<
>

Valverde volvió a mandar a la banca a Messi

play
Messi responde, de la mejor manera, a la decisión de Valverde (1:16)

El argentino no fue titular, por segunda jornada consecutiva, en la fase de grupos de la UEFA Champions League. (1:16)

BARCELONA -- Lionel Messi respondió a la suplencia con que le obsequió Luis Enrique en San Sebastián el 3 de enero de 2015 con una tormenta que hizo temblar a todo el Barcelona. El argentino llegó a insinuar al presidente Josep Maria Bartomeu que no aceptaba la continuidad del entrenador y solo el rebaje de éste evitó que la crisis explotase a todos los niveles.

Nunca más Luis Enrique apartó a Messi del escenario sin su consentimiento. Cuatro partidos en dos temporadas, por salir de molestias o lesiones, fueron las únicas ocasiones en que Leo entró con el partido en marcha y en la primera de todas ellas, una derrota en el Camp Nou ante el Alavés, hubo sus más y sus menos alrededor del vestuario...

El cambio de entrenador ha variado muchas cosas en el Barça y una de ellas, a la vista está, ha sido la relación entre Ernesto Valverde y sus jugadores. Jordi Alba no ha disimulado a la hora de proclamar que se siente muy feliz con el nuevo inquilino del banquillo, Sergio Busquets ha admitido que el equipo ha recuperado automatismos del pasado y Messi... Ha sido suplente en dos partidos sin que ello provoque no ya una tormenta, sino tan solo un amago de crítica.

Messi se sentó en el banquillo del Juventus Stadium y volvió a hacerlo en el del Camp Nou este martes en el duelo frente al Sporting CP de Portugal. Y si se recibió con sorpresa y hasta temor el primero, este segundo ya no recibió ninguna notificación especial. En Turín se espero a ver su sonrisa en el banquillo para calmar los ánimos y en el Camp Nou, en esta despedida de la fase de grupos, ni eso hizo falta.

El entendimiento personal entre Ernesto Valverde y Leo Messi se adivina tan cierto como interesante sería conocer cómo se ganó el entrenador el favor de un futbolista como la Pulga, que respira ambición y competitividad y del que un día dijo Pep Guardiola que su mejor descanso "es jugar".

Los años pasan y las situaciones cambian. En Messi no lo parece más allá de que su trascendencia se entiende cada vez mayor en el barcelonismo... Pero, también, en que comprende que la dureza del calendario invita a aceptar de buena gana estos gestos del entrenador.

La relación entre ambos, sin embargo, alcanza cotas inimaginables. En el Juventus Stadium Messi comenzó a calentar al inicio de la segunda mitad y entró en el minuto 56 por Gerard Deulofeu; este martes, frente al Sporting de Portugal, comenzó a calentar al comienzo del segundo tiempo y entró en el minuto 60 por Aleix Vidal. Lo habría hecho antes de pararse el juego...

Leo Messi despidió con un abrazo a Luis Enrique... Pero ha recibido con uno de mucha más estimación a Valverde.