Eagles adoptan rol de víctimas (underdogs) con máscaras de perro

PHILADELPHIA -- Los Eagles recibieron con los brazos abiertos el papel de víctimas.

En verdad que lo disfrutaron.

Y lo disfrutaron tanto, que un par de veteranos, el tackle derecho Lane Johnson y el ala defensivo Chris Long, compraron máscaras de perros, específicamente de pastores alemanes, para actuar como víctimas de cara al duelo en el que los Eagles finalmente vencieron 15-10 a los Atlanta Falcons.

En inglés, se suele calificar al equipo que no es favorito como “underdog”, de ahí la decisión de usar máscaras de perro.

“Chris Long y yo hablamos de que todos nos llamaban ‘underdogs’, así que decidimos comprar las máscaras de perro”, relató Johnson.

Los Falcons, sextos sembrados en la NFC, entraron a la Ronda Divisional como favoritos por tres puntos para vencer a los Eagles en la que fue la primera ocasión en la historia de la NFL que el equipo con la primera siembra de una conferencia no fue designado favorito en las apuestas.

La organización de los Eagles adoptó la idea de que no les daban el respeto que merecían. Incluso, el equipo pegó copias de opiniones de analistas para demostrar cuánta gente estaba del lado de los Falcons.

Los Eagles usaron todo eso como motivación y vencieron a Atlanta para avanzar al Juego de Campeonato de la NFC.

Y usaron las máscaras luego del encuentro.

“¿Cuando se lesionó Carson Wentz? Desde ese momento, nadie nos ha dado oportunidad”, señaló el coach Doug Pederson. “Entiendo que Carson es un gran jugador, pero cada semana, nuestros jugadores escuchan lo mismo. ¿De repente ya no somos lo suficientemente buenos? Tenemos marca de 13-3, la mejor en la NFL, y la ventaja de jugar como local en Playoffs.

“Los jugadores motivaron a sí mismos con base a lo que escucharon el último mes. En realidad no importa qué digan (los medios), nuestro vestidor esta unido”, agregó el estratega.

La pérdida de Wentz, así como el irregular desempeño de su suplente, Nick Foles, contribuyeron a las dudas alrededor de los Eagles al final de la campaña regular.

Ante los Falcons, la ofensiva tuvo sus altibajos y sólo llegó a las diagonales una vez, pero fue respaldada por una sólida defensiva que selló el triunfo en las diagonales en el último embate de Atlanta.

Ciertamente, los Eagles se ganaron algo de respeto al despachar a los Falcons, pero Johnson no planea deshacerse de la máscara, por si acaso.

“Imagino que probablemente tampoco no nos van a poner como favoritos la próxima semana. A estas alturas de la temporada, realmente no importa. Cualquier cosa puede suceder”, sentenció el liniero ofensivo.