Jeremy Bates se perfila para coordinador ofensivo de los New York Jets

Los New York Jets elegirán a alguien de casa para la vacante en el puesto de coordinador ofensivo, toda vez que se espera que el entrenador en jefe promueva a Jeremy Bates, fuentes de la liga confiaron a Adam Schefter de ESPN.

Bates, quien fue entrenador de mariscales de campo en 2017, reemplazará a John Morton después de una temporada en el cargo.

De confirmarse el movimiento, Bates será el sexto hombre en el puesto en las últimas ocho temporadas y el tercero en cuatro años con Bowles. Heredará una unidad que se ubicó en el puesto 28° de ofensiva total y no cuenta con un mariscal de campo probado bajo contrato.

Josh McCown, de 38 años, fue el jugador ofensivo más consistente, pero es agente libre y está valorando su futuro. Quizá los Jets opten por integrar a Kirk Cousins de los Washington Redskins, quien lució en la NFL bajo las órdenes de Mike Shanahan, uno de los mentores de Bates.

No se tiene mayor conocimiento si Bowles condujo más entrevistas para el puesto, pero ha charlado con Todd Haley, de los Pittsburgh Steelers, de acuerdo con una fuente. El otrora coordinador de la franquicia de Pennsylvania también ha sido vinculado con los Cleveland Browns. John DeFilippo y Brian Callahan, entrenadores de mariscales de campo de los Philadelphia Eagles y los Detroit Lions, respectivamente, también estaban en el radar.

Es probable que Bates continúe al frente de su posición original, pero Bowles podría contratar a alguien más para que lo asista.

Bates, de 41 años, sólo tiene experiencia de un año como coordinador --2010, con los Seattle Seahawks-- año en el que fueron la ofensiva N°28 de la liga y Pete Carroll decidió despedirlo pese a tener tres años más de contrato.

Posteriormente se fue a los Chicago Bears, donde sólo estuvo un año, y decidió hacerse a un lado por cuatro años.

Bates también ha ocupado diversos cargos con los Tampa Bay Buccaneers, Jets y Denver Broncos, donde trabajó de la mano de Shanahan y recibió parte del crédito para ayudar a que Jay Cutler tuviera su única campaña de Pro Bowl.