Novatos podrían ayudar a los New Orleans Saints a hacer historia

Bueno, podemos olvidarnos de la idea que se necesitan tres años para pasar juicio sobre una clase de novatos.

Los novatos de los New Orleans Saints de 2017 -- liderados por el esquinero Marshon Lattimore, el running back Alvin Kamara, el tackle ofensivo Ryan Ramczyk y el profundo defensivo Marcus Williams -- fueron la razón principal por la que el equipo regresó a los playoffs por primera vez en cuatro temporadas. Y tienen la oportunidad de ganarse un lugar en la historia de la NFL si Lattimore y Kamara se convierten en el primer duo en 50 años en barrer los premios a los Novatos Ofensivo y Defensivo del Año (Kamara tendrá una contienda cerrada contra el running back de los Kansas City Chiefs, Kareem Hunt).

Los Saints tuvieron, por mucho, el mejor rating de "valor aproximado" de cualquier otro equipo de la NFL este año -- una medida divisada por Pro Football Reference para comparar los jugadores de posición. Según ESPN Datos, el valor total de los Saints de 43 estuvo 15 puntos por encima de los San Francisco 49ers, que terminaron en segundo lugar. Y fue el segundo valor total en los últimos cinco años detrás de solamente los Dallas Cowboys de 2016, que tuvieron un 45 tras ser liderados por Dak Prescott y Ezekiel Elliott.

También fue el segundo valor total más alto en la historia de los Saints, detrás de la increíble clase de 1981 que incluyó a los miembros del Salón de la Fama Rickey Jackson, George Rogers, Jim Wilks, Frank Warren y Hoby Brenner, entre otros. Pero esa clase utilizó 12 jugadores para llegar a 44 puntos.

La gran clase de 20016 de los Saints (Reggie Bush, Roman Harper, Jahri Evans, Marques Colston, Zach Strief, Rob Ninkovich) solo llegó a un valor total de 34 en su año de novatos.

"El escenario no es lo suficientemente grande para ellos" dijo el running back de los Saints, Mark Ingram, sobre esta clase -- dando crédito a su preparación y postura al igual que a su talento.

"Es impresionante ver a estos jugadores entrar y contribuir al nivel que están contribuyendo", dijo el centro de los Saints, Max Unger. "Yo miro atrás a mi año de novato, y yo no estaba jugando a ese nivel. Y que estos tipos vengan aquí y logren ser electos al Pro Bowl, sean titulares en 16 partidos y sean elementos principales de un buen equipo es un testamento al tipo de jugador que estamos trayendo a este vestidor".

Demos una mirada a la clase de novatos de los Saints en el 2017.

Calificación: Casi perfección.

Mejor Novato: Lattimore. Es casi imposible escojer entre Lattimore y Kamara, quienes ambos fueron seleccionados al Pro Bowl. Pero le doy una pequeña ventaja a la selección 11ra selección global de Ohio Sate por lo importante que ha sido para un equipo que estaba hambriendo por un esquinero elite. Con 6 pies de estatura y 192 libras en ocasiones se impuso a los mejores receptores y terminó la temporada regular con cinco intercepciones (una devuelta para touchdown), 18 pases defendidos y dos balones sueltos forzados en 13 partidos jugados. Fue la razón principal por la que la defensa de pases de New Orleans fue 32da en 2016 a 15ta en 2017.

Novato más mejorado: Kamara: Eso suena como una excusa de premio. Pero le cae dado que el rol de Kamara se convirtió en uno más grande de lo que los Saints anticipaban cuando lo seleccionaron en la tercera ronda del draft -- y mucho más grande que el rol que jugó en la Universidad de Tennessee. Corrió para 728 yardas mientras lideró la NFL con 6.1 yardas por acarreo, atrapó 81 pases para 826 yardas y anotó 14 touchdowns, cinco recepciones para touchdowns y una devolución de patada para touchdown. Kamara e Ingram fue el primer duo de running backs en sobrepasar las 1,500 yardas cada uno desde la línea de golpe esta temporada.

El valor total de 16 de Kamara es un empate en el cuarto mejor en la historia para un running back novato, según ESPN Datos, detrás de Edgerrin James, Marcus Allen y Sayers. Está empatado con Elliott, Marshall Faulk, Ricky Watters y Tony Dorsett.

Novato que no se puede quedar en el olvido: Tuve que inventarme una categoría extra para que Ramczyk y Williams no se quedaran fuera. En la mayoría de los años, estarían en una batalla para el premio al mejor novato. Ramczyk, la 32da selección golbal del draft de la Universidad de Wisconsin, fue titular en los 16 partidos y estuvo en todas las jugadas la ofensiva de los Saints, a pesar de haberse sometido a una operación de la cadera en Utah. Demostró su flexibilidad al ser titular tanto como tackle izquierdo como tackle derecho y demostró versatilidad tanto el juego por tierra como en el juego por aire. Williams, una selección de segunda ronda de la Universidad de Utah, fue titular en 15 partidos como profundo defensivo, terminando con cuatro intercepciones y siete pases defendidos. También fue una de las razones por la mejoría en la defensa de los Saints.

Novato más decepcionante: El ala defensiva Al-Quadin Muhammad. La selección de sexta ronda de la Universidad de Miami cayó en esta categoría porque en realidad no hubo otro que no llegó a su potencial. Se ganó un puesto en el roster gracias a su cuatro capturas en la pretemporada, pero jugó en un total de solo 22 jugadas defensivas en toda la temporada. Los Saints claramente aún sienten que necesita más tiempo para madurar.

Aún el jurado está deliberando: El linebacker Alex Anzalone y el ala defensiva Trey Hendrickson. Podríamos mencionar ya a toda la clase de novatos. Anzalone, una selección de tercera ronda de la Universidad de la Florida, se ganó un puesto titular como linebacker durante el campamento de entrenamiento gracias a su atleticismo en el campo abierto. Pero jugó en solo cuatro partidos antes de sufrir una lesión de su hombro que culminó su temporada, que fue un problema que comenzó durante su tiempo de colegial. Hendrickson, selección de tercera ronda de Florida Atlantic, demostró promesa en su rol de poner presión sobre los quarterbacks. Tuvo dos capturas y obligó un balón suelto antes de perderse los últimos tres partidos de la temporada regular con una lesión del tobillo.

Evaluación de novatos no seleccionados: Los Saints no tuvieron mayores contribuciones de sus novatos no seleccionados en el draft. Pero el esquinero Justin Hardee (quien se unió a los Saints tras haber sido dejado en libertad por los Houston Texans) y el running back Trey Edmunds ambos tuvieron roles significativos en los equipos especiales. El quarterback Taysom Hill (que firmó tras ser dejado en libertad por los Green Bay Packers) terminó con un rol grande en cobertura de equipos especiales porque los Saints querían aprovechar su habilidad atlética.