¿Por qué los cazamariscales hacen la vida más fácil en el draft?

El draft de la NFL puede ser implacable, irritante, definir una carrera o destruirla. Para los cazatalentos y gerentes generales, hay mucho en juego para hacer bien las cosas.

Y hay muy pocas cosas seguras.

Así que cuando surge la oportunidad o la necesidad de reclutar un cazamariscales, te puedes encontrar con un suspiro de alivio.

"Si capturas al mariscal de campo en la universidad, vas a conseguir capturas en la National Football League", declaró el apoyador externo de los Denver Broncos, Von Miller, quien tiene 98 capturas de temporada regular en sus ocho temporadas en la NFL, seis campañas con al menos 11 capturas y un premio al Jugador Más Valioso del Super Bowl. "Eso no significa que no debes trabajar en tu juego, encontrar algunos movimientos y estudiar, pero creo que los chicos de las capturas en la universidad por lo general son chicos de capturas a nivel profesional si se ponen a trabajar".

La tabla del draft de este año está llena de cazamariscales codiciados, incluyendo a Nick Bosa de los Ohio State Buckeyes, el jugador mejor calificado en la mayoría de los ensayos.

"Tienes mariscales de campo que pueden estar un poco más en la bolsa de protección... [tienes] tackles más grandes y más atléticos, enfrentas a jugadores tremendos cada semana", expresó Bosa. "No es una sorpresa cuando enfrentas a alguien que tiene una gran variedad de movimientos y cosas así. Pero creo que puedo hacerlo, creo que estoy listo para hacerlo".

El grupo de linieros defensivos de este año también es uno de los más profundos en una década.

Después de Bosa está la sensación del Combinado de Talento, Montez Sweat, de los Mississippi State Bulldogs, y el apoyador de los Kentucky Wildcats, Josh Allen. También hay alas defensivas cazamariscales como Brian Burns de los Florida State Seminoles, Clelin Ferrell de los Clemson Tigers y Jachai Polite de los Florida Gators, y tackles peligrosos como Rashan Gary de los Michigan Wolverines y Ed Oliver de los Houston Cougars.

Para cuando se hayan realizado 40 selecciones, todos esos jugadores podrían estar fuera de la pizarra.

"Es sencillo", indicó el coordinador defensivo de los Arizona Cardinals, Vance Joseph, a principios de esta temporada baja. "Es una liga de pases. Debes tener el mariscal de campo con el que puedes ganar y los chicos que afectan al mariscal de campo. Si un chico tiene la estructura correcta en cómo trabaja, esas habilidades de cazamariscales pueden traducirse rápidamente".

El ex entrenador en jefe de los Broncos y Washington Redskins, Mike Shanahan, necesitaba un cazamariscales en el draft del 2006. El mejor jugador disponible cuando llegó la selección de cuarta ronda de Denver fue Elvis Dumervil de 5 pies con 11 pulgadas y tres octavos de estatura, quien no era realmente apoyador, pero era demasiado pequeño para ser ala defensiva. Sin embargo, Dumervil tuvo dos temporadas de 30 capturas en la preparatoria y una campaña de 20 capturas en su último año con los Louisville Cardinals. Los Broncos creían que esos números tenían mayor peso que las preocupaciones sobre su tamaño.

"Nuestro razonamiento fue, si puedes capturar al mariscal de campo, puedes capturar al mariscal de campo", sentenció Shanahan. "Ciertamente teníamos otras cosas además de su estatura que nos gustaban. Tenía un gran alcance, un alcance de un chico mucho más alto. Nos gustaba su enfoque, pero al final sólo podías ver que sabía cómo llegar al mariscal de campo y pensamos que trabajaría más duro para ser mejor en eso con lo que ya tenía".

Dumervil terminó su carrera con 105.5 capturas --incluso con una temporada perdida por un desgarre pectoral-- y lideró la liga en capturas en el 2009 con 17.

DeMarcus Ware salió de la universidad con habilidades de cazamariscales en un programa más pequeño con los Troy Trojans, acumuló 138.5 capturas y fue seleccionado a nueve Pro Bowls.

Miller y Ware ven razones específicas para una transición rápida de la universidad a la NFL. Las habilidades y características básicas son las mismas y la simple necesidad de presionar al pasador hace que estos jugadores entren al campo.

"No creo que esté garantizado, pero las habilidades se mueven contigo rápidamente", expresó Ware. "Von lo demostró. Tenía esas habilidades de inmediato, las manos, la rapidez, jugaba con palanca. Simplemente hizo esas cosas y tal vez ni siquiera lo pensó realmente. Su curva de aprendizaje fue la cobertura de pase, cosas así. Pero llegar al pasador, lo hizo desde el primer día. Es ser un atleta, es instinto".

También se trata de hacer impacto inmediato.

"[Dumervil y Ware] me mostraron qué hacer con mis habilidades, ya saben, cómo aplicarlas", sentenció Miller, quien fue reclutado en la primera ronda del draft y tuvo 11.5 capturas en su temporada de novato. "Y ambos me dijeron, 'Puedes conseguir capturas de inmediato en esta liga. Las conseguiste antes, puedes conseguirlas ahora'".

Es por eso que los evaluadores miran la pizarra del draft de este año y ven la oportunidad de estar en lo correcto, obtener el valor de la selección con un jugador de impacto que cubra una de las mayores necesidades para cualquier equipo en la NFL orientada al pase de hoy.

"Lo que diría acerca de la línea defensiva en general es que en los últimos 10 años es el mejor grupo de línea defensiva que he visto, tanto externos como internos", indicó el gerente general de los Oakland Raiders, Mike Mayock. "Creo que cuando comienzas a hablar sobre la primera selección del draft, creo que va a ser dominado por los linieros defensivos".

Mientras los evaluadores ven la necesidad de que Burns sume más fortaleza para luchar contra tackles más inteligentes y poderosos en la NFL, o la necesidad que Sweat sea más consistente --tuvo cuatro partidos sin capturas la temporada pasada-- o que Bosa haya superado la lesión que finalizó su última temporada en Ohio State, los cazamariscales saben que son necesarios y creen que pueden contribuir.

"Este es un grupo de línea defensivos muy profundo y talentoso", refirió Sweat. "Creo que me separaría con mi esfuerzo y mi juego. Perseguir al mariscal de campo es lo que hago mejor. Y los equipos quieren gente que vaya tras el mariscal de campo".