Travis Frederick deja atrás dudas y espera retomar nivel con Cowboys

play
Fortalezas y debilidades de Kyler Murray (1:55)

El mariscal de Oklahoma podría ser la primera selección global de este año (1:55)

DALLAS -- Travis Frederick confía en regresar al campo de juego la próxima temporada como centro titular de los Cowboys, luego de perder la campaña de 2018 por enfermedad.

Frederick participa ya en el programa de acondicionamiento físico con la mayoría de sus compañeros y asegura estar casi al 100 por ciento, aunque reconoce que cuando comiencen las Actividades Organizadas por el Equipo (OTA, por sus siglas en inglés) y los minicampamentos, estará limitado.

“He estado trabajando con el equipo. Hemos aflojado por momentos para asegurarnos de que todo esté bien y estable antes de que vayamos más fuerte, pero, hasta ahora, en el campo estoy haciendo casi todo”, aseguró Frederick en entrevista con la estación de radio 105.3 FM The Fan en Dallas.

Antes de comenzar la temporada pasada, Frederick fue diagnosticado con el Síndrome Guillain-Barre, que ataca el sistema nervioso e inmunológico. Perdió todo el 2018 y muchos, incluido él mismo, pensaron que jamás volvería a equiparse para un partido de futbol americano.

Sin embargo, el tratamiento y dedicación de Frederick lo han puesto cerca de volver, al punto, que aprovechó para operarse el hombro derecho y una hernia con la esperanza de volver a jugar y recuperar, incluso, su nivel como uno de los mejores en su posición en la NFL.

“Vamos a ir tranquilos en los OTAs, pero por el hombro, no quiero volverme a lesionar algo mientras apenas regreso de la cirugía, pero, en cuanto a los entrenamientos de campo y todo lo demás, estoy bien”, afirmó Frederick en la entrevista.

“Me siento muy bien en la mayoría de las cosas que estoy haciendo. No sabré en términos de futbol americano hasta que salga equipado y tenga mis primeras repeticiones. Ahí veremos en realidad cómo ando”, agregó.

Frederick reconoció que, en varias ocasiones, temió que no volvería a jugar futbol americano, pero señaló que la recuperación le ha inyectado confianza para dejar atrás esa idea.

“Ahora me siento confiado en mi habilidad para hacerlo, pero, en realidad, no sabremos hasta que salga a hacerlo otra vez. Me siento muy bien en todo lo que estoy haciendo ahora mismo, sobre todo en el proceso de mi curación. Todo va conforme al programa o adelantado, incluso, así que me siento bien. Estoy muy motivado en que estaré en el campo de regreso”, afirmó el veterano de 28 años.

Durante la temporada pasada, Frederick ayudó a los entrenadores de línea ofensiva, en especial, cuando Marc Colombo tomó la responsabilidad como el encargado principal del grupo a media temporada.