<
>

Chargers no verán marcadores de otros juegos en la Semana 17

Aunque Los Angeles Chargers necesitarán ayuda para calificar a los playoffs en el último día de la temporada regular, el entrenador en jefe Anthony Lynn no quiere que sus jugadores sepan si reciben esa ayuda hasta el final de su partido contra los Oakland Raiders.

"Tenemos que salir y conseguir una victoria", declaró Lynn esta semana. "Todos los escenarios de playoffs en realidad no importan si no nos hacemos cargo de nuestro trabajo".

Lynn indicó que los Chargers no publicarán marcadores actualizados de juegos alrededor de la liga en sus pantallas de video en el StubHub Center, que probablemente estará lleno de aficionados de los Raiders. A menos que los Chargers (8-7) concluyan su impresionante reacción de un inicio 0-4 y aseguren una temporada ganadora venciendo a Oakland, sus sueños de playoffs estarán muertos.

"Creo que las posibilidades son buenas, pero como dije, tenemos que ganar", sentenció Lynn. "Eso es lo único que importa en este momento. Me gustan nuestras posibilidades. Odio que no controlemos nuestro propio destino y necesitemos ayuda, pero ya veremos".

Además de este bloqueo de tres horas en Carson, Lynn generalmente cree que sus jugadores deberían saber dónde se encuentran en la carrera a los playoffs semana a semana, ya que les pide que estén atentos a la clasificación.

"No hay razón para que sepamos qué están haciendo otros equipos [esta semana]", refirió Lynn. "Nuestras manos estarán ocupadas".

Los dos escenarios en los que los Chargers pueden ganar un boleto de comodín son claros y plausibles. Dependen de vencer a los Raiders y que los Tennessee Titans (8-7) pierdan frente a los Jacksonville Jaguars (10-5), quienes no darán descanso a titulares a pesar de haber asegurado el sembrado N° 3 de la postemporada en la AFC.

Si los Titans pierden y los Baltimore Ravens (9-6) derrotan a los Cincinnati Bengals (6-9), los Chargers están dentro. Si los Ravens pierden, los Chargers estarán calificados si los Titans pierden y los Buffalo Bills (8-7) derrotan a los Miami Dolphins (6-9).

Todos esos partidos arrancarán casi de manera simultánea el Día de Año Nuevo.

"Parece bastante sencillo para mí", señaló el mariscal de campo Philip Rivers. "El único denominador común es que ganemos. No puedo encontrar uno en el que podamos perder y calificar, así que tenemos que encargarnos de nuestro trabajo. Obviamente, todos jugamos a la misma hora. Sólo podemos controlar lo que podemos controlar. Tenemos la oportunidad de ganar nuestro noveno partido. Nueve de nuestros últimos 12 sería una gran reacción luego de meternos en un hueco 0-4".

De hecho, Los Angeles ha sido uno de los equipos más impresionantes de la NFL desde ese duro inicio, que incluyó dos partidos que se redujeron a intentos de goles de campo fallados en el último minuto para empatar (Denver Broncos) o ganar (Miami).

Las únicas derrotas de los Chargers desde el 1° de octubre fueron como visitantes ante tres equipos de playoffs: New England Patriots, Jaguars y Chiefs.

Un gran cierre de la temporada regular sería un gran impulso rumbo a enero, incluso si ese mes no incluye un partido de playoffs. Un récord 9-7 igualaría la mejor marca de la franquicia desde su último título divisional en el 2009, y vendría con el grado de dificultad creado por la mudanza y un nuevo cuerpo de entrenadores encabezado por Lynn.

Sin embargo, cuando los Chargers salieron del campo en Kansas City el 16 de diciembre con una derrota 30-13 y el final de su racha de cuatro victorias consecutivas, sabían que su destino estaba fuera de sus manos.

Habían estado viendo marcadores desde entonces, y en New Jersey la semana pasada se reunieron alrededor del teléfono de Rivers para ver el final de la victoria de Los Angeles Rams sobre los Titans, que mantuvo a los Chargers en la pelea por los playoffs.

Rivers no verá nada más que los Raiders el domingo.

"Ya sea que muestren los marcadores o no, no creo que eso vaya a ser tema de conversación en la banca", sentenció Rivers. "Nuestro principal rival está al otro lado del campo".