Otro fin de semana semana como el de Singapur y será jaque mate

Antes del Gran Premio de Singapur la percepción era que la carrera –y el campeonato- serían para Sebastian Vettel y solo él sería los ‘perdería’. Los resultados de la temporada hasta ese momento sugerían que Ferrari tenía el mejor auto en el circuito callejero de Marina Bay, y que la ventaja de 30 puntos de Lewis Hamilton, era más frágil de lo que parecía. La teoría era que el ritmo superior del auto de Vettel le permitiría hacer lo que mejor hace: liderar y romper la voluntad de su rival. La realidad luego del fin de semana no podría ser más diferente.

Señalar exactamente cuando el fin de semana de Vettel se torció es complicado. Muchos pequeños errores a lo largo de los días llevaron al resultado final:

  • La colisión contra el muro en la curva 21 el viernes por la noche que le costó valiosa información sobre los neumáticos y la puesta a punto.
  • El debate con su ingeniero sobre cómo preparar el neumático para la clasificación
  • Pequeños bloqueos de neumático en su vuelta de clasificación en las curvas 13 y 14 –quizá debido a como preparó el neumático- que le quitaron valiosas milésimas de segundo en el sector medio y quedar detrás de Verstappen.
  • El momento en su primer pitstop en la carrera que lo dejó detrás de un Force India justo cundo necesitaba ir lo más rápido posible para defenderse de Max Verstappen
  • La decisión de mandarlo con el compuesto ultrasoft en vez del blando, que lo forzó a cuidar sus neumáticos durante la mayor parte de la carrera
  • Y el simple hecho de que Ferrari no pudo mantener su ventaja en el ritmo sobre Mercedes, no como la mayoría pensaba

Conforme su asentó el polvo el domingo por la noche, fue el error estratégico el que se mostró como el principal. Luego de ganar la posición a Verstappen al inicio de la carrera, Ferrari quería atacar a Hamilton por el liderato e intentaron hacer el ‘undercut’ al llamar a pits a Vettel relativamente rápido, en la vuelta 14. El pensamiento detrás de la estrategia era simple: un set nuevo de ultrasofts no era lo ideal para las restantes 57 vueltas, ofrecería una ventaja de rendimiento sobre Hamilton cuando volviesen a pits por otro set de hiperblandas e impulsarían a Vettel al frente.

Pero Ferrari subestimó todo el potencial que quedaban en los neumáticos de Hamilton –ostensiblemente porque malinterpretaron el mensaje de radio en el que Hamilton dijo que tenía “mucho” en sus neumáticos, creyendo que había dicho que “no tenía”- Vettel hizo un gran crono en su primera vuelta luego del pitstop, pero Hamilton pudo igualar sus registros. El Mercedes retuvo el liderato luego de la detención, y al parar después, Mercedes tuvo la flexibilidad de tomar la opción más segura al poner la llanta blanda. Entonces se acabó el juego para Vettel.

Lo que fue todavía más costoso para Vettel fue que regresó detrás del Force India de Sergio Pérez. Eso significó que fue bloqueado por el Force India y perdió tiempo crucial a favor de Verstappen, quien exitosamente lo sobrepasó cuando el holandés fue a pits y regresó delante de ‘Seb’. Vettel, quien luego debió administrar sus frágiles neumáticos hasta la bandera a cuadros y eventualmente acabó a 39 segundos atrás del hombre cuya estrategia intentaba derrotar.

La conclusión, sin embargo, es que Ferrari no fue suficientemente rápido. Si Vettel hubiese batido a Hamilton por la pole, nada de lo de arriba hubiese sido problema. Y eso es lo que aparece como el gran déficit de Ferrari en Singapur.

“Llegamos aquí pensado que estamos fuertes, y creo que lo estamos, pero no lo suficiente que quisiéramos en términos de ritmo puro en carrera”, dijo Vettel. “Ayer creía que pudimos tener un mejor día, igual que hoy (domingo), pero ya es historia y debemos ir al frente”.

“Sobresalen algunas diferencias sobre ayer (sábado) y hoy (domingo), así que hay cosas que aprender de los otros porque simplemente hicieron un mejor trabajo –si terminan adelante por medio minuto, claramente hicieron algo mejor”.

¿SE ACABÓ EL CAMPEONATO?

Alrededor de la discusión de que Ferrari tiene el mejor auto en la segunda parte de la temporada, debe notarse que Hamilton ha ganado cuatro de las pasadas cinco carreras: en Alemania se benefició del retiro de Vettel cuando el alemán lideraba y tomó una gran victoria al venir de atrás; en Hungría, una sensacional clasificación en mojado y ganó en una pista donde es muy complicado pasar en pista; en Italia peleó contra los Ferrari y ganó; y en Singapur, de nuevo otra gran pole le dio la victoria el domingo.

Ferrari puede contar las cuatro carreras como oportunidades perdidas, pero eso no debe restar mérito a Hamilton y Mercedes. Hamilton no ha puesto mal un solo neumático en las pasadas cinco rondas, y eso está llenando de presión a Vettel. Mercedes, mientras, se enfocó en las debilidades que mostró el auto en Bélgica, y esas lecciones son, en gran parte, la razón del buen funcionamiento del monoplaza este fin de semana.

“Creo que cada quien debe guiar su destino, dijo Toto Wolff, director deportivo de Mercedes. “Hemos trabajado muy duro después de Spa para entender el auto, y supimos… contra muchas opiniones, de que podríamos desempeñarnos bien en Singapur”.

El resultado es 40 puntos de ventaja en el campeonato para Hamilton y un muy diferente escenario para las siguientes seis carreras: tres victorias y un tercer lugar y Hamilton sería campeón; Vettel ganaría el campeonato por dos puntos si gana todas las carreras que faltan con Hamilton acabando segundo. Por supuesto, ambos escenarios podrían cambiar inmediatamente por algún problema con el auto, pero Hamilton se va muy fuerte de Singapur.

Luego del impredecible resultado este fin de semana, parece absurdo tratar de medir el rendimiento de Ferrari y Mercedes para las próximas carreras, pero Rusia debería ser un lugar favorable para Ferrari y es uno en el que Hamilton no ha ganado desde 2015, pese a tener un buen auto.

Pero para ganar, Ferrari y Vettel deben elevar su juego al nivel de Hamilton y Mercedes. Otro fin de semana como el de Singapur y será jaque mate.