Los Eagles pidieron a su afición que se acostumbre al éxito

play
Así festejan los Eagles con sus fanáticos (1:29)

Con el técnico y los jugadores de Philadelphia a la cabeza del desfile, los ganadores del Super Bowl celebraron con toda una ciudad enloquecida por el triunfo de sus héroes. Carlos Nava trae todos los detalles. (1:29)

Los Philadelphia Eagles finalmente celebraron el primer título de Super Bowl de su historia.

Este jueves, en el museo de arte de Philadelphia, los Eagles se reunieron con sus aficionados luego de un desfile que recorrió alrededor de 5 millas y que comenzó cerca de su estadio, para festejar el triunfo sobre los New England Patriots, 41-33, en el Super Bowl para ganar su primer Trofeo Lombardi.

El primero en tomar la palabra en cuanto el equipo llegó al museo fue el propietario Jeffrey Lurie, quien sentenció que el éxito de los Eagles apenas comienza.

"Quiero felicitar a los jugadores como el grupo más grande de personas con el que he estado", declaró Lurie, recibiendo una gran ovación. "Este equipo de los Eagles ganó un campeonato mundial porque encarnó lo que puede ser esta ciudad y este gran país cuando hace lo mejor. Philly, ustedes son campeones del Super Bowl y les tengo un mensaje más: apenas estamos comenzando".

El gerente general Howie Roseman no ocultó su emoción y reconoció el apoyo de los aficionados.

"Philly, ¿así es el paraíso", indicó Roseman. "Esta es la mejor ciudad en el mundo, los mejores aficionados del mundo y ahora tenemos un campeonato mundial. Acostúmbrense a eso".

El entrenador en jefe Doug Pederson destacó nuevamente la resiliencia de su equipo, un mensaje que mandó durante la semana previa al Super Bowl LII.

"Estoy muy orgulloso de este grupo, su dedicación, compromiso, este es un grupo resiliente que peleó a través de muchas lesiones, la adversidad, ser desfavorecidos", sentenció Pederson. "Este es un grupo que siempre recordaré por estar unido, por confiar en mí, por confiar los unos en los otros, les trajimos un campeonato mundial y no hemos terminado aún, tenemos más por demostrar, esta es nuestra nueva regla, jugar fútbol americano en febrero.

Por su parte, el Jugador Más Valioso del Super Bowl, Nick Foles, habló sobre el honor que representa jugar para los Eagles.

"Las palabras no pueden describir realmente lo que está pasando hoy", indicó. "Ser parte de los Eagles con estos chicos ha sido un honor, finalmente lo hicimos, campeones del Super Bowl".

El mariscal de campo, candidato a Jugador Más Valioso de la NFL, Carson Wentz, tuvo una gran recepción en el podio.

"Desde el momento que llegué aquí, sabía que este era un lugar especial", expresó Wentz al tiempo que los aficionados gritaban "MVP". "Es un vestidor especial, una organización especial, un entrenador especial y una afición realmente especial, espero que todos puedan acostumbrarse a esto".

Enfundado en un jersey de Harold Carmichael, el ala cerrada Brent Celek indicó que "Hoy celebramos el hecho que Philly tiene un campeonato mundial. A todos los fans allá afuera que nos han apoyado, los amo a todos y cada uno de ustedes".

El tackle izquierdo Jason Peters, quien se perdió la mayor parte de la temporada por una lesión en la rodilla, agradeció a sus compañeros que pelearon por él.

"Quiero agradecer a todos y cada uno de estos chicos por salir y pelear por mí", expresó. "Varios jugadores se lesionaron y estos chicos no se volvieron locos. Ustedes nunca dejaron de apoyarlos, siempre creímos en nosotros y es por eso que somos campeones del Super Bowl".

Peters no fue el único que reconoció el esfuerzo de sus compañeros, también se unieron el receptor abierto Torrey Smith, quien señaló "No estaría parado aquí si no fuera por este grupo", y Alshon Jeffery, quien sentenció "Vinimos aquí porque queríamos ser parte de algo grandioso".

El centro veterano Jason Kelce se robó los reflectores cerca del final cuando recordó que nadie consideraba favorito a los Eagles durante la temporada.

"Quiero hablar de los desfavorecidos, Howie Roseman, hace unos años, cedio el control de esta organización, fue puesto a un lado del edificio, hace dos años, cuando tomaron la decisión, llegó como un hombre diferente, vino con un propósito para hacer posible esto y vi un Howie Roseman distinto, un desfavorecido", inició el centro Travis Kelce. "Cuando Doug fue contratado, fue calificado como la peor contratación por un grupo de analistas de los medios, la temporada baja pasada, le dijeron que era el entrenador menos calificado de la NFL. Vieron a un Doug Pederson decidido, que se la jugó en cuarta oportunidad, que se la jugó en cuarta oportunidad en el Super Bowl con una jugada de truco.

"Y no acaba con él, a Jason Peters le dijeron que era muy viejo. ANtes de lastimarse era el mejor tackle de la NFL. Stefen Wisniewski no era lo suficientemente bueno, Jason Kelce muy pequeño, Lane Johnson ya no lo tenía, Brandon Brooks tenía ansiedad. Carson Wentz no fue a una escuela de División I, Nick Foles no lo tenía. Corey Clement era demasiado lento, LeGarrette Blount lo había perdido, Jay Ajayi no podía mantenerse sano, Torrey Smith no podía atrapar el balón, Nelson Agholor no podía atrapar, Zach Ertz no podía bloquear, Brent Celek demasiado viejo, Brandon Graham fue reclutado muy alto, Vinny Curry no lo tenía, Beau Allen no encajaba en el esquema, Jalen Mills no podía cubrir, Patrick Robinson no podía cubrir, es todo el equipo.

"Toda la organización son un grupo de hombres que lograron algo. Somos un grupo de desfavorecidos y ¿saben qué es un desfavorecido? Es un perro hambriento. Los perros hambrientos corren más rápido. Y eso es este equipo, queríamos más, todos los jugadores, todos los entrenadores, la gerencia. Jeffrey Lurie, todos querían más y eso por eso que estamos hoy aquí arriba, es por eso que somos el primer equipo en la historia de los Eagles en sostener ese trofeo.

"¿Y saben quiénes son los mayores desfavorecidos? Todos ustedes, Philadelphia. Habían estado esperando por esto, ¿quieren hablar de desfavorecidos? ¿Quieren hablar de un perro hambriento? Se habían muerto de hambre por este campeonato. Nadie nos quería, a nadie le gustaba nuestro equipo, a ningún analista le gustaba que este equipo ganara el Super Bowl y a nadie le gustan nuestros aficionados, y ¿saben qué? Saben qué les diré a todos los que dudaban de nosotros, toda esa gente que nos descartaba, y todos los que decían que no podríamos lograrlo, ¡que se j...!".