<
>

Coreano Son descarta estar cansado tras volar casi 50 mil millas y jugar 8 partidos en 26 días

play
¡Heung-Min Son tiró el caño del 2018! (0:33)

El delantero del Tottenham le pintó la cara a Valdés. (0:33)

Son Heung-Min restó importancia a las preocupaciones ante su regreso con el Tottenham Hotspur para jugar ante el Liverpool el sábado después de su agitada agenda de partidos.

El delantero de Corea del Sur habrá registrado casi 50,000 millas aéreas desde el final de la temporada pasada cuando regrese al Tottenham esta semana. Durante ese tiempo jugó para los Spurs en pretemporada en Estados Unidos y en la Premier League, mientras que también representó a su país en dos torneos diferentes y una serie de amistosos.

"Creo que este verano ha sido como cualquier otro verano, excepto que tuve que viajar un poco más", dijo Son a los periodistas luego de un empate 0-0 con Chile el martes por la noche. "Siempre tiendo a jugar mucho [en los veranos]. Y no soy el único que juega muchos minutos. La fatiga es una excusa".

Los preparativos de Son para el Mundial de Rusia 2018 lo vieron jugar dos amistosos en casa y otros dos en un campo de entrenamiento en Austria, y terminaron con él corriendo a toda velocidad en la cancha de Kazan para anotar un gol en el minuto 96 contra Alemania que le dio al equipo asiático un memorable triunfo por 2- 0 en su último partido de grupo.

Después de un breve descanso, Son viajó de Corea a California vía Londres para unirse a la gira de pretemporada de Tottenham por Estados Unidos. Su aparición ante el Newcastle ayudó a sellar una victoria para los Spurs en su primer partido de la Premier League de la nueva temporada, antes de que el delantero de 26 años iniciará la travesía a Indonesia para los Juegos Asiáticos.

En la humedad del sudeste asiático, Son jugó 524 minutos en seis partidos en solo 16 días, todo bajo la presión de ser capitán y ser el encargado de llevar al equipo juvenil al oro en los Juegos Asiáticos y ganar la exención militar, lo cual hicieron con un 2-1 para vencer a Japón en la final el 1 de septiembre.

Con el descanso internacional en la puerta, Son regresó a Seúl para dos amistosos más, terminando una carrera de ocho partidos en 26 días, antes de regresar a Londres para reunirse con los Spurs.

A pesar de todo eso, Son insistió en que nunca consideró tomarse las cosas con calma frente a Chile el martes.

"Cuando juego para mi país, no hay un partido que pueda tomar a la ligera", dijo. "Soy un atleta profesional. Especialmente con la gran multitud que tuvimos esta noche, no hay manera de que pueda pensar en tomarlo con calma. A veces puedo jugar mal, pero siempre intentaré hacer mi mejor esfuerzo".

Ahora su enfoque son los Spurs, que jugarán cinco partidos más antes de fin de mes, comenzando con el Liverpool en Wembley este fin de semana y luego el choque de la Liga de Campeones del martes ante el Inter de Milán.

"Esto es solo el comienzo", dijo Son. "Extraño a mi equipo. Me alegra volver a jugar en la Premier League y la Champions League. Durante el verano, creo que aprendí mucho sobre el futbol".