¿Qué elegirá Canelo, al peor de los mejores o al mejor de los peores?

¿Rival deportivo, rival a modo, rival de oportunidad o plan de negocio? ¿Qué viene para Canelo? Según el caso el abanico de opciones para seleccionar a un rival atractivo y ganable es muy amplio. El mexicano es quien decide de manera unilateral contra quien pelea y le garantiza al agraciado oponente seleccionado una buena bolsa por su participación en el show. Es natural que la mayoría levante la mano. Todos quieren ser "el Maidana de Floyd", o sea, acceder directamente a aquel cheque que le de seguridad al futuro retiro.

Por ese rumbo camina cualquier especulación sobre su próxima pelea prevista para el festivo 4 de mayo de 2019.

Ya sabemos que, en esa tarea de seleccionar contrincantes, su equipo tiene la primera y seguramente la última palabra. Su promotora (GBP) ejecuta la decisión y desde el pésimo show ante Rocky Fielding, la plataforma DAZN se encarga de la distribución para Estados Unidos. Los organismos (AMB-CMB-FIB y OMB) pasaron a ocupar un plano secundario en cualquier decisión, ni cortan ni pinchan.

Lo más importante, quizás, sea ese contrato de once peleas por largos 365 millones de dólares. No conocemos su letra chica ni tampoco la política que seguirá DAZN en materia de exigencias o contemplaciones ¿Continuará aceptando rivales mediocres como Fielding para su campeón de ventas y mayor inversión promocional o harán un esfuerzo para mejorar el nivel de oposición?

Yo no tengo dudas que luego de la pelea del MSG, el presidente de Matchroom, Eddie Hearn, les habrá insinuado, al menos, que "se les fue la mano con Fielding", por más que el pobre ex monarca regular AMB es parte de su establo. “Traten de elegir algún rival que por lo menos aguante media pelea”, tal vez les pidió. La presunción es que, si bien era un riesgo calculado, el show quedó demasiado corto para los más de treinta millones de dólares que les cuesta Canelo cada vez que pisa el cuadrilátero.

Para la próxima no cabe duda alguna que subirán un poco la apuesta. Pero no mucho. Y en ese no mucho, hay dos opciones: lo mejor de lo peor o lo peor de lo mejor. Habrá que especular sobre esas dos pistas sin llegar a entusiasmarse demasiado. Para ello le presentamos una lista de posibles prioridades de Canelo, ordenadas por los que se aproximan a la oposición ideal e incluyendo la correspondiente evaluación de los riesgos que corre el mexicano ante cada candidato.

Y el primero de esa lista para enfrentar a Saúl “Canelo” Alvarez en mayo, nuestro "peor entre los mejores", es Daniel Jacobs. Mientras tanto, existe un 90% de posibilidades que, de caerse ese combate por cualquier eventualidad, recurrirán a nuestro "mejor entre los peores": el canadiense David Lemieux ya en 168 libras.

Manejando esas prioridades, así quedaría la fila de espera de los aspirantes a una lucrativa batalla contra Saúl "Canelo" Alvarez.

1 - DANIEL JACOBS

NIVEL DE RIESGO: BAJO

Jacobs es quien reúne todos los requisitos para ser el próximo rival de Canelo. Pelea bajo contrato con Eddie Hearn (DAZN), acaba de ganar un cinturón de campeón mediano (FIB), está dispuesto - de ser necesario - a subir a las 168 libras y a los ojos del gran público transmite la impresión de ser una oposición consistente. No es para menos, su récord y su pasado causan respeto.

No obstante, bajo esa imagen se esconde, seguramente, el factor decisivo para que Jacobs sea el elegido: su deterioro boxístico, algo imposible de ocultar en sus últimas peleas. Un declive constatado a partir de su derrota ante Gennady Golovkin en marzo del 2017.

A esa batalla, Jacobs llegó luego de una racha impresionante de doce peleas ganadas por KO en forma consecutiva. El kazajo fue un antes y un después en su carrera reciente. Luego enfrentó a Luis Arias y Maciej Sulecki, a quienes solo pudo vencer en las tarjetas y pasando muchos problemas.

