Evita los golpes de calor

ESPN Run

Nunca está de más recordar algunos consejos para correr en verano y evitar los golpes de calor. Y en este sentido, lo primero que vamos remarcar es la importancia de cuidar tu salud por sobre todas las cosas. Debes entender que por un día que bajes la carga o la intensidad de tus entrenamientos no perderás estado físico, y además estarás mejor descansado para la siguiente sesión. Por eso, aunque tengas ganas de salir a correr, si la temperatura es superior a 35° C y la humedad ambiente mayor al 60%, mejor guarda tus energías para el otro día. En su lugar siempre podrás hacer otras actividades como estiramientos, natación, trabajos de gimnasio, etc, aprovechando el tiempo para desarrollar otras aptitudes muchas veces olvidadas.

Y si vas a salir a correr, en cuanto a la indumentaria recuerda usar ropa liviana, respirable y de colores claros. Evita las prendas ajustadas al cuerpo, ya que perjudican los procesos de sudoración del cuerpo, que como sabemos son un mecanismo natural de termorregulación. Además, no olvides usar gorra para cubrir tu cabeza y gafas para tus ojos, asegurándote de que tengan protección para rayos UV. También aplícate protector solar con factor superior a 20, y busca recorridos que tengan sombra.

Por último, ten en cuenta que el viento puede ser un engaño muy caro de pagar. Cuando soplan corrientes de aire es fácil confiarse porque la temperatura corporal no sube tan rápidamente. Sin embargo, no olvides que la deshidratación se produce de todos modos, e inclusive con mayor rapidez ya que el viento favorece la rápida evaporación del sudor. Por lo tanto, siempre ingiere agua y bebidas isotónicas antes, durante y después de tus entrenamientos, reforzando estas cantidades en los días de calor y de viento.

¿Alguna vez sufriste un golpe de calor?