Errores frecuentes al trabajar los abdominales

ESPN RUN

Sea por salud, performance deportiva o por estética, todos queremos tener un abdomen plano, y mucho mejor si nuestros músculos se marcan en él. Claro que lograr esto tiene sus secretos, y en este post hablaremos de los errores típicos que se suelen cometer en esta búsqueda.

El primero tiene que ver con hacer siempre los mismos ejercicios abdominales, que son si efectivos, pero tarde o temprano tu cuerpo se acostumbra a todo. Asegúrate de que trabajas tu abdomen desde ángulos diferentes añadiendo rotaciones para trabajar los oblicuos por ejemplo, o usando las piernas para hacer más énfasis en la parte inferior.

Otro error común es trabajar demasiado rápido. A diferencia del trabajo del running, en donde te beneficias de la velocidad, obtendrás más ventajas del trabajo abdominal si te aseguras de hacerlo más eficazmente. El truco está en concentrarnos en el ejercicio y usar la respiración para guiarnos durante el movimiento.

En este sentido, recuerda siempre focalizarte en lo que estás haciendo. Prueba centrando tu fuerza en los abdominales más profundos mientras haces un abdominal y notarás que el ejercicio se vuelve más exigente. Además, no hagas fuerza únicamente para levantar el tronco. Ve un paso más allá y, voluntariamente, aprieta la zona con todas fuerzas mientras te levantas.

Algo que también se suele hacer mal es la intensidad de los ejercicios. Aunque es posible conseguir tonificación en los abdominales sin peso externo, intenta variar. Si apoyas un disco en tu pecho o tomas unas mancuernas mientras haces el movimiento, tus abdominales estarán trabajando con más intensidad.

Por último, recuerda que por mucho que trabajes tus músculos abdominales, si por encima de ellos tienes demasiada grasa, tu "six-pack" nunca verá la luz. Corre y realiza otros trabajos cardiovasculares, que en combinación te ayudarán a perder peso y así lograr tu cometido.

¿Cada cuánto entrenas tus abdominales?