Consejos para lavar tu indumentaria de entrenamientos

ESPN Run

Como todo nuevo hábito, correr cambia nuestras vidas en muchos aspectos. Cuando entrenamos regularmente hay cuestiones del día a día a tener en cuenta, algunas de las cuales no enfrentábamos antes de convertirnos en runners. Una de ella es la limpieza de la ropa deportiva, que tiene sus secretos. Lo primero a tener en cuenta es que la indumentaria técnica, confeccionada en materiales sintéticos por un lado te permitirá entrenar con más comodidad y no arruinar otras prendas que usas diariamente. Pero, además, a diferencia de la ropa de algodón las telas sintéticas como Coolmax o Dri-Fit absorben la humedad y te ayudan a mantenerte más seco y cómodo en tus entrenamientos y competencias.

A la hora de lavar tu indumentaria deportiva utiliza siempre agua fría, ya que esto evitará que pierdan su tamaño original o que se deformen. Además, de ser posible lávalas a mano, lo que si bien no es la opción más cómoda o fácil te ayuda a cuidar el tejido técnico sin que pierdas sus prioridades. Piensa que a menos que tenga manchas lavar tu ropa de entrenamiento no te lleva más de unos minutos. Para eso llena un balde o recipiente con agua fría, sumerge la prenda y agrega algo de detergente para ropa fina o jabón blanco para lavar la ropa. Frota las zonas más transpiradas y luego enjuaga con agua limpia. Es importante aclarar que se debe evitar el uso de suavizantes, ya que contienen químicos dañan y neutralizan los tejidos técnicos de la prenda. La ropa deportiva no necesita suavizantes extra como sí lo necesitan otros materiales como el algodón. Cuando termines, no la cuelgues totalmente mojada sin antes escurrirla suavemente porque puede estirarse.

Otra alternativa es que laves al menos parte de tu indumentaria cuando entras a la ducha. Para eso, ten a mano un jabón neutro en el baño y lávala en este momento, algo que sólo te llevará unos minutos. La ventaja de lavar tu ropa de entrenamiento ni bien terminas de correr es que el olor a transpiración no quedará impregnado.

Por último, evita siempre usar plancha. Si bien son pocos los corredores que planchan sus remeras de correr, debes saber que el calor daña tanto los tejidos como los estampados y las partes de tela reflectante.

¿Cuántas remeras de entrenamiento tienes?