Al final del día, la defensa de los Patriots abandonó a Tom Brady en el Super Bowl

play
Los Eagles saciaron su sed (1:13)

Carlos Nava comenta los detalles de cómo Philadelphia consigue desarrollar su juego y terminar como los campeones del Super Bowl LII. (1:13)

MINNEAPOLIS -- Los Philadelphia Eagles celebraron su triunfo de Super Bowl como pocos equipos han hecho.

Mucho tuvo que ver que es el primer campeonato de su historia. Más aún, que vencieron a un equipo que abrió las apuestas como favorito por seis puntos; un conjunto con el quarterback más legendario y con aura de invencibilidad.

Pero sobre todo, los Eagles vencieron a unos New England Patriots con una de las peores defensivas que ha llegado al Super Bowl y que al final de la noche se comportó como tal. De hecho, si la defensiva de New England, la 29 peor en yardas permitidas de la NFL hubiera jugado poco mejor, es probable que hoy estarían festejando su sexto campeonato en la era Bill Belichick-Tom Brady.

"Tom merecía algo mejor de nuestra parte", consideró el linebacker Kyle Van Noy. "Jugamos uno de los peores partidos que recuerde. Debimos hacer todo diferente. Fallamos en aspectos demasiados fundamentales. Hay que darles crédito (a los Eagles). Pero jugamos muy mal".

Los Patriots llegaron al juego grande con la segunda peor defensiva en la historia del Super Bowl, como sucedió en el 2011. En ambas ocasiones perdieron.

"Si no puedes detener a tu rival, ni siquiera Tom Brady puede salvarte", agregó Van Noy.

Los Eagles tampoco detuvieron a nadie, pero como señaló el quarterback Nick Foles, pudieron hacer algunas jugadas más que los Patriots a la ofensiva. La ofensiva de los Patriots era la mejor de la NFL comparada con la vigésimo novena defensiva.

Liderados por Foles, los Eagles acumularon 538 yardas en total, anotaron en ocho de las 10 veces que tuvieron el balón rumbo al triunfo por 41-33.

"Nadie podrá quejarse de que Tom no nos puso en posición de ganar", coincidió el esquinero Stephon Gilmore. "Jugó increíble, simplemente nosotros no hicimos el resto del trabajo".

A sus 40 años, Brady sumó 505 yardas y tres anotaciones contra la cuarta mejor defensiva de la temporada regular, con una línea agresiva y una secundaria que fue barrida en el Super Bowl.

"Se trataba sólo de hacer una parada más", dijo el profundo de los Eagles Malcom Jenkins. "No fue el partido más limpio, pero pudimos hacer la jugada necesaria. Aquí simplemente se trataba de ganar el campeonato".

El ala defensiva Brandon Graham capturó y forzó balón suelto de Brady con 2:09 por jugarse para asegurar el triunfo y el título de Philadelphia, cuando todos en el estadio esperaban que el quarterback más exitoso de la historia encabezara otra remontada, como hizo en los cinco campeonato de Super Bowl que tiene en su currículum.

"Fue una jugada espectacular", dijo Brady, minutos después del partido. "Quizá debí moverme más rápido o soltar el pase antes. Muchas cosas te pasan por la cabeza en este momento, aunque ya nada cambian. Hicieron el trabajo suficiente para ganar el partido".

La defensiva de los Patriots fue la 30 en la clasificación contra el pase e hizo lucir el domingo por la noche al quarterbacks suplente de Filadelfia como si fuera Brady. Tampoco ayudó que uno de los mejores esquineros de los Patriots, quien les dio un campeonato hace tres años, fue dejado en la banca por misteriosas razones, que el mundo tardará en enterarse y entender mucho tiempo.

No participó en una sola jugada; ni siquiera pisó el campo aunque sea equipos especiales.

"Es decisión de los entrenadores", dijo Belichick al medio tiempo. "Pensamos que así como estamos jugando tenemos la mejor oportunidad de ganar".

Foles completó 28 de 43 pases para 373 yardas, tres touchdowns y una intercepción. Su ofensiva concretó 10 de 16 intentos en tercera oportunidad, incluyendo cinco de ocho en la primera mitad.

El coordinador defensivo de New England, Matt Patricia, se va del equipo para convertirse en entrenador en jefe, después de que nunca encontró la manera de competir contra los Eagles y su brillante estratega Doug Pederson.

"Los muchachos ejecutaron bien el plan", dijo Pederson sobre su ofensiva. "Se puede pedir poco más. Este equipo es especial y lo mostraron. Trabajaron fuerte y este es el premio.

Para los Patriots, era imposible pensar que podrían sobrevivir sin presión a Foles, combinado con una secundaria que permitió tres pases completos de más de 30 yardas y que al final aceptó 41 puntos. Ni Brady pudo salvarlos esta vez.

Eagles logró en su obra maestra ofensiva 164 yardas por carrera y jugadas de 55, 36, 34, 26, 24, 22 y 21 yardas. Ni por enterados se dieron los Patriots de las jugadas de engaño que pensaba ejecutar Philadelphia, como pase al propio quarterback por parte de un ala cerrada en cuarto down, como intentó hacer antes, de manera fracasada, Brady a envío de Danny Amendola.

"Se llama Philly Special", dijo el entrenador sobre la jugada sorpresa. Y así de especial será recordado este equipo, en el que nadie creyó por diversas razones desde que comenzó la temporada. Ahora creo que ya no seremos los desfavorecidos en buen tiempo", añadió. "Saben que podemos competir".

Philadelphia estará de fiesta por buen tiempo, antes de que deban tomar la decisión sobre Foles, quien portará con orgullo su anillo de campeón y mostrará su trofeo de Jugador Más Valioso del Super Bowl, cuando varios equipos se acerquen a los Eagles para preguntar su valor.

"Ahora mismo, sólo pienso en festejar", afirmó Foles. "Es tiempo para ir a celebrar a Disney".