvetadze eligió Buenos Aires para su pretemporada ESPNdeportes.com

BUENOS AIRES -- Anna Chakvetadze está agotada. Ya casi no tiene fuerzas para moverse. Las tres semanas de intensa pretemporada en Buenos Aires le están pasando factura. Pero sigue adelante. No se detiene.

Cerca de ella, Cristian Kordasz supervisa en silencio el entrenamiento físico de su pupila. El coach de Chakvetadze tiene como meta llevar a la rusa de regreso al top-ten (fue N° 5 del mundo en 2007), y sabe que el trabajo duro es necesario para lograr el objetivo. "Además, Anna nunca en su vida había hecho una pretemporada física. Increíble, ¿no?".

Chakvetadze y Kordasz forman uno de los 4 tándems de tenista top-100 y entrenador argentino en el circuito de la WTA. Los otros son Justine Henin-Carlos Rodríguez, Gisela Dulko-Alejandro Dulko y Dinara Safina-Gastón Etlis. "A Gastón y a mí nos tiraron el regalito y nos dijeron 'a ver cómo las recuperan'", dice y ríe Cristian, quien también logró recuperarle la sonrisa a la bella rusa.

-Anna, ¿por qué eligieron Buenos Aires para la pretemporada?
-Cuando estábamos analizando dónde la haríamos, llegamos a la conclusión de que en Moscú no teníamos las facilidades que encontrábamos en Buenos Aires. El Vilas Club nos prestó una cancha por cuatro horas diarias, el director del club nos trató muy bien. También el clima: acá está más caluroso y más lindo. Y además hay ambiente de tenis, muchos jugadores y muchos coaches. Estoy sorprendida, porque en Rusia no tenemos tantos muy buenos entrenadores como acá. Los jugadores entrenan juntos. Es muy bueno. No es como en Rusia.

-¿Cómo decidiste empezar a trabajar con Cristian?
-La historia es medio loca. A mediados de este año su jugadora (la canadiense Aleksandra Wozniak) estaba lesionada y él me acompañó en un par de torneos. En ese primer torneo (Portoroz), gané. Nos llevamos muy bien. Y ya después del US Open decidimos trabajar juntos de manera permanente.

-¿Y qué te ofrece Cristian?
-Él es el primero que más o menos me puede entender, porque no es fácil trabajar conmigo... jeje

-¿Por qué?
-Y... porque tienes que tener muucha paciencia, estar calmado. Yo no soy una persona fácil. En realidad ninguna de las chicas que juegan al tenis son fáciles. Y yo soy una de ellas. Cuando Cristian empezó a trabajar conmigo, yo estaba 118 en el mundo, había caído en el ranking y tenía que defender puntos. Él vino a Portoroz, no me cambió nada de mi juego pero me apoyó mucho y yo sentí que él creía en mi. Eso me ayudó mucho a que yo creyera en mí misma. Fue todo tan bueno que gané el torneo.

Nacido en 1978, Cristian Kordasz perteneció a la generación de Puerta, Zabaleta y Cañas. Sin embargo, una arritmia acabó prematuramente con su carrera. En 2008 comenzó a trabajar con Wozniak en 2008, recomendado por el coach Horacio Rearte. Y en 2010 tomó la posta de otro entrenador argentino, Francisco Cabello, como el guía tenístico de Chakvetadze. "Anna es muy brava dentro de la cancha. Tiene mucho temperamento. Eso no es malo, y no hace falta cambiarlo. Pero hay que encausarlo. Nosotros nos entendemos".

-Anna, ¿qué te falta para regresar al top-ten?
-Estoy tratando de ser más consistente y bajar el porcentaje de errores no forzados. Bajarle un poco la velocidad a la pelota y ser más regular. Espero que dé resultados.

-¿Estás tratando de cambiar tu estilo de juego? ¿Hacerlo más "argentino"?
-No quiero crear algo nuevo. Pero quiero jugar desde la base y ser consistente. Quiero ser una jugadora de toda la cancha, saber qué tiro jugar en cada situación. Pero primero de todo es no tratar de cometer errores no forzados.

-¿Qué pasó con tu tenis en los últimos dos años?
-Fueron muchas cosas las que me pasaron. Muchas cosas juntas. Y luego de eso ya no tenía motivación para seguir jugando porque lo que me había pasado era muy malo.

Anna ya no quiere volver a hablar del robo que hace casi tres años, en las horas previas a la Navidad, sufrió en su casa de Moscú. Seis ladrones sorprendieron a toda la familia. Los ataron y taparon sus bocas. Hubo violencia. Y Chakvetadze, de 20 años y ganadora de 4 títulos en ese 2007, no logró recuperarse psíquicamente de la dramática experiencia. Abandonó el selecto grupo de las top-ten. Su tenis se esfumó. Y también sus ganas de jugar.

Ahora está en pleno proceso de recuperación, junto a Kordasz y al preparador físico Jorge Repetto (ex yudoca). Arrancará el 2011 desde la posición 56 del ranking, y casi sin puntos que defender en los primeros meses. "Tiene todo el potencial para regresar a las primeras diez", dice Cristian.

-Anna, ¿cómo interpretas ahora tu retroceso en el ranking?
-Cuando llegas muy rápido a la cima, ves que estás en el 5 del mundo y al año siguiente bajaste al 17, dices: "Oh mi Dios, esto es horrible". No entiendes qué está pasando. Pero creo que aprendí a disfrutar el momento, disfrutar dónde está una, y seguir trabajando duro. No todo tiene que salir perfecto, pero hay que luchar para mejorar.

-¿Y cuáles serán tus objetivos en 2011?
-Voy a tratar de que me vaya mejor en los Grand Slams, ya que tuve problemas en este tipo de eventos en los últimos dos años (desde 2008 no alcanza los octavos de final de un torneo grande). Quiero jugar mejor en los Grand Slams. Y luego veremos. No quiero hablar de ranking, porque si juego bien, la mejora en el ranking vendrá sola.