Derby alega que la policía detuvo a un espía de Leeds en sus instalaciones

Derby County alega que un hombre que fue detenido por la policía en la valla perimetral de las instalaciones de práctica del equipo el jueves es un empleado de Leeds United, sus próximos rivales.

Leeds, líder en el campeonato, recibirá a Derby, que está en sexto lugar, el viernes (en vivo por ESPN+, 2:40 pm ET), pero las noticias de los preparativos de este encuentro se han centrado en los reportes que sugieren que una persona fue arrestada por cortar la cerca para espiar la última sesión de entrenamientos del equipo de Frank Lampard antes del partido.

La policía de Derbyshire emitió un comunicado en el que niega estos informes, pero sí confirmó el hecho de que un hombre fue encontrado en la cerca perimetral de Moor Farm.

Sin embargo, Derby emitió un comunicado a raíz de eso en el que insistió que se les violó la privacidad y que ha sido un miembro del staff de Marcelo Bielsa.

La declaración del club dice lo siguiente: "Han confirmado a Derby County que el individuo involucrado es un empleado del staff de Leeds United Football Club.

"El club está hablando con los funcionarios de Leeds United, club en relación con este incidente".

Leeds, que terminó en el descenso en 2004, arrancará el partido con dos puntos de ventaja delante de Norwich, sentado en la cima de la tabla. Derby estaba en sexto lugar, ocho puntos detrás de Leeds, camino a Elland Road.

El mes pasado, el club alemán Werder Bremen reconoció haber enviado un drone por encima de las instalaciones de Hoffenheim antes del partido de la Bundesliga entre ambos escuadrones.

El verano pasado, Suecia confirmó que un miembro de su staff de entrenadores intento presenciar una sesión de entrenamiento cerrada de Corea del Sur y le pidieron que se retirara, lo que ocasionó una disputa entre ambos equipos por espiar de cara a su enfrentamiento en la fase de grupos en el Mundial de 2018. El entrenador de Corea del Sur, Shin Tae-yong, desestimó el incidente y dijo que mezcló las camisetas para confundir al intruso.