El Barcelona se reencuentra con el Manchester United, al que le ganó dos finales

BARCELONA -- Clasificado con una remontada épica en el Parque de los Príncipes, el Manchester United se enfrentará al Barcelona en los cuartos de final de una Champions que se sorteó este viernes en Nyon y que también dio a conocer los posibles cruces de semifinales, que enfrentará al vencedor de esta eliminatoria con el que pase del duelo entre Liverpool y Porto.

Relanzado desde la llegada de Solskjaer al banquillo en sustitución de Mourinho, el Manchester United no es un rival desconocido para el Barça, que le derrotó en las finales de 2009 y 2011, habiéndose enfrentado en un total de 11 partidos desde los cuartos de final de la Recopa de la temporada 1983-84 que ganaron los Diablos Rojos.

Con la seguridad de De Gea bajo los palos, el liderazgo recuperado de Pogba en el centro del campo y la mezcla de potencia y electricidad que en ataque le facilitan Lukaku, Rashford o Lingard, el United no era un rival al que se le hiciera ascos en el Camp Nou, donde por encima de todo se quería evitar cruzarse con la Juventus de Cristiano Ronaldo y el Manchester City de Pep Guardiola... con quienes solamente podría encontrarse en una teórica final.

Más poderoso físicamente que tácticamente, la llegada de Solskjaer ha devuelto al United el sabor añejo de Alex Ferguson, entregado el equipo a una intensidad sin descanso que le ha llevado a perder solo dos de los últimos 18 partidos y presentándose como un contendiente de difícil calificación en su regreso a los cuartos de final por primera vez desde que en 2014 le eliminase el Bayern Múnich.

HISTORIA
Once partidos han disputado a lo largo de la historia Barça y ManUtd. Tres finales, dos eliminatorias y dos fases de grupos en Champions desde la primera ocasión, en la Recopa de la temporada 1983-84, y hasta la final de 2011.

Ganador el equipo inglés en aquella primera oportunidad, volvió a hacerlo en la final de la misma Recopa de 1991, para reencontrarse en la fase de grupos de la Champions dos veces, en las temporadas 1994-95 y 1998-99. En la primera de ellas se vivió un legendario 4-0 en el Camp Nou y en la segunda sendos empates (3-3) que acabaron con el Barça eliminado y el United conquistando el título en el Camp Nou, frente al Bayern y en la final más histérica que se recuerda.

No volvieron a verse hasta las semifinales de la temporada 2007-08, que se saldaron con clasificación de los Diablos Rojos tras igualar sin goles en el Camp Nou y vencer en Old Trafford por 1-0. Y desde ahí... la gloria de Guardiola.

Primero en Roma y después en Wembley, en 2009 y 2011 ganando por 2-0 y por 3-1 el Barça las dos últimas finales a las que accedió el Manchester United, cuyo entonces crack Paul Scholes se despidió admitiendo que habían perdido “contra el mejor equipo que ha existido”.

Sigue estando Messi y ese es el principal inconveniente para el equipo inglés, agarrado a la mística de Old Trafford, donde se abrirá la eliminatoria, para buscar lo que, sin duda, sería una sorpresa.