<
>

Réferis confían que no habrá problemas con la nueva regla de recepción

Walt Coleman no ve la renovada regla de recepciones como un gran cambio para los oficiales de la NFL debido a que el réferi veterano cree que ya han marcado las recepciones con los nuevos criterios.

En todo caso, Coleman imagina que habrá menos revisiones a sus decisiones.

"La mayoría de las decisiones que parecieron crear más controversia, las marcamos de manera correcta y después fueron cambiadas en la repetición", declaró Coleman en la reunión anual de los oficiales en el área de Dallas. "Desde nuestro punto de vista, vamos a seguir marcando las jugadas como hemos hecho".

Los dueños de la liga aprobaron de manera unánime los cambios en abril --más de tres años después de la polémica recepción de Dez Bryant que no fue en la derrota de playoffs de los Dallas Cowboys ante los Green Bay Packers, y apenas unos meses después que Jesse James de los Pittsburgh Steelers tuvo un touchdown anulado en la derrota frente a los New England Patriots que perjudicó las esperanzas de los Steelers de terminar como el primer sembrado de la AFC.

Esencialmente, la nueva regla elimina el suelo como factor en las recepciones al tiempo que establece tres criterios principales: tener control del balón; tener dos pies abajo u otra parte del cuerpo; y hacer un movimiento de fútbol americano, como dar un tercer paso o estirar el balón.

En las jugadas que involucraron a Bryant y James, el balón se movió ligeramente luego de golpear el suelo mientras se estiraban hacia al frente, a pesar que nunca perdieron el control. Ambas fueron marcadas como recepción y anuladas en la revisión.

"No creo que sea problema", indicó el vicepresidente de oficiales de la NFL, Al Riveron. "Creo que llegamos a un punto en el que los aficionados, la oficina, los entrenadores, jugadores, querían ver más jugadas emocionantes. ¿Cómo hacemos esta jugada en particular una recepción? ¿Cómo tomamos la jugada de Dez Bryant y la hacemos recepción?".

Riveron dijo que el comité de competencia consultó con entrenadores, ex jugadores, oficiales y supervisores, entre otros, para hacer el cambio en la regla que se aprobó.

El comité citó las recepciones anuladas de James y el también ala cerrada Zach Miller de los Chicago Bears la temporada pasada entre otra docena de jugadas que revisaron "docenas de veces", de acuerdo al presidente del comité Rick McKay, presidente de los Atlanta Falcons.

Ron Torbert, quien llega a su quinta temporada como réferi y novena como oficial de juego, no cree que la nueva regla sea una simplicidad.

"Tuvimos una buena idea de qué era y cómo marcarlo", sentenció Torbert. "Sin duda entendemos que la manera en que fue escrita, jugadas que la gente quería que fueran recepción no eran recepción bajo la vieja regla. Lo entendemos".

Y si bien los oficiales no quieren compartir opiniones ni nada relacionado a su papel, pueden ver dónde están los aficionados con la regla de recepciones.

"Creo que a los aficionados les gustará más porque tenemos algunos de los mejores atletas del mundo que pueden hacer cosas que nadie más puede", expresó Torbert. "Poder ver que se recompensan con una recepción cuando con la vieja regla no podía haber sido recepción, creo que desde esa perspectiva los aficionados disfrutarán más el juego".

Coleman, que se prepara para su temporada N° 30 en la NFL, estaba en su tercer año como réferi cuando anuló la conocida "tuck rule" durante los playoffs del 2001. Cambió lo que se marcó como un balón suelto del mariscal de campo de los Patriots, Tom Brady, a pase incompleto, dando como resultado que se pateara un gol de campo de la victoria que mandó a los Patriots a su primero de cinco títulos del Super Bowl.

Si bien no tomó la decisión en la recepción de Bryant que fue anulada (lo hizo el recientemente retirado Gene Steratore), Coleman vio similitudes en cómo la reacción a dos decisiones perduraron por años. Y también escuchó a los aficionados sobre la regla de las recepciones.

"La gente simplemente no entendía que tenía que sostener el balón mientras caía al suelo", explicó Coleman. "Cuando atrapas el balón y te estiras, todos piensan que esa debe ser una recepción. Por la manera en que estaba escrita la regla, no lo era".

Y ahora por la manera en que está escrita la regla, lo es.