Proteínas de calidad y en su cantidad justa

ESPN Run

Generalmente se aconseja a quienes quieran llevar una dieta sana que al menos el 50% del consumo diario de proteínas sea de origen vegetal. Esto, en otras palabras, es una buena razón para no abusar de las carnes y buscar estos nutrientes también en otros alimentos tales como la quínoa, las semillas y frutos secos (por ejemplo, pipas de calabaza, de girasol, sésamo, semillas de chía, nueces, anacardos, almendras, etc.), legumbres (en especial las lentejas, soja y garbanzos), el alga espirulina, los vegetales de hoja verde y las zetas.

En cuanto a las cantidades, un parámetro para incorporar las suficientes proteínas que tu cuerpo necesita a diario es la llamada regla del 20%. Consiste en cuidar que entre el 10 y el 20% del total de las calorías consumidas provengan de las proteínas, lo que supone entre 50 y 100 gramos en una dieta de 2.000 calorías. Si los niveles consumidos son muy bajos, no bastarán, pero si por lo contrario te pasas demasiado y de forma repetida de la dosis diaria necesaria, meterás a tu organismo en un problema. Esto ocurre porque debido al aporte de nitrógeno las proteínas sobrantes son un "combustible sucio" para el cuerpo, mucho menos eficaz que los hidratos de carbono.

¿Consumes una cantidad adecuada de proteínas?