Los beneficios de entrenar por las mañanas

ESPN Run

Cuántas veces los runners nos preguntamos: ¿cuál es la mejor hora para entrenar? ¿Por la mañana, tarde o noche?. Y si bien cada momento del día tiene sus beneficios, la primera respuesta que tenemos que tener en claro, sobre todo los corredores amateurs es que el mejor momento para ejercitarnos es aquel que mejor se acomoda a nuestras obligaciones diarias y a nuestras posibilidades en particular.

Pero más allá de eso, es verdad que los entrenamientos por las mañanas tienen una pequeña luz de ventaja sobre los que hacemos en otras horas de la jornada. Esto tiene que ver con que en general el hecho de madrugar para ponernos en movimientos nos ayuda a acomodar el resto de nuestra rutina diaria, sabiendo que ya cumplimos con nuestro plan de ejercicios del día.

Pero además, está comprobado que quienes entrenan con las primeras luces del amanecer tienden a sufrir menos estrés, ya que los entrenamientos físicos producen endorfinas, una hormona que funciona como neurotransmisora, es generada naturalmente por el organismo, y puede ser hasta 20 veces más potente que los medicamentos contra el dolor que se venden en las farmacias.

También, el entrenamiento por las mañanas nos permite aprovechar mejor la regulación hormonal producida durante el ciclo del sueño, lo que nos da una dosis extra de energía para afrontar el resto de la jornada, que incluye trabajo, estudios y otras actividades.

Por atención, que el entrenamiento por las tardes y noches también tiene sus beneficios, que ya analizaremos en la entrada de mañana.

¿A qué hora realizas tus entrenamientos?