Daniel Jacobs tiene la calidad, aunque no ha tenido la exposición

Daniel Jacobs ha tenido grandes combates que no han recibido la exposición de otros campeones peso mediano Abbie Parr/Getty Images

Quizá Daniel Jacobs no tenga la vitrina que tienen otros campeones de peso mediano, pero eso no significa que el neoyorquino no tenga calidad. El ya dos veces campeón mundial de peso mediano ha logrado mantenerse en la elite de la categoría desde hace años, pero tendrá este 4 de mayo ante Canelo Álvarez la oportunidad de su vida.

Es bien conocida la historia de Jacobs y el hecho de haber superado una enfermedad tan dura como el cáncer de huesos, lo cual ha hecho más impresionante su andar en el deporte de los puños, así que no hay que esperar otra cosa que no sea entrega y pasión por parte del llamado 'Miracle Man'.

2015, Jacobs noqueó a Quillin en un round

Una auténtica máquina de tirar golpes fue Daniel en diciembre de 2015, cuando le quitó en un round el invicto a Peter 'Kid Chocolate' Quillin, para defender con éxito, por tercera ocasión, el cetro Mediano de la AMB en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York, y mejorar así su récord a 31-1.

2015, Noqueó a Truax en su primera defensa

La primera defensa del título mediano versión de a AMB por parte de Daniel Jacobs fue una muestra de versatilidad por parte del neoyorquino que echó mano de su potencia, de su técnica, de inteligencia y experiencia para lograr un contundente nocaut técnico en 12 episodios sobre Caleb Truax, que tres años después se convertiría en campeón mundial de peso súper mediano.

2012, Superó el cáncer y noqueó a Luteran

Si bien la victoria en un round sobre Josh Luteran en octubre de 2012 no significó gran cosa para la carrera de Jacobs, pero sí tuvo un gran significado en lo personal, pues venía de combatir el cáncer de hueso que le diagnosticaron un año antes, cuando le advirtieron que era difícil que subiera de nuevo al ring, y su reencuentro con el boxeo fue espectacular.

2018, Conquistó su segundo título en peso mediano

La FIB le dio la oportunidad a Daniel Jacobs y Sergiy Derevynchenko de hacerse del título de peso mediano, y aunque la pelea fue más difícil de lo que muchos esperaban, al final aprovechó la oportunidad al ganar por decisión dividida en octubre de 2018 y ello le valió el boleto para la pelea con Canelo Álvarez.

2017, Cayó con la cara en alto ante GGG

Más allá de la derrota, que para muchos debió ser al menos empate, Daniel Jacobs comprobó que podía pelear de tú a tú con cualquiera en el ensogado al llevar al límite al kazajo Gennady Golovkin en marzo de 2017. Daniel cayó en el cuarto round, pero se levantó para poner a prueba a GGG y mantenerse en la élite de las 160 libras.