<
>

Encuentra tu ritmo y mantenlo

ESPN Run

La distancia y la velocidad son dos de los parámetros claves para cualquier corredor. Pero hay un tercero, y es la cadencia. Estamos hablando de la frecuencia de zancada, dato que es fundamental para que logres y corras bien en tus entrenamientos y competencias. El término cadencia se define como la cantidad de pasos que se ejecutan cuando corremos, cuya referencia suele darse en pasos por minuto (ppm). Entrenadores y especialistas aseguran que el valor óptimo se alcanza cuando corremos como mínimo en los 180 pasos por minuto.

Para incrementar la cadencia es imprescindible trabajar la zancada y su amplitud. Por lo tanto, independientemente de la velocidad, el objetivo es que seamos capaces de mantener nuestra cadencia por encima ese valor. Para que esto ocurra, tu zancada no debe ser ni muy corta ni muy extensa, ya que el secreto se basa en correr a un ritmo medio en el que no puedas mantener una conversación pero tampoco llegues a una velocidad de pasadas.

En muchos casos encontrar la cadencia perfecta puede llevar mucho tiempo, y por eso es muy importante hacer estos "trabajos de investigación" durante tus entrenamientos. Si tus sesiones son demasiado lentas aumenta un 5% la frecuencia de tu zancada para que tu paso sea más natural, reducirás la carga de impacto y mejorarás la forma de correr.

Además, no olvides buscar correr suelto de hombros y piernas. El desafió es que mantengas un ritmo mayor a un trote muy suave, y la clave está en que no corras excesivamente cómodo de aire pero tampoco ahogado. Así de a poco irás mejorando tu ritmo promedio.

¿Cuál es tu ritmo promedio de pasos por minuto?