Millonaria sanción si Canelo o Jacobs pasan de 170 libras

play
'Detrás de una persona exitosa siempre hay detractores' (1:06)

Saúl 'Canelo' Álvarez afirma que ya superó las críticas a su trabajo y sus rivales y se concentra solo en prepararse de la mejor forma par seguir en los primeros planos del boxeo mundial. (1:06)

LAS VEGAS -- Canelo Álvarez y Daniel Jacobs no se van a someter sólo a un pesaje, sino a dos antes de subir al ring en el evento estelar de la T-Mobile Arena de Las Vegas, debido a una cláusula de rehidratación que existe en el contrato y estipula que, de acuerdo con fuentes de ESPN, el que se pase pagará hasta un millón de dólares.

Álvarez y Jacobs no deberán pesar más de 160 libras el viernes para poder acceder a la disputa de los títulos de peso medio en juego, el de la Asociación Mundial de Boxeo, el del Consejo Mundial de Boxeo y el de la Federación Internacional de Boxeo. Para el sábado a las 8:00 horas, no deberán pasar de las 170 libras, es decir, pesar más de 10 libras que el día previo.

Durante la semana, Jacobs se ha estado quejando de que esta medida ha sido algo injusta y cree que Canelo podría tomar cierta ventaja de ello, pues era opcional para la Federación Internacional de Boxeo hacer un segundo pesaje o no, pero no dijo que Canelo también se va a tener que someter a un pesaje, aclaró la oficina de Golden Boy Promotions, previo a la ceremonia del peso de este viernes.

"De alguna forma eso frustra porque ellos dicen que es algo de la FIB (Federación Internacional de Boxeo), no obliga a los peleadores cuando hay una pelea unificatoria, pero ellos sí lo hicieron. Yo no necesito ventajas para ganar a Canelo, así que lo vamos a hacer de cualquier forma", dijo Jacobs a los medios durante esta semana.

En dado caso de que se pase Jacobs, quien es quien podría tener problemas, entonces quedará a determinación de los organizadores si la pelea sigue en pie o si se pudiera cancelar de manera súbita, pero con el tema de la cláusula, todos esperan que Daniel no tenga mayores problemas ni para el pesaje del viernes ni para el del sábado.

Canelo también deberá someterse a esa cláusula, pero al no tener problemas para marcar ese peso,entonces no se espera que tenga mayores problemas y por ello la atención se ha enfocado en Jacobs, quien incluso en la pelea con Gennady Golovkin decidió no someterse a una cláusula de rehidratación y aunque perdió, no estuvo en disputa para él la faja de la FIB.

La cláusula de rehidratación no es nueva y ya en el pasado se ha utilizado, e incluso, el Consejo Mundial de Boxeo ha empezado un programa para revisar precisamente la rehidratación de los peleadores para el día de la pelea, ya que muchos llegan a subir hasta 20 libras de un día a otro, y eso puede no sólo ser una ventaja, sino también algo que pueda ocasionar un tema médico en contra.

Golden Boy Promotions hizo válida la opción de hacer un segundo pesaje, tal y como lo permite la FIB, y sólo esperaban cumplir con lo prometido antes de evitar cualquier tipo de sanción económica para alguno de los peleadores en busca de la gloria para este sábado en la ciudad de los casinos.