La Vuelta a San Juan se destacó en el plano internacional

play
Winner Anacona y su título en la Vuelta San Juan (2:57)

El ciclista colombiano le explicó a ESPN Bike los motivos de la victoria. (2:57)

Finalizó una nueva edición de la Vuelta a San Juan, competencia internacional categoría UCI 2.1, que ya cuenta con 37 ediciones, entre las cuales, las 3 últimas se organizaron dándole el carácter internacional otorgado por la Unión Ciclista Internacional (UCI). Este evento se posiciona como el evento deportivo más importante de la provincia, y sin dudas, uno de los más importantes del país. Más de 800 mil espectadores, transmisión para más de 200 países, participación de grandes figuras del ciclismo, grandes números en el aspecto turístico, son los puntos más destacables del evento.

San Juan es el lugar ideal para este tipo de competencia, y una marca distintiva del resto de los tours ciclísticos del mundo es la pasión única del público local, que sin importar el intenso calor, concurre en masa a presenciar la denominada “Vuelta de todos los sanjuaninos”. Esta competencia ya trascendió los límites de la provincia, para instalarse como la mejor competencia ciclística de la Argentina, y está en vías a disputar el cetro que ostenta el Tour de Colombia en Sudamérica.

La importancia de la competencia, la calidad de sus figuras y equipos, la correcta organización y la gran pasión que despierta en el público, fueron algunos de los argumentos para que una muy buena cantidad de turistas lleguen a San Juan. De esta manera, se provocó un ingreso record en concepto de turismo: Según los datos recolectados por el Ministerio de Turismo y Cultura local, se recaudaron más de 100 millones de pesos durante los días de la vuelta, cifra por demás importante para una provincia que potencia la industria del turismo de la mano de los eventos culturales y deportivos. De esta manera San Juan atrae muchos visitantes que no conocían la provincia y luego, por la calidez de su gente y la dedicación en su estadía, aseguran que quieren volver. La Vuelta se ha convertido no solo en un atractivo deportivo y turístico, sino también rentable teniendo en cuenta la cantidad de sponsors que se suman, viendo en ella una excelente posibilidad de promocionar su marca.

Este año la televisación en directo a 200 países y en 20 idiomas, a través de ESPN, le dio una categoría superior a la Vuelta de San Juan, con audiencia que se cuentan por millones. La edición 2018 la cifra de espectadores llegó a los 2,6 millones, pero este año superaron holgadamente los 10 millones, al reproducirse en los cinco continentes.

En el plano deportivo, la participación de figuras de la talla de Peter Sagan (BORA - Hansgrohe), Nairo Quintana (Movistar Team) o Mark Cavendish (Dimensión Data), quienes participan por primera vez en San Juan, sumados a Fernando Gaviria (UAE Team Emirates), Oscar Sevilla (Team Medellín), el francés Julian Alaphilippe (Deceuninck – Quick Step), además de los belgas Tiesj Benoot (Lotto Soudal) y el joven Remco Evenepoel (Deceuninck – Quick Step), le dio un salto de jerarquía por demás importante a la Vuelta, que despertó el interés mundial. La carrera en San Juan es la primera de la temporada internacional y todos vienen a buscar la mejor puesta a punto para las grandes vueltas de Europa, como La Vuelta de España, el Giro de Italia o el Tour de Francia.

En esta constelación de estrellas, fue el team español Movistar que ubicó a Winner Anacona en lo más alto del clasificador, ganando la 37ª edición después de imponerse en la etapa reina, la de Altos del Colorado, dura etapa que se instala como bisagra de la competencia, con una exigente trepada en plena precordillera sanjuanina que llega a los 2665 msnm.

Sin dudas que todo lo mencionado anteriormente influye en el aspecto social de semejante evento. La visita de lo mejor del ciclismo mundial, sumado a los argentinos Maxi Richeze (Deceuninck – Quick Step) o Eduardo Sepúlveda (Movistar Team) y a los sanjuaninos de los 4 equipos continentales como la Agrupación Mardan, los equipos municipales de Pocito y Rawson y la Agrupación Virgen de Fátima, pone a los ídolos sanjuaninos, ante el delirio del público local, que sale de su casa en plena siesta para hacer sentir su aliento popular, a solo centímetros de los competidores. Así lo sintieron Nicolás Tivani, primer ganador de una etapa de vuelta Internacional, al imponerse en la etapa 6 en la llegada en el Circuito San Juan Villicum, o los casos de Daniel Zamora, mejor sanjuanino y argentino o Ricardo Escuela, por nombrar a los de mayor idolatría en las rutas sanjuaninas.

Esta pasión impulsó en el 2018 a 400.000 espectadores a la ruta en las 7 etapas de la competencia pasada. Este año se contabilizaron solo 280.000 en la última emoción en la Avenida de Circunvalación y un total de 800.000 espectadores durante las 7 etapas de competencia, sin contar la Presentación y el Criterium por las calles de San Juan que se realizó previamente y que lanzó números cercanos a los 150.000 espectadores.

Las acciones anexas a la Vuelta, como la Gran Fondo que reunió a 600 aficionados corriendo cerca de ídolos como Juan Antonio Flecha, Juan Esteban Curuchet o Filippo Pozzato y la Vuelta Inclusiva con casi 90 participantes, junto a la vista de Peter Sagan al Hospital de Niños, forman parte de los beneficios sociales que entrega este evento, y que disfrazan el verdadero tesoro que se persigue: inspirar a los más chicos para sumarlos a la práctica deportiva. Aquí está la verdadera riqueza de este mega evento, que ha aportado cifras record de participación de chicos en las escuelas de iniciación deportiva de ciclismo, utilizando al deporte como disparador social, alejándolos de los vicios de nuestro tiempo y acercándolos al beneficio de la práctica deportiva.