Los New York Jets bajaron los precios de abonos de temporada

Los New York Jets bajarán los precios de abono de temporada, con los precios más baratos quedando por debajo de aquellos cuando los Jets se mudaron al MetLife Stadium en el 2010.

El martes, los propietarios de abonos de temporada recibieron los precios para el 2018, que disminuyeron un promedio de 11 por ciento respecto a la pasada temporada.

Los boletos más baratos en la parte alta costarán 45 dólares por partido, mientras que las entradas en la mezzanine costarán 95 por juego.

La mayor noticia para los fanáticos de los Jets con esas entradas de mezzanine, previamente disponibles solamente a través de una licencia de asiento personal de 2,500 a 4,000 dólares, ahora están disponibles sin ese costo adicional.

"Cada año, cuando fijamos nuestros precios, miramos alrededor de la liga, tendencias de la industria, y al mercado secundario de entretenimiento en New York", explicó el presidente de los Jets, Neil Glat, a ESPN. "Hicimos el ajuste porque queremos seguir sumando valor".

Los Jets han tenido dos temporadas consecutivas de 5-11, finalizando su séptima campaña en fila sin viaje a postemporada, su sequía más larga desde una de 11 temporadas de 1970 a 1980.

Con la esperanza de tentar más a los aficionados de los Jets a renovar o adquirir los abonos, el equipo ofrece más "dinero Jets", que puede ser canjeado para comprar artículos en el estadio, y ofrece congelar los precios para la campaña del 2019 si los aficionados acceden a un cargo mensual vía autopago.

Pese a la apariencia de asientos vacíos para la temporada del 2017, los Jets reportaron asistencia en casa de 77,562 por juego en el inmueble de 82,500 asientos. Solamente los Dallas Cowboys (92,721) y Green Bay Packers (78,092) reportaron mayor venta de entradas por juego.