<
>

La importancia de jugar como local durante la postemporada en la NFL

MÉXICO -- Este fin de semana se jugaron los partidos de la Ronda de Comodines. Los equipos de mejor récord, generalmente, son los que reciben el privilegio de jugar en casa.

Con ello no estoy descubriendo el "agua tibia" pero permítanme alguna reflexión a propósito del tema.

CONFERENCIA AMERICANA

Oakland Raiders vs. Houston Texans
Los Raiders llegaron a este juego con su tercer mariscal de campo, Connor Cook, quien no había iniciado nunca un juego en la NFL. El del pasado sábado fue el primero. Además en postemporada.

Justo ese factor se convirtió, incluso antes de empezar el juego, en la principal razón por la cual ganar el partido sería una empresa muy complicada.

Houston hizo lo que debía haber hecho Oakland, correr el balón y evitarle más presión a su pasador; los Texans, con Brock Osweiler, pasaron 25 veces el balón, mientras que por tierra acarrearon en 44 ocasiones.

Oakland hizo todo lo contrario, lanzó más de lo que acarreó el ovoide. Claro que el principal argumento para no poderlo hacer fue la agresiva y rápida defensiva de los Texans.

Sí, la casa puede pesar, pero, siendo sinceros, las mínimas posibilidades de Oakland no fueron por jugar como visitantes, sino por perder hace dos semanas a Derek Carr, su mariscal de campo titular.

Miami Dolphins en Pittsburgh Steelers
En la Semana 6 de temporada regular, Miami en casa se llevó una inesperada victoria de 30 a 15 sobre Pittsburgh. Con esa derrota inició la racha de cuatro tropiezos de forma consecutiva.

Jay Ajayi, corredor de los Dolphins, en aquel juego avanzó el balón 204 yardas por tierra.

A diferencia de de ese partido el de este domingo no fue en la casa de Miami, sino en la de los Steelers. En aquel juego el calor y la humedad de Miami parecieron afectarles a los de negro y amarillo.

La historia ahora fue muy distinta; Ajayi apenas pudo correr 33 yardas con el balón y la defensiva de Pittsburgh tuvo una extraordinaria actuación.

Valdría la pena recordar que en aquella Semana 6 no jugaron con los Steelers los apoyadores Bud Dupree y Ryan Shazier, quienes este domingo el Heinz Field --junto a James Harrison-- presionaron y golpearon a placer a Matt Moore, mariscal de campo de Miami.

A pesar de los dos touchdowns conseguidos por Miami en los últimos minutos del último cuarto, la victoria para Pittsburgh nunca estuvo en peligro.

Al igual que en el otro partido en la Conferencia Americana, los Steelers eran favoritos incluso más allá de la localía.

CONFERENCIA NACIONAL

Detroit Lions en Seattle Seahawks
Quizá ningún otro equipo en la NFL es tan fuerte en casa como Seattle. Con nueve victorias consecutivas de playoffs en el CenturyLink Field, los Seahawks recibieron el sábado por la noche a los Lions, que cerraron la campaña con tres derrotas al hilo. Las tres con equipos calificados a la postemporada.

A la antigua, acarreando el balón, consumiendo, tiempo y controlando el reloj, Seattle tuvo la posesión del balón por más de 36 minutos. Thomas Rawls, corredor de los Seahawks con 161 yardas por tierra, logró imponer nuevo récord de postemporada para el equipo.

Detroit y su ofensiva nunca estuvieron en la posibilidad de "ofrecer pelea". La gran actuación de la defensiva de Seattle que hizo recordar las mejores versiones de "Legion of Boom", limitándolos a seis puntos.

La mala noticia para un equipo que se siente tan a a gusto en casa, es que el de este sábado fue el último partido de la temporada en su campo. La próxima semana visitaran a los Atlanta Falcons.

Valdría la pena recordar que, en el último juego de temporada regular, Seattle perdió la localía como sembrado N° 2 al fallar un intento de gol de campo de Steven Hauschka ante los Arizona Cardinals.

New York Giants en Green Bay Packers
El Lambeau Field la casa de los Green Bay Packers podría ser uno de los estadios más difíciles visitar, más si los juegos se realizan con temperaturas por debajo de los 20 grados centígrados.

Y digo podría porque en esas condiciones Green Bay debería ser evidentemente favorito. Para el juego contra los Giants, no era así. Ya en que en las temporadas del 2007 y 2011, los de la ciudad de los rascacielos se llevaron sendas victorias en postemporada en la llamada "Frozen Tundra".

Eli Manning llegó a este juego con el mismo número de triunfos en postemporada en ese campo que el mariscal de campo local Aaron Rodgers.

Por lo mismo, irónicamente en este partido no había un claro favorito.

Al final, Manning y su otrora poderosa defensiva se desmoronaron ante el talento de Rodgers y la ofensiva de los Packers, que a pesar de perder a Jordy Nelson y Ty Montgomery dominaron el marcador. Rodgers terminó con cuatro pases de touchdown y es ahora el tercer mariscal con más pases de anotación en postemporada, solo por detrás de Joe Montana y Tom Brady.

Este era juego en donde el equipo de casa no tenía todos los momios a su favor.

Pero al igual que en los otros tres juegos de esta ronda, el de casa se quedó con la victoria.

La temporada pasada, los cuatro equipos visitantes escaparon con la victoria en la Ronda de Comodines, sin embargo, esta fue la cuarta ocasión en las últimas 27 campañas desde 1990 (cuando la liga implementó cuatro juegos de comodines) que los cuatro equipos locales avanzan (2000, 2011 y 2006).

¿Seguirá la casa dominando para la Ronda Divisional?
En el duelo Houston contra New England Patriots, sin duda; Pittsburg visitando a los Kansas City Chiefs no está claro, en las apuesta Steelers es marcado favorito por un punto.

Para el de Seattle ante Atlanta, los Falcons con esa poderosa ofensiva pueden ser señalados ligeramente favoritos.

¿Green Bay frente a Dallas Cowboys? No me atrevería a apostar a favor de los tejanos. Sin embargo, en las Vegas los hacen favoritos por tres puntos.

@TrejoGaray