En su última pelea, venció en decisión dividida al ruso Sergiy Derevyanchenko en pelea por el vacante cetro FIB de los medianos.

En términos boxísticos, este Daniel Jacobs representa mucho nombre, pero limitada oposición para Canelo, que también en lo previo lo supera estadisticamente: el mexicano venció a GGG que a su vez venció a Jacobs.

Pero hay algo más. Jacobs es un sobreviviente de cáncer que ha peleado autorizado y bajo supervisión de médicos responsables por su salud. Sin embargo, como ya lo abordamos en la previa de su última pelea, "por encima de la salud que constaten los médicos, la naturaleza física, en este caso, podría esconder secuelas imposibles de detectar en una enfermedad sobre la cual es más lo que se desconoce que aquello que se conoce".

No por un acaso es un milagro sobrevivirla. Jacobs, precisamente, es apodado de "hombre milagro", algo que no consigue alejar el temor a que las secuelas aún persistan y estén minando sus potencialidades combate tras combate. Ese deterioro, insinuado ante GGG y mostrado ante rivales inferiores como Arias, Sulecki y el propio Derevyanchenko, tornan casi imposible imaginar una posible victoria sobre Canelo en el mes de mayo.

2 - DAVID LEMIEUX

NIVEL DE RIESGO: M­ÍNIMO

En boxeo ni siquiera las peleas pactadas bajo contrato pueden ser consideradas un cien por ciento aseguradas. Máxime cuando, como en este caso, cumplir con la fecha de la misma, 4 de mayo, es más importante que el rival de turno.

Si Jacobs es el elegido, como se presume, hay siempre una posibilidad de que ocurra algún problema no previsto que le impida boxear y deba renunciar. En ese caso, el canadiense David Lemieux será la figura emergente seleccionada.

Más aún, si por alguna razón no hubiera acuerdo con Jacobs, también Lemieux será el rival de Canelo. No importa que por querer dar el peso para su última pelea haya terminado deshidratado y en un hospital. Su equipo, seguramente, en las próximas horas oficializará el anuncio de que el canadiense subirá a las 168 libras.

Su nueva división, sin duda, lo hace aún más atractivo para Canelo ya que le permitiría defender su cetro en una categoría (supermedianos) donde nadie apuesta a que lo haga.

Ya el canadiense ha sonado por mucho tiempo para enfrentarlo en una pelea a modo, incluso como una de las dos opciones naturales de GBP junto al irlandés Gary O'Sullivan, otro rival disponible y de la casa para el mexicano.

Entre ellos (Lemieux y O'Sullivan) pelearon recientemente en lo que fue considerada una eliminatoria para luego ir contra Canelo. Lemieux es parte del establo de Golden Boy Promotions, es un ex campeón mundial y por más que sea muy discutible su nivel boxístico, su historial lo habilita a ser considerado un peleador de élite.

Obviamente Lemieux tampoco pondría en riesgo la victoria de Canelo. Su estilo de fajador, con un boxeo frontal y una defensa rústica, lo convierte en el oponente ideal para que Canelo pueda lucirse a puro esgrima por dos o tres asaltos antes de conseguir un KO espectacular.

3 - GENNADY GOLOVKIN

NIVEL DE RIESGO: REGULAR

Será difícil ver una tercera pelea entra ambos en mayo y aún en septiembre. Abel Sánchez, entrenador de GGG, dijo que al kazajo le quedan dos o tres años de carrera antes de retirarse y es evidente que necesita volver a valorizarse. Tal vez uno o dos combates frente a rivales ganables antes de ir contra Canelo en una batalla meramente comercial.

Por lo mostrado en las dos peleas ya realizadas y por la edad de Golovkin, es poco menos que imposible que en una tercera pelea logre lo que no logró en las anteriores. Por ello, es casi una certeza que hayan acordado madurar ese negocio con tiempo y espacio para que por un lado Canelo pueda vender su imagen en DAZN y Golovkin recupere brillo entre la fanaticada.

