¿Qué es y cómo se hace el "skipping"?

ESPN Run

En notas anteriores hablamos de incluir al skipping dentro de las rutinas de entrenamiento para running. En pocas palabras, se trata de correr elevando exageradamente las rodillas, y es uno de los ejercicios más importantes para mejorar nuestra técnica de carrera. El skipping suele ser utilizado tanto en las entradas en calor, ya que pone en marcha nuestros músculos y tendones, activando la circulación, como a la hora de fortalecer el tren inferior, ya que los extensores del tobillo (gemelos y sóleos) y los flexores de la cadera (psoas ilíaco y cuádriceps) trabajan a una gran intensidad. Con este "super ejercicio" además vamos a mejorar la técnica de carrera y a fortalecer el cuádriceps, músculos que van a participar de la elevación de las rodillas.

El skipping también trabaja nuestra capacidad de coordinación, ya que incide en la armonización del impulso con la elevación de la pierna libre y el movimiento de los brazos, buscando que se desarrolle con la máxima fluidez y eficacia. Además, nos permite trabajar la máxima frecuencia de zancadas y por ello se lo suele utilizar en los entrenamientos de la velocidad de movimientos. También es muy útil cuando entrenamos la resistencia muscular orientada a la carrera, por lo que se puede incluir en sesiones trabajándolo en intervalos de tiempo o espacio prolongados.

Algo importante a tener en cuenta es que a la hora de ponerlo en práctica se debe mantener la cadera elevada en todo momento, evitando que descienda al apoyar el pie en el suelo. Esto se consigue con un trabajo muy activo del tobillo, con un buen apoyo de la planta y la punta del pie, evitando aterrizar del talón. También es muy importante la posición del tronco, que debe mantenerse recto y ligeramente inclinado hacia delante para favorecer nuestro desplazamiento. En cuanto a los brazos, trabajan muy activamente durante la realización de este ejercicio, flexionado por los codos a 90 grados y elevando con la misma intensidad el brazo contrario de la pierna que se sube, para coordinar el impulso y dar más fluidez al movimiento.

¿Alguna vez realizaste skipping?