<
>

Ben McAdoo confirma que fue despedido por los New York Giants

play
Giants despiden al coach Ben McAdoo (0:23)

Los neoyorquinos andan envueltos en una temporada de solo dos triunfos en una docena de juegos. (0:23)

Los New York Giants limpiaron la casa el lunes tras despedir al entrenador en jefe Ben McAddo y al gerente general Jerry Reese en medio de una temporada con marca de 2-10.

McAdoo confirmó a Chris Mortensen de ESPN el movimiento después de dos temporadas en el puesto, al tiempo que otras fuentes confirmaron la decisión en torno a Reese.

Steve Spagnuolo, quien funge como coordinador defensivo, será el entrenador en jefe interino, comentó una fuente a Dan Graziano de ESPN.

El ahora ex gerente general había desempeñado diversos puestos con la franquicia desde 1994, pero el último de ellos lo tomó desde 2007. Obtuvo un par de anillos de Super Bowl.

McAdoo tomó el puesto que dejó Tom Coughlin tras la campaña del 2015.

Su primer año dejó grandes sensaciones. Tuvieron una marca de 11-5 y avanzaron a los playoffs por primera vez en cinco años.

La segunda temporada no salió como se planeaba. El momento decisivo fue cuando envió a la banca a Eli Manning, pero sufrieron desde un principio. Perdieron los primeros cinco compromisos y estaban oficialmente de la postemporada antes de que arrancara diciembre.

McAdoo suspendió a dos jugadores (los esquineros Dominique Rodgers-Cromartie y Janoris Jenkins) por violar las reglas del equipo y existieron diversas controversias a lo largo de la campaña. También sufrieron las bajas por lesión de los receptores Odell Beckham Jr. y Brandon Marshall en el mismo juego (Semana 5).

Esto llegó a tal punto que los dueños de la franquicia se sintieron en la necesidad de mostrar su respaldo a McAdoo a través de un comunicado después de la derrota ante los San Francisco 49ers (21-31). En el mismo mencionaban que no sería despedido antes de que concluyera la campaña pero destacaron que harían una evaluación general.

Semanas después, tras la decisión de enviar a Manning a la banca, John Mara ya no garantizó la continuidad del entrenador en jefe, lo que preparó el terreno para su eventual despido pese a que iniciaron la campaña con expectativas de Super Bowl.

"No hay garantías en la vida", comentó Mara en su momento.