La otra posibilidad sería la economica, Golovkin podría estar pidiendo demasiado para asumir esa tercera batalla, en medio de la negociación para ir con una u otra empresa de difusión. Se sabe que tanto ESPN, como DAZN y seguramente PBC, lo estan tentando con ofertas que el kazajo sigue evaluando.

4 - DEMETRIUS ANDRADE

NIVEL DE RIESGO: MUY ALTO

Demetrius Andrade debería tener las mismas opciones que tiene Jacobs para enfrentar a Canelo Alvarez en mayo próximo. Es campeón mundial mediano (OMB), está firmado por Eddie Hearn (DAZN) y tiene su próxima defensa tan temprano como a comienzos de enero contra el ruso Artur Akavov.

Esa pelea se puede cancelar previa negociación o perfectamente esperar su resultado. Sin embargo, el problema de Canelo a la hora de evaluar a Andrade es el peligro que representa desde lo boxístico. Es un zurdo de buena altura y alcance, golpea con las dos manos, lanza sus combinaciones con mucha velocidad y desde lo técnico su dinámica es cambiante, sorpresiva.

El campeón OMB tiene un estilo que necesariamente complicaría al mexicano, tiene poder en la pegada, asimila muy bien y lo mas importante: sabe trabajar desde los ángulos. El mero Talón de Aquiles del tapatío es que lo acosen por laterales. Una pelea contra Andrade depende directamente de Eddie Hearn y algun día ocurrirá, pero no tan temprano. El zurdo de Rhode Island, podría ser la pesadilla que Canelo evitará mientras pueda.

5 - BILLY JOE SAUNDERS

NIVEL DE RIESGO: ELEVADO

Esta pelea pudo darse cuando Saunders tenía el título de campeón OMB, hoy suena imposible, por más que para mayo el británico estaría disponible. Saunders cumple este sábado una pelea de preparación en Manchester contra el húngaro Zoltan Sera, rival que no representa peligro alguno y al que vencerá temprano.

El problema de Saunders, si aspira a ser tomado en cuenta por Canelo, es que ademas de zurdo, su estilo técnico resultaría dificil de descifrar para el tapatío, sumado a su buena pegada. Canelo tendría problemas para adaptarse y padecería como lo ha hecho ante otros esgrimistas.

A eso hay que sumar que Billy Joe Saunders está bajo control del empresario Frank Warren, competidor directo en Europa con Hearn, lo que haría más complicada cualquier negociacion. Es el púgil con mas dificultades de llegar a una pelea contra Canelo.

6 - JERMALL CHARLO

NIVEL DE RIESGO: ALTO

El mellizo Charlo es el oponente que todos quieren ver frente a Canelo. Está invicto, lo ha retado de manera insistente y luce como el rival que todos quieren evitar. Es bravucón, le gusta desafiar, monta su show en el ring cada vez que puede y su rostro fiero, bajo permanente malhumor, hacen de él una figura que infunde temor.

Sin embargo, Jermall Charlo es una verdadera incógnita. No ha enfrentado aún a ningún rival que lo coloque a prueba y en sus peleas recientes, tanto en 154 como en 160 libras, pese a que ha ido contra rivales de segunda línea, le ha costado lucir dominante.

Charlo podría ser mas ruido que pólvora o no ¡Vaya uno a saber! Sin duda, si Canelo se animara a enfrentarlo sería una pelea de alto riesgo, precisamente, por esa falta de conocimiento. Charlo es el campeón interino del CMB, organismo que no se animó a ordenar una pelea mandatoria entre ambos y en el colmo de la torpeza dirigencial, ordenaron sí una eliminatoria entre GGG y Charlo, que obviamente ninguno de los dos siquiera se dio por enterado.

Si apelamos a lo obvio, ellos deberían enfrentarse el 4 de mayo bajo orden del CMB. Algo imposible de imaginar siquiera. Pero, ademas, el equipo de Canelo a Charlo ni lo nombra, ni tampoco habría posibilidades de un acercamiento a nivel de promotoras, el mellizo está con el promotor Al Haymon. O sea, en las antípodas de cualquier acuerdo.