Una movida de Alex Smith a los Browns haría mucho sentido

El nuevo gerente general, John Dorsey, concede que la NFL es una liga que es guiada por los quarterbacks.

En los pasados años, los Cleveland Browns han guiado la posición contra una pared de ladrillos.

En esta temporada muerta, los Cleveland Browns tendrán la rara oportunidad de trabajar con la posición mirando al corto y largo plazo. Parte de la solución es no darse por vencidos con DeShone Kizer y continuar el trabajo de desarrollarlo. Pero habrá que añadir otras piezas, con otro quarterback joven mediante el draft y con veterano para asegurar que los jóvenes no sean empujados al terreno antes de que estén listos.

Añadir un veterano es de suma importancia. Bill Walsh una vez dijo que si un quarterback juega demasiado temprano, la experiencia puede ser traumatica y arruinarlo. El que Kizer batallara hasta el final la temporada pasada es para su crédito. Pero eso no borra la necesidad de necesitar un veterano.

Eso significa que las estrellas están alineadas para traer a Alex Smith a los Browns.

Smith a estado con los Kansas City Chiefs por las últimas cinco temporadas. Ha ganado 50 partidos, ha sido titular en 76 y nunca ha sido parte de una temporada perdedora. En cinco partidos de playoffs ha lanzado para 1,250 yardas, nueve touchdowns contra dos intercepciones para un rating de pasador de 96.0.

Pero solo ha ganado en la postemporada con Kansas City una vez y nunca ha pasado de la ronda divisional. Smith tiene 33 años y el claro sentir saliendo de Kansas City es que los Chiefs sienten que los ha llevado lo más lejos que puede. La temporada pasada, los Chiefs hicieron un cambio para subir en el draft y adquirir a Patrick Mahomes con la 10ma selección global. Parece que ha llegado el momento.

Lo que deja Dorsey, que fue parte de la decisión de traer a Smith a los Chiefs en el 2013. Si Dorsey está buscando por un quarterback perfecto para entrar y jugar eficientemente para un equipo joven, no tiene que mirar más allá de un jugador que ya conoce bien.

Algunos de los números de Smith son más que impresionantes -- especialmente al limitar los balones perdidos, uno de los puntos fuertes de Hue Jackson. Smith no ha lanzado más de ocho intercepciones en una temporada desde el 2010. Kizer lideró la NFL con 22 esta temporada (seis más que Cam Newton en segundo lugar); Smith ha lanzado 20 en las últimas tres temporadas.

Su porcentage de pases completos ha estado en 60 por ciento o mejor en cada una de las últimas siete temporadas. El 60 por ciento es otra de las marcas de Jackson.

Smith es también el único quarterback en la historia de la NFL en lanzar para más de 3,000 yardas y tener 10 o menos intercepciones en cinco temporadas consecutivas. Esta temporada lanzó para 4,042 yardas, con 26 touchdowns con cinco intercepciones.

Al final de cuentas, sería perfecto para los Browns, en donde podría entrar y ser titular y jugar por el tiempo que quiera, siempre y cuando juegue bien. También sería la voz veterana para los otros quarterbacks jóvenes en el roster.

Es fácil apuntar hacia Smith sencillamente por la asociación que Dorsey ha tenido con él en el pasado. Dorsey quizás tenga otro plan en mente porque adquirir a Smith no sería tan fácil como Dorsey hacer una cuantas llamada, no es cuestión de tocar sus talones y que ocurrirá.

Los Browns tendrán que convencer a Smith de que es el equipo perfecto para él. Tras dos temporadas con registro combinado de 1-31, esa venta no será fácil. En el pasado, varios quarterbacks veteranos han venido a los Browns y han encontrado el reto demasiado grande. Smith quizás abrace el reto de la manera que Dorsey lo ha hecho y quizás la atraiga la presencia de Josh Gordon y las cinco selecciones de las primeras dos rondas del draft.

Aún así sería una venta difícil -- especialmente si su prioridad es un equipo que pueda ganar rápidamente.

Otros equipos están conscientes de lo que Smith trae. Los Arizona Cardinals quizás quieran a nuevo quarterback veterano para ir con el nuevo entrenador tras los retiros de Bruce Arians y Carson Palmer. Los Buffalo Bills quizás los vean como un quarterback que los puede llevar más lejos en los playoffs. El último coordinador ofensivo de Smith, Matt Nagy, es ahora el entrenador en jefe de los Chicago Bears, lo que levanta otra posibilidad. Los New York Jets y Washington Redskins (si pierden a Kirk Cousins) también son equipos que podrían, al menos, ponderar obtener a Smith. Y también siempre hay sorpresas.

En cuanto a Cousins, sería otra opción para los Browns. Pero como agente libre, el podrá escoger en donde jugar, y la situación en Cleveland podría requerir pagar caro para que firme. En tiempos normales, sería una excelente opción, pero como los tiempos en Cleveland son seriamente abnormales, es poco probable que se una a los Browns. Mantengan el ojo en los Denver Broncos firmándolo.

Smith está bajo contrato para el 2018 -- y ganará unos $17 millones en salario y bonos. Cambiarlo le ahorraría a los Chiefs $10.9 millones en espacio bajo el tope salarial. Los Browns tienen tanto espacio bajo su tope salarial que podrían utilizar $55 millones esta temporada muerta y le sobrarían $55 millones.

Quizás no ocurra.

Pero si ocurre, Smith seguramente sería perfecto.