<
>

¿Hay una maldición para Jugadores Más Valiosos en el Super Bowl?

play
Belichick asegura que no era su intención decir algo negativo de México (0:34)

El Head Coach de Patriots declaró que su visita al Estadio Azteca fue genial, a pesar de el largo viaje. (0:34)

MÉXICO -- Cada año la NFL reconoce lo mejor de la temporada otorgando premios individuales, el más codiciado de todos --sin duda-- es del Jugador Más Valioso.

Sin embargo, desde 1999 no ha habido un jugador que logre ganar el premio al JMV y consagrarse campeón del Super Bowl en el mismo año, de hecho, la cantidad de jugadores que recibieron el premio y perdieron el partido que define al campeón de la NFL esa temporada es, por decir lo menos, escandalosa.

Si bien la historia parecía augurar un largo matrimonio entre Jugadores Más Valiosos y campeones del Super Bowl cuando Bart Starr consiguió la hazaña en 1966, cuando el partido fue conocido como AFL-NFL World Championship Game antes de recibir el nombre de Super Bowl I de manera retroactiva, sólo 10 jugadores en total pudieron seguir sus pasos.

Además de Starr, la lista incluye a Terry Bradshaw, Mark Moseley, Lawrence Taylor, Joe Montana, Emmitt Smith, Steve Young, Brett Favre, Terrell Davis y Kurt Warner.

Existe la creencia que hay una maldición alrededor del premio para los mariscales de campo con 14 de ellos ganando el JMV y perdiendo el Super Bowl el mismo año.

De hecho, los últimos tres pasadores que ganaron el premio al Jugador Más Valioso y llegaron al Super Bowl, perdieron el partido.

En el 2013, Peyton Manning se llevó el galardón y llegó al Super Bowl XLVIII con los Denver Broncos sólo para ser apaleado 43-8 por los Seattle Seahawks; en el 2015 fue el turno de Cam Newton, quien cayó 24-10 en el Super Bowl 50 ante los Broncos de Manning y la temporada pasada Matt Ryan fue superado 34-28 por los New England Patriots en el Super Bowl LI.

La racha comenzó en 1968 con Earl Morrall, de los Baltimore Colts, quien cayó en el Super Bowl III ante los New York Jets. Ken Anderson (Cincinnati Bengals, 1981), Joe Theismann (Washington Redskins, 1983), Dan Marino (Miami Dolphins, 1984), John Elway (Broncos, 1987), Favre (Packers, 1997), Warner (St. Louis Rams, 2001), Tom Brady (New England Patriots, 2007) y Manning (Indianapolis Colts, 2009, y Broncos, 2013), son algunos de los nombres más destacados.

Entre los candidatos al Jugador Más Valioso este año figuran Brady (4,577 yardas y 32 touchdowns); el corredor de los Rams, Todd Gurley (1,305 yardas terrestres y 13 touchdowns, 64 recepciones para 788 yardas y seis anotaciones); el receptor abierto de los Pittsburgh Steelers, Antonio Brown (101 recepciones para 1,533 yardas y nueve touchdowns); y el mariscal de campo lesionado de los Philadelphia Eagles, Carson Wentz (3,296 yardas y 33 touchdowns).

De ellos, Brady, quien buscará el domingo su sexto Trofeo Lombardi frente a los Eagles, es el que llega como amplio favorito y podría tener la última palabra para romper la sequía de triunfos de los Jugadores Más Valiosos en el Super Bowl.

Después de todo, las marcas así como las malas rachas están para romperse.